Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿Qué es la morsicatio buccarum (morderse las mejillas de forma crónica)?

Morsicatio buccarum, también conocido como mordedura crónica en las mejillas, es un comportamiento repetitivo y compulsivo. Puede provocar sangrado, inflamación y daño en la parte interna de la mejilla.

El nombre es latino, derivado de «más”, que significa morder, y “boca”, es decir, la mejilla.

Este artículo explora morsicatio buccarum con más detalle, incluido por qué ocurre la afección. También discutimos los posibles riesgos, complicaciones y opciones de tratamiento.

¿Qué es?

Compartir en Pinterest
Thomas Barwick/imágenes falsas

Morsicatio buccarum es más comúnmente conocido como mordedura crónica en las mejillas.

Es un comportamiento en el que una persona se muerde repetidamente el interior de la mejilla, lo que puede ser una acción deliberada o subconsciente.

la Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 5ª edición (DSM-5) clasifica la morsicatio buccarum como un trastorno repetitivo centrado en el cuerpo, una subcategoría de los trastornos obsesivo-compulsivos y relacionados.

La mordedura crónica de las mejillas afecta aproximadamente 750 en 1 millón individuos y es más común en mujeres que en hombres.

Hay algunos tipos diferentes de mordeduras en las mejillas:

  • Accidental: Esto es algo que le pasa a todo el mundo. Una persona puede morderse accidentalmente la mejilla mientras come, habla o practica deportes.
  • Accidentes regulares: Si alguien accidentalmente se muerde la mejilla con regularidad, esto puede deberse a problemas en la mandíbula o en los dientes. Una persona debe consultar a un médico o dentista para ver si este es el caso.
  • Morder el sueño: Algunas personas pueden morderse las mejillas mientras duermen. Podrían usar un aparato especializado mientras duermen para detener esto.
  • Mordedura habitual de mejillas: Este suele ser un comportamiento subconsciente que es simplemente un hábito. Una persona puede desaprender este comportamiento con terapia.
  • Mordedura crónica de mejillas: También conocida como morsicatio buccarum, la mordedura crónica en la mejilla ocurre cuando alguien no puede dejar de morderse la mejilla por sí mismo.

¿Por que sucede?

Morderse las mejillas puede ocurrir por una variedad de razones. Una persona que se muerde las mejillas puede que ni siquiera se dé cuenta de que lo está haciendo.

Puede ocurrir como una reacción al estrés, la ansiedad o el aburrimiento. Algunas personas incluso pueden morderse las mejillas mientras duermen.

Investigar sugiere que algunas personas que enfrentan situaciones estresantes pueden morderse las mejillas. Un estudio de 2019 descubrió una asociación entre morderse las mejillas y las personas con depresión.

Una persona también puede morderse la mejilla en las siguientes situaciones:

  • por accidente al comer o hablar
  • mientras está distraído durante otra tarea
  • si tienen problemas con las muelas del juicio o la mandíbula
  • si tienen problemas con un dispositivo dental

Según la Fundación TLC, los comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo, como morderse las mejillas de forma crónica, podrían heredarse.

Después de que una persona comienza a morderse la mejilla, la condición puede empeorar a medida que trata de suavizar la piel mordiéndola más.

Opciones de tratamiento

Las siguientes opciones están disponibles para tratar la mordedura crónica en las mejillas:

Remedios caseros

Una persona podría probar los siguientes remedios caseros:

  • Chicle: Si morderse las mejillas es un hábito, masticar chicle puede ayudar a proporcionar una distracción. La goma de mascar sin azúcar es mejor para la salud dental.
  • Técnicas de respiración: Una persona puede probar técnicas de respiración cada vez que sienta la necesidad de morderse la mejilla.
  • Meditación y atención plena: Una persona cuya mejilla se muerde como resultado de la ansiedad podría probar técnicas de meditación y atención plena. Varias aplicaciones y ejercicios de este tipo están disponibles en línea.
  • Eliminación de desencadenantes: Si una persona puede identificar los desencadenantes que hacen que se muerda la mejilla, puede intentar evitarlos.

Terapia

Un médico puede derivar a una persona con mordedura crónica en las mejillas a ver a un terapeuta. La terapia puede ser beneficiosa para aquellos cuyas mejillas se muerden en respuesta a la ansiedad, el estrés o la depresión.

Los tipos de terapia que una persona recibe pueden incluir:

  • terapia de conducta cognitiva
  • entrenamiento de reversión de hábitos
  • terapia de aceptacion y compromiso
  • tratamiento conductual integral

En estas sesiones de terapia, una persona puede aprender técnicas de respiración y relajación. Estas técnicas pueden ayudar si alguien las realiza cuando siente la necesidad de morderse la mejilla.

Los terapeutas también pueden alentar a una persona a llevar un diario donde pueda documentar cuándo se muerde la mejilla. Esto ayudará a identificar cualquier desencadenante asociado con el hábito.

Los terapeutas también pueden enseñarle a una persona a usar técnicas de visualización para ayudar a calmarla cuando está particularmente estresada o ansiosa.

La hipnosis es otra terapia que las personas pueden usar para ayudar a cambiar o eliminar hábitos.

Intervenciones médicas

En algunos casos, los médicos pueden recetar medicamentos además de la terapia a una persona que experimenta mordeduras crónicas en las mejillas. Estos pueden incluir medicamentos que reducen la ansiedad o el estrés, como los antidepresivos.

Si la mordida en la mejilla es severa y las técnicas anteriores no funcionan, una persona podría usar un protector bucal o un dispositivo dental. Estos dispositivos pueden ayudar a proteger la parte interna de la mejilla.

Un estudio de caso de 2021 de una niña de 9 años con morsicatio buccarum sugiere que un aparato blando colocado en el área afectada puede ser un tratamiento adecuado. Sin embargo, el hábito y las lesiones orales regresaron una vez que la niña dejó de usarlo.

Riesgos y complicaciones

Algunos riesgos asociados con la mordedura crónica en las mejillas pueden incluir:

  • llagas dolorosas o úlceras en el revestimiento de la boca
  • sangrado
  • enrojecimiento
  • dolor al comer o beber
  • sentimientos de culpa y timidez
  • inflamación
  • cicatrices
  • erosión de los tejidos blandos en la mejilla

El traumatismo resultante en la mejilla puede causar irregularidades en su textura, lo que puede provocar más mordeduras en un intento de alisar la superficie.

Existe cierta discusión sobre si morderse las mejillas de forma crónica puede causar cáncer oral. Un estudio de 2017 concluye que morderse las mejillas por sí solo no puede causar cáncer oral, pero el comportamiento puede empeorar el cáncer oral si está presente.

Ponerse en contacto con un médico

Todos de vez en cuando se muerden la mejilla. Esto no es motivo de preocupación.

Sin embargo, una persona debe considerar ponerse en contacto con su médico para pedirle consejo si:

  • se encuentran mordiéndose la mejilla con frecuencia
  • están causando daño a su mejilla interna
  • no pueden controlar este comportamiento

Resumen

“Morsicatio buccarum” es el término latino para morderse las mejillas de forma crónica. Es un comportamiento compulsivo en el que una persona tiene dificultad para dejar el hábito.

Puede ocurrir por varias razones y hay muchos tratamientos disponibles, incluidos remedios caseros, sesiones de terapia y algunas intervenciones médicas.

Morderse las mejillas de forma crónica puede provocar llagas y úlceras en el revestimiento interno de las mejillas. Una persona debe comunicarse con un médico si descubre que no puede controlar este comportamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *