Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Metanfetamina: ¿Cuánto tiempo permanece en el sistema?

La metanfetamina es una poderosa droga estimulante que puede causar graves consecuencias para la salud. El uso prolongado de metanfetamina puede causar pérdida de memoria, agresión, episodios inducidos por drogas y problemas dentales graves.

En los Estados Unidos, la ley clasifica la metanfetamina como una droga de la Lista II, y alrededor de 2,6 millones de personas informaron que la usaron en 2019. La metanfetamina tiene efectos duraderos y algunas pruebas pueden detectarla hasta 3 meses después del uso.

Este artículo explora el uso indebido de metanfetamina y cuánto tiempo puede permanecer la droga en el cuerpo.

¿Qué es la metanfetamina?

Compartir en Pinterest
Imágenes de Peter Dazeley/Getty

La metanfetamina es un poderoso estimulante que afecta el sistema nervioso central. Otros nombres para la metanfetamina incluyen speed, chalk, ice, crystal y crank.

Es una droga peligrosa y altamente adictiva que puede causar graves complicaciones de salud a corto y largo plazo, incluida la sobredosis. Además, dado que es tan poderoso, incluso pequeñas cantidades de metanfetamina pueden provocar rápidamente dependencia física y adicción.

Los fabricantes desarrollaron originalmente la metanfetamina a partir de la anfetamina y la usaron en descongestionantes nasales e inhaladores bronquiales. Hoy en día, solo existe un producto de metanfetamina legal, llamado Desoxyn. Los médicos pueden recetarlo para ayudar con la pérdida de peso o tratar los síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) en algunas circunstancias limitadas.

Las personas ahora fabrican o “cocinan” metanfetamina en laboratorios rudimentarios utilizando varios medicamentos de venta libre y productos químicos altamente corrosivos. El método más común utiliza pseudoefedrina o efedrina, que son ingredientes de muchos remedios para el resfriado. Cocinar metanfetamina es muy peligroso porque los vapores de los productos químicos utilizados son extremadamente tóxicos. Pueden provocar explosiones e incendios.

El producto resultante toma la forma de un polvo blanco e inodoro. La metanfetamina de cristal se asemeja a pequeños fragmentos de vidrio o rocas brillantes de color blanco azulado.

Obtenga más información sobre la metanfetamina aquí.

¿Cuánto tiempo permanece en el sistema?

La metanfetamina tiene efectos duraderos y puede tardar hasta 4 días en salir del cuerpo. Su vida media es de alrededor de 10 horas. Esto significa que el cuerpo tarda unas 10 horas en metabolizar y eliminar del torrente sanguíneo la mitad de la cantidad ingerida.

Los metabolitos de metanfetamina pueden aparecer en las pruebas de drogas durante los días posteriores al uso. Por ejemplo, una persona puede recibir una prueba de orina positiva hasta 4 días después de ingerir metanfetamina. Del mismo modo, una prueba de cabello puede indicar el uso de metanfetamina hasta 3 meses después.

¿Cómo se metaboliza la metanfetamina?

Después de que una persona ingiere o fuma metanfetamina, ingresa al torrente sanguíneo y viaja rápidamente al cerebro, los pulmones, el hígado y los riñones. La metanfetamina es soluble en agua y pasa fácilmente a través de las membranas celulares. Esto le permite cruzar la barrera hematoencefálica rápidamente y entrar al cerebro.

El cuerpo metaboliza y elimina la metanfetamina en el hígado y los riñones. En el hígado, una enzima llamada citocromo P450 2D6 lo descompone en dos metabolitos primarios: para-hidroximetanfetamina (pOH-MA) y anfetamina (AMP). Luego, los riñones filtran estos metabolitos de la sangre y los expulsan en la orina.

Riesgos y peligros de la metanfetamina

La metanfetamina es extremadamente adictiva y los médicos la asocian con graves riesgos para la salud. Estos riesgos aumentan con la frecuencia y la duración del consumo de metanfetamina. Algunos de los efectos a corto plazo de fumar o inyectarse metanfetamina incluyen:

  • aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial
  • hipertermia o temperatura corporal elevada
  • pupilas dilatadas
  • aumento de la vigilia, la energía y el estado de alerta
  • disminución del apetito y fatiga

Los efectos a largo plazo del consumo de metanfetamina pueden provocar ansiedad, paranoia, delirios y alucinaciones. Otros efectos a largo plazo de fumar o inyectarse metanfetamina incluyen:

  • problemas dentales severos
  • pérdida de peso significativa
  • llagas en la piel
  • trastornos del sueño
  • déficits cognitivos, incluida la pérdida de memoria
  • adiccion y tolerancia

El uso de metanfetamina también puede provocar síntomas psicóticos, como:

  • alucinaciones visuales y auditivas
  • delirios, como la creencia de que los insectos se arrastran debajo de la piel
  • paranoia y sentimientos de persecución

El uso de metanfetamina también se asocia con un mayor riesgo de contraer el VIH o la hepatitis C al compartir equipos de inyección.

La metanfetamina puede tener efectos devastadores en el cuerpo humano, especialmente cuando se usa con frecuencia y durante períodos prolongados. Aunque algunos de estos efectos pueden revertirse al detener o reducir el uso de metanfetamina, otros son permanentes.

Obteniendo ayuda

Si una persona está usando metanfetamina, hay muchas opciones de tratamiento disponibles. El tratamiento para la adicción a la metanfetamina a menudo incluye terapias conductuales para ayudar a las personas a identificar los factores que contribuyen a su uso de metanfetamina y desarrollar estrategias para hacerles frente. También puede incluir medicamentos para controlar los síntomas de abstinencia y reducir los antojos.

Las personas pueden acudir a su médico para obtener consejos y recomendaciones. También pueden usar el Localizador de Servicios de Tratamiento de Salud Mental de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias para encontrar ayuda y tratamiento local.

La adicción a la metanfetamina es un problema grave con consecuencias potencialmente duraderas. Por ello, es importante buscar ayuda profesional lo antes posible. Con el apoyo adecuado, las personas pueden recuperarse de la adicción a la metanfetamina.

Buscar ayuda para la adicción puede parecer desalentador o incluso aterrador, pero varias organizaciones pueden brindar apoyo. Si cree que usted o alguien cercano a usted está luchando contra la adicción, puede comunicarse con las siguientes organizaciones para obtener ayuda y asesoramiento inmediatos:

  • Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA): 800-662-4357 (TTY: 800-487-4889)
  • Línea Nacional de Prevención del Suicidio: 800-273-8255

Resumen

La metanfetamina es una droga ilegal poderosa y adictiva que afecta el sistema nervioso central.

Permanece en el sistema durante días o incluso meses después de su uso. Por ejemplo, las pruebas de orina pueden detectar metanfetamina hasta por 4 días, y las pruebas de cabello pueden detectarla por 3 meses o más después del uso.

Los efectos a corto plazo incluyen aumento de la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal. A largo plazo, la metanfetamina puede provocar pérdida de memoria, pérdida de peso y problemas dentales graves.

La adicción a la metanfetamina es un problema grave con consecuencias potencialmente graves. Por ello, es importante buscar ayuda profesional lo antes posible. Con el apoyo adecuado, las personas pueden recuperarse de la adicción a la metanfetamina.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *