Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Cambios en el estilo de vida para la artritis psoriásica: ejercicio, dieta y más

La artritis psoriásica (PsA) es una enfermedad inflamatoria progresiva que puede desarrollarse en personas con psoriasis. Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlar los síntomas de la PsA y brindar algo de alivio.

PsA causa dolor, rigidez e hinchazón alrededor de las articulaciones. Afecta a alrededor del 30% de las personas que tienen psoriasis.

Según la Arthritis Foundation, afecta a hombres y mujeres por igual y generalmente se desarrolla después de los 30 años. La fundación también indica que es más común en personas de raza blanca.

Además de los medicamentos, un médico puede recomendar cambios en la dieta y el estilo de vida para ayudar a controlar los síntomas de la afección.

En este artículo, examinamos los cambios en el estilo de vida que pueden aliviar algunos de los síntomas de la PsA. También observamos cómo progresa la PsA y las posibles opciones de tratamiento.

¿Cómo progresa la artritis psoriásica?

Compartir en Pinterest
Imágenes Cavan / Getty Images

Para muchas personas con PsA, la psoriasis se desarrolla primero y el dolor en las articulaciones comienza dentro de los 10 años. Las personas pueden tener PsA sin psoriasis, aunque esto es poco común.

Los investigadores no pueden identificar qué personas desarrollarán PsA. Sin embargo, algunos factores de riesgo para PsA incluyen:

  • tener antecedentes familiares de PsA
  • tener psoriasis
  • tener sobrepeso o tener obesidad
  • de fumar
  • tener 30-50 años
  • tener exposición a infecciones como infecciones estreptocócicas y VIH
  • experimentando un trauma físico

Las personas con psoriasis pueden experimentar signos de advertencia de PsA, como:

  • dolor de espalda en la articulación sacroilíaca, donde la columna se conecta con la pelvis
  • cambios en las uñas de las manos o de los pies
  • inflamación ocular
  • fatiga
  • enrojecimiento e hinchazón de las articulaciones
  • Dolor articular matutino que mejora con la actividad
  • Rango de movimiento reducido
  • hinchazón similar a una salchicha de todo un dedo de la mano o del pie
  • psoriasis del cuero cabelludo
  • erupción cutanea
  • dolor de tendón o ligamento en el tendón de Aquiles, la planta del pie o el codo

Descripción general del tratamiento

Los médicos recomiendan tratar la PsA mediante una combinación de estrategias. No existe una cura para la PsA, por lo que el tratamiento se enfoca en:

  • aliviar los síntomas
  • ayudar a mantener la calidad de vida
  • tratamiento de los síntomas de la piel
  • manteniendo las articulaciones móviles

El tratamiento con medicamentos puede incluir tratamientos de venta libre (OTC) y recetados, que incluyen:

  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • corticosteroides
  • Fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME)

Cada persona con PsA la experimentará de manera diferente, y los médicos recetarán un tratamiento específico para los síntomas y la salud general de la persona.

Un médico también puede recomendar cambios en la dieta y el estilo de vida para aliviar los síntomas de la PsA, que incluyen:

  • realizando ejercicio regular
  • hacer cambios en la dieta
  • minimizar el estrés
  • limitando el consumo de alcohol
  • dejar de fumar

Hay más detalles sobre estos cambios en la dieta y el estilo de vida a continuación.

Ejercicio

Las articulaciones contienen un tipo particular de líquido que las protege, conocido como líquido sinovial. El ejercicio aumenta la circulación del líquido sinovial, que lubrica las articulaciones, lo que les permite moverse entre sí sin problemas.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda que las personas hagan ejercicio al menos 150 minutos semanalmente a un ritmo moderado. Esto incluye a las personas con PsA.

La actividad física como caminar, nadar y andar en bicicleta tiene un impacto bajo en las articulaciones y puede aliviar la rigidez. El ejercicio desarrolla los músculos que rodean las articulaciones, ayudando a sostenerlas.

dieta

Comer bien puede desempeñar un papel importante en el mantenimiento de la salud en general. Ciertos alimentos tienen efectos cardiovasculares antiinflamatorios y protegen contra los problemas que pueden acompañar a la PsA, incluida la enfermedad.

El exceso de grasa corporal contribuye a la inflamación, por lo que comer bien y reducir el riesgo de obesidad son importantes para controlar los brotes de PsA.

Los alimentos que pueden reducir la inflamación y ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares incluyen:

  • pescados grasos como el salmón, la trucha, la caballa y las sardinas
  • nueces como semillas de lino, nueces y semillas de calabaza
  • aceite de oliva
  • proteína magra como pollo y cerdo sin piel
  • verduras crucíferas como el brócoli, la col rizada y las coles de Bruselas

estrés

El estrés puede contribuir a una mayor actividad de los brotes de PsA. El estrés es un indicador natural para que el cuerpo salte a toda marcha, promoviendo su respuesta inflamatoria. Esta respuesta inflamatoria puede provocar inflamación y dolor en las articulaciones.

El estrés crónico puede conducir a un ciclo de angustia mental y dolor físico. Algunas estrategias que pueden ayudar a controlar el estrés incluyen:

  • hablar con un terapeuta
  • hablando con un amigo
  • siguiendo las recomendaciones de un médico para el alivio de la artritis
  • haciendo ejercicio
  • técnicas de relajación

descansar

La PsA puede causar fatiga, por lo que el descanso es esencial para permitir que el cuerpo sane. Cuando las articulaciones están doloridas, una persona debe descansarlas.

El tratamiento de la fatiga implica una combinación de factores, que incluyen:

  • ejercicio
  • dieta
  • terapia física u ocupacional
  • otras terapias

Para dormir mejor, una persona debe considerar incorporar los siguientes hábitos en su higiene del sueño:

  • Acostarse y levantarse a horas regulares.
  • Asegurarse de que la habitación esté oscura, relajante y a una temperatura agradable.
  • Retirar todos los dispositivos electrónicos como televisores, computadoras y teléfonos celulares del dormitorio.
  • Evitar las comidas copiosas, la cafeína y el alcohol antes de acostarse.
  • Hacer mucho ejercicio durante el día.

alcohol y fumar

Los medicamentos para la PsA pueden aumentar el riesgo de daño hepático, por lo que las personas no deben mezclarlos con alcohol.

La Asociación de la Academia Estadounidense de Dermatología (American Academy of Dermatology Association, AADA) observa los siguientes efectos en los hombres que toman más de dos bebidas alcohólicas y en las mujeres que toman más de una bebida alcohólica al día: Es posible que los medicamentos para la psoriasis no funcionen tan bien o dejen de funcionar, y puede haber menos remisiones

Al limitar el consumo de alcohol, el tratamiento es más efectivo, hay más remisiones y hay un menor riesgo de daño hepático a causa de los medicamentos.

La AADA también recomienda dejar de fumar para:

  • reducir las posibilidades de desarrollar enfermedades del hígado, el corazón, los vasos sanguíneos y las encías
  • disminuir el riesgo de enfermedades autoinmunes como la enfermedad de Crohn
  • reducir los brotes de psoriasis
  • aumentar las remisiones

Manejo de condiciones relacionadas

Es más probable que otras enfermedades coexistan con la PsA. La enfermedad cardiovascular es la mas valiosoaunque también se pueden desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal y afecciones oculares.

El manejo de las condiciones relacionadas ayudará a controlar el estrés general y reducirá las respuestas inflamatorias.

Cuándo contactar a un médico

Algunas personas que experimentan su primer brote de PsA pueden desarrollar síntomas en la piel o las uñas antes de notar dolor o rigidez en las articulaciones. Otros pueden no tener ningún síntoma relacionado con la piel.

Las personas con PsA deben comunicarse con un médico cuando se producen brotes, se desarrollan nuevos síntomas o los medicamentos ya no funcionan de manera efectiva.

panorama

Los cambios y alteraciones en el estilo de vida pueden ayudar a controlar los síntomas e impactar significativamente en la efectividad del tratamiento de la PsA.

Combinados con tratamientos farmacéuticos y terapias físicas, ocupacionales o alternativas, los cambios en el estilo de vida pueden contribuir significativamente a mejorar el bienestar y reducir la gravedad de los brotes.

Resumen

La PsA es una afección autoinmune crónica que puede desarrollarse con la psoriasis. Afecta las articulaciones, causando dolor, hinchazón y enrojecimiento, y puede limitar severamente la movilidad.

El tratamiento puede incluir medicamentos de venta libre y recetados, como AINE, corticosteroides y DMARD. Sin embargo, los cambios en el estilo de vida, como los cambios en la dieta, el ejercicio, el descanso y el manejo del estrés, también pueden tener un impacto positivo en la PsA.

Hacer cambios en el estilo de vida puede afectar significativamente la frecuencia y la gravedad de los brotes de PsA.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *