Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Qué saber sobre la esquizofrenia aguda

La esquizofrenia es una afección de salud mental crónica que puede afectar las percepciones, la cognición y el comportamiento de una persona. La afección tiene tres fases distintas, a las que los médicos se refieren como «prodrómica», «aguda» y «residual». La esquizofrenia aguda es la fase en la que una persona muestra signos evidentes de la afección, como alucinaciones, delirios y pensamientos y comportamientos desordenados.

Los tratamientos, como medicamentos, terapias psicológicas y cambios en el estilo de vida, pueden ayudar a controlar y aliviar los síntomas de la esquizofrenia. En muchos casos, estos tratamientos mejoran el funcionamiento y la calidad de vida de una persona.

Este artículo da una definición de esquizofrenia aguda y enumera los síntomas. También enumeramos las posibles causas de la esquizofrenia y las opciones de tratamiento disponibles. Finalmente, brindamos consejos y sugerencias generales para personas que experimentan esquizofrenia aguda.

¿Qué es la esquizofrenia aguda?

Compartir en Pinterest
momcilog/imágenes falsas

La esquizofrenia es un tipo de psicosis, lo que significa que provoca cambios significativos en las percepciones, pensamientos, creencias y comportamientos de una persona.

La condición tiene tres fases:

  • Fase prodrómica: Esta es la fase más temprana en la que una persona comienza a experimentar cambios dentro de sí misma. Sin embargo, todavía no experimentan síntomas evidentes de psicosis.
  • Fase aguda o “activa”: Esto es obvio cuando una persona experimenta síntomas típicamente angustiosos de psicosis.
  • Fase residual o de “recuperación”: Esta es la fase de recuperación, en la que una persona experimenta menos o ningún síntoma evidente de psicosis.

Los síntomas que una persona puede experimentar durante la fase aguda de la esquizofrenia incluyen:

  • alucinaciones
  • alucinaciones
  • pensamientos desordenados
  • discurso desorganizado
  • comportamiento desorganizado
  • Falta de motivación

Síntomas de la esquizofrenia aguda

Los síntomas de la esquizofrenia diferirán según la fase de psicosis que experimente una persona.

Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA), los síntomas que experimenta una persona durante la fase aguda de la esquizofrenia se dividen en las siguientes tres categorías:

  • síntomas positivos: Estos incluyen pensamientos y comportamientos que normalmente no ocurren en la vida cotidiana de la persona, como:
    • percepciones, creencias o comportamientos exagerados o distorsionados
    • alucinaciones visuales o auditivas
    • paranoia
  • Síntomas negativos: Estos son pensamientos y comportamientos que solían ser típicos de la persona pero que ya no ocurren. Los ejemplos incluyen una pérdida o disminución en lo siguiente:
    • capacidad de hablar o expresar emociones
    • capacidad de encontrar placer
    • habilidad para hacer planes con otros
  • Síntomas desorganizados: Estos son pensamientos y comportamientos que son inusuales para la persona, como:
    • pensamiento y habla confusos y desordenados
    • movimientos anormales
    • comportamiento extraño

Esquizofrenia aguda vs crónica

La esquizofrenia es una condición crónica que consta de varias fases, una de las cuales es la fase “aguda”. Esto simplemente significa que la persona está experimentando un brote de síntomas después de un período en el que sus síntomas eran menos graves.

A veces, la fase aguda ocurre cuando la persona deja de tomar su medicación, mientras que otras veces, puede ocurrir sin razón aparente.

Sin embargo, es posible que una persona desarrolle lo que los médicos denominan trastorno psicótico breve. Una persona que vive con esta afección generalmente desarrolla síntomas de esquizofrenia que permanecen estables pero no duran más de 1 mes.

Si los síntomas persisten durante 1 a 6 meses, el médico generalmente cambiará el diagnóstico a trastorno esquizofreniforme. Si los síntomas persisten más allá de los 6 meses, el diagnóstico será esquizofrenia.

Inicio repentino de la esquizofrenia

La esquizofrenia generalmente se desarrolla lentamente con el tiempo. Sin embargo, durante la fase inicial o «prodrómica», es posible que una persona no muestre signos evidentes de la afección. Como tal, es posible que un médico no se dé cuenta o no diagnostique la afección hasta que los síntomas se hayan vuelto más evidentes.

En algunos casos, un médico puede confundir los síntomas de la esquizofrenia con problemas típicos del desarrollo, como suele ser el caso cuando un adolescente desarrolla la afección.

Causas de la esquizofrenia

Los expertos no han identificado la causa exacta de la esquizofrenia. Sin embargo, algunas posibles explicaciones incluyen:

  • genética: La esquizofrenia puede darse en familias. Sin embargo, tener un padre o pariente que vive con la condición no significa que una persona desarrollará automáticamente la condición por sí misma.
  • Diferencias en la química del cerebro: Las personas con esquizofrenia pueden tener neurotransmisores que funcionan de manera diferente.
  • Uso o abuso de sustancias: El consumo de cannabis puede aumentar el riesgo de que una persona desarrolle esquizofrenia.
  • Factores medioambientales: La exposición a infecciones o desnutrición en el útero puede contribuir al desarrollo de la esquizofrenia.

Tratamiento para la esquizofrenia

No hay cura para la esquizofrenia. Sin embargo, hay tratamientos disponibles que pueden ayudar a una persona con esquizofrenia a vivir una vida productiva y satisfactoria.

Los médicos pueden recomendar varios métodos de tratamiento para ayudar a una persona con esquizofrenia a lograr la remisión de los síntomas. Los métodos de tratamiento comunes incluyen:

  • medicamentos antipsicóticos, como risperidona, aripiprazol y olanzapina
  • terapias conductuales, como la terapia cognitiva conductual o la terapia de mejora cognitiva
  • terapias de grupo y grupos de apoyo
  • terapias complementarias, tales como:
    • suplementos de omega-3
    • acupuntura
    • meditación

Además, los médicos a menudo controlan a una persona que vive con esquizofrenia en busca de signos de uso o abuso de sustancias. Si una persona usa o abusa de drogas o medicamentos, es probable que un médico tome medidas para tratar la adicción.

Vivir con esquizofrenia aguda

Además de terapias y medicamentos, una persona puede tomar medidas en su vida cotidiana para controlar la esquizofrenia y ayudar a prevenir las fases agudas de la afección.

La Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias proporciona una lista de hábitos diarios que podrían ayudar a aliviar los desafíos de la esquizofrenia. Ejemplos incluyen:

  • aprender las señales de advertencia de un episodio agudo y buscar ayuda lo antes posible
  • mantenerse comprometido con el plan de tratamiento e informar al médico si los síntomas empeoran
  • mantenerse enfocado en los objetivos del tratamiento y compartir esos objetivos con familiares y amigos
  • hablar con un médico sobre la asistencia social para vivir y trabajar en la comunidad
  • unirse a un grupo de apoyo
  • evitar beber alcohol, fumar y tomar drogas recreativamente
  • practicar técnicas de relajación y manejo del estrés diariamente

Resumen

La esquizofrenia aguda generalmente se refiere a la fase activa de la esquizofrenia, en la que una persona muestra signos y síntomas del trastorno de salud mental.

Sin embargo, en algunos casos, un médico puede usar el término «esquizofrenia aguda» para referirse a un trastorno similar a la esquizofrenia aguda. Esta es una condición de salud mental de corta duración con síntomas similares a los de la esquizofrenia. Sin embargo, no es lo mismo que la esquizofrenia.

Si bien no existe una cura para la esquizofrenia, hay tratamientos disponibles para ayudar a controlar y disminuir los síntomas. Ciertos cambios en el estilo de vida también pueden ayudar a mantener la afección bajo control.

Una persona que experimenta síntomas de esquizofrenia debe hablar con su médico para obtener más consejos y tratamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *