Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Mes Nacional de la Higiene Dental: ¡Enjuague! – Enjuague su boca

18 de octubre de 2017

El «enjuague» es uno de los 4 hábitos diarios recomendados para una óptima salud bucal. Dado que octubre es el Mes Nacional de la Higiene Dental, repasaremos todos los hábitos, cómo hacerlos bien y consejos para hacerlos más efectivos. Hoy nos enfocaremos en la importancia de enjuagarse la boca como parte del cuidado bucal diario: ¡cepillarse, usar hilo dental, enjuagar y masticar!

¿Qué significa enjuagar?

Agregar un enjuague bucal a su rutina diaria de cuidado bucal le brindará protección adicional contra la enfermedad de las encías. Sus dientes se cuidan cepillándose y usando hilo dental y, sin embargo, solo forman la mitad de su boca. Los tejidos blandos de la lengua y la boca también pueden atrapar bacterias, y el enjuague con un enjuague bucal aprobado por la ADA ayudará a eliminarlas.

¿Qué tipo de acondicionador es mejor?

La Asociación Dental Americana recomienda el uso de enjuagues bucales sin alcohol para enjuagar la boca a partir de los seis años. ¿Por qué seis años? Porque los niños menores de seis años tienen más probabilidades de tragarse el enjuague bucal.

En general, existen dos tipos de enjuagues bucales: cosméticos y terapéuticos. Los enjuagues bucales cosméticos ofrecen un beneficio temporal para reducir el mal aliento. Sin embargo, los enjuagues bucales terapéuticos ofrecen muchos más beneficios y se recomiendan como parte de su rutina de cuidado de la salud bucal. Estos enjuagues bucales:

  • Matar bacterias
  • Reducir la placa (bacterias en la superficie del diente, incluso entre los dientes)
  • Refresca tu aliento
  • Reducir el riesgo de huecos
  • Puede contener flúor para reducir la caries dental.
  • Reducir la gingivitis (enfermedad temprana de las encías)
  • Crecimiento lento del sarro
  • A veces se requiere receta

Cuando elija un producto de venta libre para enjuagarse la boca, asegúrese de que tenga el sello de aprobación de la Asociación Dental Americana, que confirma que el producto está probado, es seguro y eficaz para la salud bucal.

Mal aliento y enjuagues bucales. ¿Previene el mal aliento si te enjuagas la boca? Eso puede ayudar. Por supuesto, una buena higiene bucal es clave, pero existen otras causas y soluciones para el mal aliento.

Bacterias Las bacterias viven de forma natural en la boca. Usar un enjuague bucal aprobado por la ADA matará estas bacterias y refrescará su aliento. Cepillarse los dientes como parte de su rutina normal también puede eliminar las bacterias.

Inflamación de las encías. La enfermedad periodontal, o enfermedad de las encías, es la acumulación de bacterias en la boca que no se pueden tratar solo con su rutina diaria típica de cuidado bucal. Visitar a un dentista para recibir tratamiento puede ayudar a mejorar el mal aliento debido a la enfermedad de las encías.

Los alimentos que consume. Hay varios alimentos que pueden provocar mal aliento. Afortunadamente, estos suelen ser temporales y pueden remediarse masticando chicle sin azúcar, chupando una menta, cepillándose los dientes o enjuagando con un enjuague bucal.

Usa tabaco. Los consumidores de tabaco tienen el doble de probabilidades de desarrollar enfermedad de las encías que los no fumadores y es posible que no respondan tan bien al tratamiento. La enfermedad de las encías causa mal aliento y fumar y mascar tabaco aumenta el riesgo de sufrir diversos problemas de salud. Considere reducir o eliminar el consumo de tabaco y comuníquese con su dentista para obtener más recomendaciones.

La saliva le lava la boca constantemente y, cuando no tiene suficiente, produce sequedad en la boca y mal aliento. Su boca seca también puede ser causada por respirar por la boca, tomar medicamentos e incluso por deshidratación. Beba agua y hable con su dentista sobre los productos específicos para enjuagarse la boca que podrían funcionar para usted.

¿Quién hubiera pensado que hay tantas razones para agregar lavabos a su vida diaria?

Ya sea que sea un adulto o un niño, es importante establecer y mantener hábitos bucales saludables, como cepillarse los dientes, usar hilo dental, enjuagar y masticar con regularidad. Esta rutina también incluye ver a un dentista al menos dos veces al año. ¡Encuentre hoy a su dentista más cercano!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *