Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

TDAH y trastorno límite de la personalidad: ¿existe una relación?

El trastorno límite de la personalidad (TLP) es una condición de salud mental que causa emociones intensas e inestables. Las personas con TLP pueden tener problemas para regular las emociones, lo que lleva a acciones impulsivas y relaciones caóticas. Las personas con la afección también pueden tener otras afecciones de salud mental, incluido el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Los síntomas del TDAH a menudo comienzan durante la niñez. Incluyen problemas de concentración, hiperactividad e impulsividad. Las personas con TDAH pueden tener dificultad para prestar atención, quedarse quietas o controlar sus impulsos.

Aunque el TLP y el TDAH son diagnósticos separados, comparten algunos síntomas superpuestos, a saber, la impulsividad y la dificultad para regular las emociones. Debido a estos síntomas compartidos, a los médicos les puede resultar difícil diagnosticar y tratar los trastornos.

Este artículo explora el vínculo entre el TDAH y el TLP y los tratamientos disponibles para estas afecciones.

¿Existe un vínculo entre el TLP y el TDAH?

Compartir en Pinterest
Imágenes de medio punto / Getty Images

El TLP y el TDAH son dos diagnósticos de salud mental separados que pueden compartir algunos síntomas superpuestos. Algunas personas también pueden tener ambos, a lo que los médicos se refieren como comorbilidad.

Los médicos clasifican el TLP como un desorden de personalidad. Da como resultado una marcada impulsividad y un patrón de inestabilidad en las relaciones y la autoimagen de una persona.

Por el contrario, el TDAH es un trastorno del neurodesarrollo, lo que significa que se debe a problemas en el cerebro. Comienza durante la niñez y resulta en dificultades para concentrarse y comportamiento impulsivo.

Los médicos no están seguros de la causa exacta del TLP o el TDAH, pero es probable que se deba a una combinación de factores. Las causas del TDAH son probablemente genéticas y cambios en la función y estructura del cerebro. Las causas del TLP pueden incluir:

  • genética
  • sustancias químicas cerebrales desequilibradas
  • Problemas con el desarrollo del cerebro.
  • factores ambientales como trauma o negligencia

Parece que existe un vínculo significativo entre los diagnósticos de TLP en adultos y un historial de síntomas de TDAH en la niñez. Esto puede sugerir que el TDAH es un factor de riesgo de desarrollo para el TLP.

¿Cuáles son las similitudes entre las condiciones?

El TLP y el TDAH tienen varios síntomas superpuestos, que a menudo son más severo en BPD. Incluyen:

  • impulsividad
  • problemas para regular las emociones
  • dificultades con las interacciones y relaciones interpersonales
  • baja autoestima

La desregulación emocional es una síntoma primario de BPD, y los médicos ahora reconocen esto como un síndrome importante en el TDAH en adultos.

Principales diferencias

Aunque tanto el TLP como el TDAH pueden implicar luchas con la impulsividad, existen diferencias en cómo se presenta. Por ejemplo, las personas con TLP puede tener dificultades con respuestas apropiadas cuando está estresado y puede conducir esto a la autolesión. Por el contrario, las personas con TDAH pueden tener problemas para concentrarse e impaciencia, hablar por encima de las personas e interrumpir a los demás.

Otra diferencia entre las condiciones es que la falta de atención, o el déficit de atención, es un síntoma central del TDAH pero no del TLP.

¿La gente tiene ambos?

Sí, es posible tener BPD y ADHD simultáneamente. Sin embargo, la prevalencia del TDAH es de alrededor del 5 %, mientras que para el TLP es del 1 al 6 %.

Los expertos estiman que alrededor del 14 % de las personas con un diagnóstico de TDAH en la infancia luego reciben un diagnóstico de TLP. Además, las tasas de prevalencia sugieren que entre el 18 y el 34 % de los adultos con TDAH también tienen TLP.

¿Cómo podrían afectarse las condiciones entre sí?

La impulsividad es una característica tanto del TLP como del TDAH, y los niveles de impulsividad parecen más alto en personas con ambos trastornos. Por tanto, los expertos creen que la impulsividad es una característica del TLP independiente del TDAH. Previamente, los médicos habían asumido que era un síntoma de TDAH subyacente.

Las dificultades para regular las emociones son síntomas de ambos trastornos. Sin embargo, las personas con TDAH son las que menos dificultades tienen para regular las emociones, seguidas de las que tienen TLP y, por último, las que tienen ambos.

En general, las personas con ambas afecciones parecen tener síntomas más intensos, pero se necesita más investigación para comprender cómo interactúan el TLP y el TDAH.

Tratamiento y manejo

La medicación y la psicoterapia son opciones de tratamiento para ambas afecciones, aunque las recomendaciones específicas pueden diferir entre el TLP y el TDAH.

Terapia

Los médicos generalmente recomiendan la psicoterapia como la tratamiento de primera linea para TLP. Los expertos desarrollaron una terapia conductual dialéctica específicamente para personas con TLP. Utiliza la atención plena para ayudar a las personas a tomar conciencia de sus emociones, controlarlas y reducir los comportamientos autodestructivos.

La terapia cognitiva conductual es otra opción para las personas con TLP y TDAH. Puede ayudar a las personas a identificar y cambiar sus creencias y comportamientos. Además, puede reducir los cambios de humor y las ganas de autolesionarse.

Si los médicos diagnostican a un niño con TDAH, pueden recomendar una terapia dirigida a los padres o cuidadores del niño. Estos incluyen terapia familiar y capacitación en habilidades para padres. El niño también puede beneficiarse de ciertas adaptaciones en la escuela, como tiempo adicional para los exámenes y apoyo personalizado en las clases.

medicamento

Los expertos aún no han establecido los beneficios de la medicación para el TLP. Sin embargo, un psiquiatra puede recomendar medicamentos para síntomas específicos, como cambios de humor o depresión.

Los médicos comúnmente usan medicamentos para el TDAH para reducir la hiperactividad y ayudar a las personas a concentrarse. Sin embargo, es posible que deban recetar varios medicamentos o dosis diferentes antes de encontrar uno que funcione para el individuo.

Los medicamentos para el TDAH son estimulantes o no estimulantes. Los estimulantes aumentan la dopamina y la norepinefrina en el cerebro, lo que ayuda a las personas con los procesos de pensamiento y la capacidad de atención. Los médicos pueden recetar medicamentos no estimulantes si una persona tiene problemas con los medicamentos estimulantes. Tardan más en funcionar, pero también pueden mejorar el enfoque y la atención.

Buscando ayuda

Si una persona piensa que ella o su hijo tienen TLP o TDAH, es importante buscar ayuda profesional. Un psiquiatra puede realizar varias pruebas y evaluaciones para confirmar un diagnóstico.

Estudios han demostrado que el resultado de afecciones, como la DBP, mejora con un diagnóstico temprano. Luego, los médicos pueden considerar las mejores intervenciones para mejorar los síntomas y la calidad de vida del individuo.

Resumen

El trastorno límite de la personalidad (TLP) y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) son condiciones de salud mental reconocidas. Sin embargo, el TLP es un trastorno de la personalidad, mientras que el TDAH es un trastorno del neurodesarrollo. Aunque son diagnósticos separados, hay algunos síntomas superpuestos y un individuo puede tener ambas condiciones.

La impulsividad, la dificultad para regular las emociones y los problemas de relación son características de ambas condiciones. Sin embargo, pueden materializarse de manera diferente y, a menudo, son más graves en el TLP.

Aunque el TLP y el TDAH son condiciones potencialmente desafiantes, existen numerosas opciones de tratamiento disponibles. Los médicos pueden recomendar una combinación de psicoterapia y medicamentos para aliviar los síntomas y ayudar a las personas a vivir una vida plena.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *