Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿Cuál es la diferencia entre un paro cardíaco y un ataque al corazón?

Es común confundir un paro cardíaco con un infarto, ya que ambos son emergencias médicas que afectan al corazón. Sin embargo, no son lo mismo. Un ataque al corazón implica una interrupción en el suministro de sangre al corazón. Puede provocar un paro cardíaco, que es cuando el corazón deja de bombear.

la Asociación Americana del Corazón (AHA) describe la diferencia entre un ataque cardíaco y un paro cardíaco como un problema de circulación en comparación con un problema eléctrico.

Con un ataque al corazón, una arteria bloqueada impide el flujo de sangre a la parte del corazón a la que sirve la arteria. Esto hace que esa parte del corazón comience a morir.

Con un paro cardíaco, el corazón tiene un mal funcionamiento eléctrico y deja de latir repentinamente.

Este artículo explica las diferencias entre un ataque cardíaco, un paro cardíaco y una insuficiencia cardíaca. También analiza los síntomas de cada uno y explica qué hacer en caso de emergencia.

Contents

¿Qué es un paro cardíaco?

Compartir en Pinterest
Getty Images atrapavientos/Getty Images

Un paro cardíaco ocurre repentinamente, generalmente sin previo aviso, cuando el corazón deja de bombear sangre por todo el cuerpo. Una persona puede perder el conocimiento y morir en cuestión de minutos si no recibe tratamiento inmediato.

Muchos paros cardíacos ocurren porque una persona ha tenido un ataque cardíaco, lo que provoca un ritmo cardíaco anormal, conocido como arritmia.

Una causa común de paro cardíaco es una arritmia llamada fibrilación ventricular (VFib). VFib ocurre cuando el circuito eléctrico del corazón se vuelve caótico. En lugar de latir, el corazón fibrila, lo que significa que se estremece.

Síntomas de un paro cardíaco

En la mayoría de los casos, el primer síntoma de un paro cardíaco es la pérdida del conocimiento.

A veces, una persona experimenta señales de advertencia de un paro cardíaco dentro de la hora anterior al paro cardíaco.

Señales de advertencia incluir:

  • latidos acelerados
  • aturdimiento o mareos
  • Dolor de pecho
  • dificultad para respirar
  • náuseas
  • vómitos

Si alguien ya ha tenido un paro cardíaco, puede ser:

  • no respira o respira anormalmente
  • haciendo sonidos de jadeo
  • inconsciente
  • insensible

Si un transeúnte intenta encontrar un pulso, no podrá localizarlo.

Paro cardíaco: qué hacer en caso de emergencia

El paro cardíaco es una emergencia y los testigos deben actuar de inmediato. Si hay más de una persona disponible, una debe comenzar la reanimación cardiopulmonar (CPR) mientras que la otra llama al 911 y busca un desfibrilador externo automático (AED).

Los DEA están programados para dar una descarga eléctrica al corazón si detectan un ritmo cardíaco peligroso, como VFib. A menudo es posible encontrar un DEA montado en el exterior de edificios públicos destacados o en el interior de edificios como centros comerciales, escuelas, hoteles y supermercados.

La desfibrilación con un DEA debe realizarse en cuestión de segundos o minutos después de que una persona sufra un paro cardíaco, ya que sus posibilidades de supervivencia disminuyen rápidamente con el tiempo.

Aprende a realizar RCP.

¿Qué es un ataque al corazón?

En los Estados Unidos, alguien tiene un ataque al corazón cada 40 segundos.

Un infarto ocurre cuando hay una interrupción en el suministro de sangre al corazón. Esto suele ocurrir cuando un coágulo de sangre bloquea una de las arterias coronarias.

El corazón sigue bombeando sangre por todo el cuerpo, pero la parte del corazón que normalmente recibe sangre de la arteria obstruida empieza a morir.

Un ataque al corazón puede causar daños graves al corazón y ser fatal.

La causa más común de ataque al corazón es la enfermedad de las arterias coronarias (CAD), en la que las paredes de las arterias se obstruyen con ateroma, una acumulación de depósitos de grasa. Si se desprende un trozo de ateroma, se forma un coágulo a su alrededor, lo que puede obstruir el flujo sanguíneo.

Síntomas de un ataque al corazón

Aunque los síntomas de un infarto pueden aparecer de repente, no siempre es así. Los síntomas de algunas personas son leves y graduales y se desarrollan dias a semanas.

Los síntomas pueden diferir entre sexos e incluso entre infartos en una misma persona.

Sin embargo, los síntomas típicos de un ataque al corazón incluyen:

  • dolor o malestar en el pecho
  • dolor intenso o quemante que se extiende a uno o ambos brazos o a la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago
  • dificultad para respirar
  • aturdimiento
  • náuseas
  • un latido del corazón rápido o irregular
  • transpiración

Algunas personas pueden experimentar un ataque cardíaco silencioso, que ocurre sin síntomas o con síntomas muy leves. Según una estimación, los ataques cardíacos silenciosos representan casi 50% de infartos.

Ser mayor y tener afecciones que causan daño a los nervios, como la diabetes, pueden afectar la forma en que una persona experimenta el dolor. Como resultado, una persona puede tener un ataque al corazón sin sentir dolor.

Aprenda a detectar y tratar un ataque al corazón.

Ataque al corazón: qué hacer en caso de emergencia

Si una persona piensa que ella o la persona con la que está está teniendo un ataque al corazón, debe maximizar la posibilidad de un buen resultado al:

  • llamando al 911 inmediatamente
  • sentarse y mantener la calma
  • masticar y tragar 325 miligramos de aspirina, si es posible
  • esperando los servicios médicos de emergencia (EMS)

la Ajá sugiere llamar a una ambulancia en lugar de ir en automóvil a la sala de emergencias (ER), ya que el personal de EMS puede comenzar el tratamiento tan pronto como llegue a la persona. Por lo tanto, las personas que llegan a la sala de emergencias en ambulancia generalmente reciben tratamiento antes que las que llegan en automóvil. Cuanto antes reciba tratamiento una persona, mejor será su pronóstico.

¿Qué es la insuficiencia cardíaca?

Una persona con insuficiencia cardíaca tiene un corazón debilitado que no puede bombear sangre por todo el cuerpo correctamente. El corazón puede sufrir daños durante un ataque al corazón o como resultado de la presión arterial alta.

Los síntomas de la insuficiencia cardíaca incluyen:

  • dificultad para respirar
  • fatiga
  • hinchazón en los tobillos y los pies
  • hinchazón
  • intolerancia al ejercicio
  • dificultad para respirar al acostarse

Con la medicación adecuada y cambios en el estilo de vida, una persona con insuficiencia cardíaca puede llevar una vida normal y activa.

Infórmese sobre la insuficiencia cardíaca congestiva.

factores de riesgo

la Lo más significativo factor de riesgo para un paro cardíaco es tener CAD, antecedentes de ataque cardíaco o insuficiencia cardíaca. Una persona con CAD puede no tener síntomas antes de sufrir un paro cardíaco o un ataque al corazón. A veces, las personas tienen ataques cardíacos silenciosos antes de sufrir un paro cardíaco.

Los siguientes factores aumentan el riesgo de una persona de sufrir un paro cardíaco y un ataque al corazón:

  • Años: El riesgo aumenta con la edad.
  • Sexo: El riesgo de paro cardíaco es mayor para los hombres.
  • La raza: Los afroamericanos tienen un mayor riesgo de sufrir un paro cardíaco. En particular riesgo están aquellos con condiciones como diabetes, presión arterial alta, enfermedad renal crónica e insuficiencia cardíaca.

Factores de riesgo adicionales para paro cardíaco y ataque al corazón incluir:

  • un historial médico personal o familiar de paro cardíaco
  • antecedentes médicos personales o familiares de trastornos hereditarios que pueden causar arritmias o cardiomiopatía
  • trastorno por uso de drogas
  • trastorno por consumo de alcohol
  • insuficiencia cardiaca
  • fumar tabaco
  • colesterol alto en la sangre
  • Alta presión sanguínea
  • la inactividad física
  • obesidad
  • diabetes
  • estrés
  • una dieta no nutritiva
  • un desequilibrio de electrolitos
  • insuficiencia renal

complicaciones

El ataque cardíaco y el paro cardíaco pueden provocar complicaciones que van desde leves hasta fatales.

Complicaciones del ataque al corazón

Si una persona no recibe tratamiento para un ataque al corazón, puede causar un paro cardíaco. Las personas también pueden experimentar las siguientes complicaciones después de un ataque al corazón:

  • arritmia
  • insuficiencia cardiaca
  • shock cardiogénico
  • ruptura del corazón

Complicaciones del paro cardíaco

Si una persona no recibe tratamiento inmediato después de un paro cardíaco, puede provocar una lesión o discapacidad permanente en el cerebro y los órganos. Incluso puede ser fatal. El riesgo aumenta cuanto mayor sea la demora en restaurar el ritmo cardíaco y el flujo sanguíneo.

Durante un paro cardíaco, el cerebro puede quedarse sin oxígeno, lo que provoca efectos a largo plazo que incluyen:

  • cambios de personalidad
  • problema de memoria
  • fatiga
  • Problemas con el habla y el lenguaje
  • mareo
  • problemas de equilibrio
  • movimientos involuntarios
  • lesión cerebral permanente

Las personas a menudo no recuerdan haber tenido un paro cardíaco.

panorama

Las personas que sobreviven a un ataque al corazón tienen una mayor probabilidad de otro experimentando uno. Alrededor de 200.000 personas cada año tienen un ataque al corazón posterior.

Con la medicación adecuada y cambios en el estilo de vida, las personas pueden reducir la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco posterior.

la Ajá señala que de las aproximadamente 350 000 personas que tienen un paro cardíaco fuera de un hospital cada año, menos del 12 % de las personas sobrevivirán y se irán a casa. La RCP puede duplicar o triplicar las posibilidades de supervivencia.

Resumen

Tanto el ataque cardíaco como el paro cardíaco son emergencias médicas.

Un ataque al corazón ocurre cuando el flujo de sangre al corazón se bloquea. Por lo general, una persona permanecerá consciente durante un ataque al corazón, a menos que sea muy grave. Es fundamental llamar al 911 inmediatamente para que una persona pueda recibir tratamiento. Un ataque al corazón puede conducir a un paro cardíaco.

Un paro cardíaco ocurre cuando el corazón deja de bombear sangre sin previo aviso, lo que hace que una persona pierda el conocimiento. Es vital llamar al 911 de inmediato, darle RCP a la persona y usar un DEA para administrar una descarga eléctrica al corazón.

Una persona puede controlar sus factores de riesgo para ambos eventos adoptando cambios en el estilo de vida y tomando los medicamentos según lo prescrito por el médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *