Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Tratamiento para el acné

Antes que nada comenzamos  este artículo definiendo ¿Qué es el acné? es un proceso inflamatorio que afecta a las glándulas pilo-sebáceas y los folículos pilosos, es uno de los trastornos más comunes y odiados de la pubertad.

Además de constituir una patología, el acné es un problema estético nada despreciable: de hecho, los granos estropean la armonía de expresión del rostro, afectando también negativamente las relaciones sociales.

El acné se manifiesta bajo diferentes formas, pápulas, pústulas, comedones, quistes y fístulas son solo algunas de las lesiones de acné más frecuentes. Los llamados granos, que crecen especialmente en la cara, el cuello, el pecho y la espalda, pueden tener una etiología multifactorial, lo que significa que la causa del acné puede ser genética, hormonal (ciclo menstrual, adolescencia, embarazo, síndrome de ovarios poliquísticos), bacterianas o psicológicas (estrés ,ansiedades, tensiones, depresión). 

Un brote de acné también puede verse favorecido por otros factores predisponentes, como exposición al sol, reacción cutánea a algunos cosméticos de mala calidad, anticonceptivos hormonales (píldora de estrógeno-progestágeno, parche anticonceptivo, etc.) y cambios climáticos. 

¿Cuál es el tratamiento para el acne más efectivo?

Acne
Acne

Si bien no hay un tratamiento determinado, ya que cada tipo de acné se debe a una patología en particular, en rasgos generales es importante seguir una dieta sana y equilibrada parece ser un excelente remedio tanto para prevenir el acné como para aliviar sus síntomas.

  • Reducir la ingesta de alimentos con alto índice glucémico.
  • Beber al menos dos litros de agua al día.
  • Si es necesario, cambiar los cosméticos de maquillaje una base o un polvo demasiado agresivo pueden irritar la piel del rostro y favorecer la aparición de acné.
  • Limpiar suavemente la piel antes de acostarse por la noche usando un jabón delicado.
  • Cuidado con las pastillas de estrógeno-progestina: algunos tipos de anticonceptivos hormonales pueden favorecer o agravar el acné. En estos casos, es recomendable hablar siempre con su médico, quien le recetará otro método anticonceptivo si es necesario.

Medicamentos para el tratamiento del acné

Si es necesario, tomar medicamentos para el acné de moderados a graves. Siempre consulte a tu médico antes de seguir la terapia con medicamentos.

Leer atentamente el prospecto de los medicamentos contra el acné, especialmente los que contienen retinoides. Se recomienda hablar con su médico de antemano.

Prestar especial atención a los efectos secundarios de los medicamentos retinoides. No administrarlos durante el embarazo: estos fármacos son potentes teratógenos (sustancias que pueden provocar graves malformaciones en el feto). Además, se recomienda evitar la aplicación de retinoides incluso si estás intentando concebir, ya que el efecto teratogénico del fármaco puede persistir durante mucho tiempo incluso después de la interrupción del tratamiento.

Otros recursos cosméticos

Reducir las impurezas de la piel prefiriendo cosméticos antiinflamatorios, astringentes, antisépticos (desinfectantes) y desintoxicantes.

Si es necesario, tomar probióticos para regular la función intestinal.

Si el acné está relacionado con trastornos hepáticos, es necesario desintoxicar el hígado.

Exfoliar la piel con exfoliantes o peelings químicos específicos. Para ello son especialmente adecuados los siguientes: exfoliantes “físicos”, como polvos ultra finos obtenidos triturando las semillas de algunas frutas, alumbre de roca o caolín exfoliantes químicos ( alfa y beta hidroxiácidos , retinoides, polihidroxiácidos)

¿Qué no hacer?

  • Aplicar cremas irritantes o demasiado agresivas en pieles sensibles o propensas al acné.
  • Aplicar cremas o ungüentos de base grasa en la piel propensa al acné: comportamientos similares podrían favorecer la formación de espinillas o puntos negros antiestéticos.
  • Granos reventados: a pesar de ser extremadamente tentador, este hábito puede agravar el trastorno al propagar la infección a lugares cercanos.
  • Frotar o rascar continuamente la zona afectada por el acné
  • Utilizar productos faciales que contengan sustancias como lanolina, miristato de isopropilo, lauril sulfato de sodio y laureth-4. Estos ingredientes cosméticos pueden irritar la piel, predisponiendo la piel al acné.
  • Exceso con maquillaje: Las mujeres con predisposición al acné deben prestar especial atención y cuidado al maquillaje facial , procurando utilizar la menor cantidad de producto posible. En ocasiones se recomienda adoptar un look de “agua y jabón”, un excelente remedio para el acné
  • Tocar y frotar continuamente la piel del rostro (especialmente si las manos están sucias): este comportamiento aumenta exponencialmente el riesgo de acné
  • Exposición al sol durante una terapia con medicamentos contra el acné: algunos medicamentos específicos de aplicación tópica para combatir el acné (en particular, los retinoides) pueden causar reacciones cutáneas adversas después de la exposición al sol.
  • Aplicar medicamentos que contienen retinoides en los ojos , las membranas mucosas , los labios , las fosas nasales u otras áreas delicadas.
  • Mezcle varios productos para el acné: algunas personas están convencidas de que el uso de varios productos juntos puede mejorar el efecto terapéutico general. De hecho, esta actitud es completamente incorrecta.
  • Aplicar cremas grasas en el rostro en presencia de acné.
Acne
Acne

¿Qué comer para tener bajo control al acné?

Prefiera alimentos vegetales como frutas y verduras, ya que son ricos en antioxidantes (vitamina C y E).

Tomar una cantidad adecuada (y modesta) de carbohidratos refinados: no exceder las dosis.

Seguir una dieta equilibrada en términos de vitaminas , minerales , carbohidratos complejos, fibras , proteínas y grasas es un remedio importante para prevenir el acné o aliviar sus síntomas.

Si es necesario, complementar la dieta con un suplemento de vitaminas antioxidantes (vitaminas A,C,E y ácido pantoténico), fibra y zinc.

Cuando el acné es causado por una alergia alimentaria, el único remedio concebible es eliminar ese alimento de la dieta.

Tomar bacterias vivas del ácido láctico a veces es un buen remedio para combatir el acné desde el interior, de hecho, la administración de probióticos puede equilibrar la flora intestinal.

¿Qué alimentos evitar?

Evitar el consumo de alimentos de difícil digestión, como salsas, patatas fritas y alimentos ricos en grasas: muchas personas, de hecho, después de tomar estos alimentos ven aparecer granitos, sobre todo en la piel del rostro y espalda.

Alimentos con un índice glucémico alto (probablemente los peores enemigos del acné vulgar): moderar la ingesta de estos alimentos puede, de alguna manera, prevenir la formación de granos.

Bebidas azucaradas, yogur muy dulce, jugos de frutas súper dulces y pan blanco: el uso excesivo de estos alimentos puede promover el acné

Sal alimentos y salados (límite de consumo)

Prevención del acné

  • Evitar tocarse la cara con las manos sucias tanto como sea posible
  • Lavar siempre bien las manos para reducir el riesgo de infección.
  • Realizar una limpieza a fondo del rostro diariamente, dos veces al día, es un remedio eficaz para prevenir el acné en sujetos predispuestos. En tales circunstancias, también es recomendable someterse ocasionalmente a una limpieza facial profesional por parte de la esteticista.
  • Llevar toallitas desinfectantes o formulaciones líquidas específicas (por ejemplo, amuchina).
  • Aliviar el estrés: las ansiedades y tensiones diarias pueden agravar o incluso predisponer el acné. Por este motivo, un buen remedio para combatir el acné es practicar deporte con regularidad y / o realizar cursos de yoga o pilates .
  • Evitar, en la medida de lo posible, que el cabello entre en contacto con el rostro afectado por el acné.

Tratamentos médicos para controlar el acné

Acne
Acne

Siempre bajo control médico:

Remedios homeopáticos para el acné: Sulphur Iodatum, Calcium Bromatum, Natrum Muriaticum

Los tratamiento con exfoliantes químicos, capaces de combatir el acné promoviendo una acción queratolítica (debilitan las uniones intracelulares que unen los queratinocitos del estrato córneo): Alfa-hidroxiácidos: ácido láctico, ácido mandélico, ácido glicólico, ácido tartárico, Beta-hidroxiácidos: ácido salicílico.

Retinoides: ácido retinoico y tretinoína.

Ácidos polihidroxi: Ácido lactobiónico y gluconolactona.

Terapia con láser: Es un remedio extremo para reparar las cicatrices dejadas por el acné.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *