Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Tratamiento de conducto: ¿cómo saber si lo necesita?

Escrito Originalmente el:

8 de mayo de 2017

La undécima celebración anual de la Semana de Concientización sobre el Canal Raíz se llevará a cabo del 7 al 13 de mayo de 2017. Este es un esfuerzo nacional en la comunidad dental para crear conciencia sobre el tratamiento de conducto. También nos gusta aprovechar este tiempo para hacer correr la voz de que no se debe temer a los conductos radiculares.

¡Esto es cierto! Los conductos radiculares tienen la reputación de ser «los peores», pero los conductos radiculares de hoy en día ya no son tan dolorosos como solían ser. Nadie quiere un tratamiento de conducto, pero desafortunadamente los problemas que conducen a un tratamiento de conducto no desaparecen por sí solos, por lo que son necesarios. Por eso es tan importante la Semana de Concientización sobre el Canal Raíz. Saber si necesita un tratamiento de conducto es el primer y mejor paso para reducir su dolor de muelas y proteger su diente natural.

¿Qué es un tratamiento de conducto?

El tratamiento de conducto es un procedimiento que repara y rescata un diente dañado. Se realiza cuando la pulpa, los vasos sanguíneos y los nervios del diente se infectan o dañan. Este daño puede ser causado por un diente agrietado, una cavidad profunda, un trabajo dental repetido en el diente o un trauma. El término «conducto radicular» proviene de la limpieza de los conductos en la raíz del diente.

Qué esperar durante un tratamiento de conducto:

  • Anestesia local para adormecer el diente.
  • Se hace una abertura a través de la parte superior del diente hasta la pulpa infectada.
  • La pulpa infectada se retira de los conductos y el área se limpia con un enjuague desinfectante.
  • Los conductos están llenos de un material similar al caucho llamado gutapercha que ayuda a mantener los conductos libres de infección o contaminación.
  • El diente se sella hasta que se pueda colocar una corona sobre él.
  • Dolor de conducto radicular (no es tan malo)

    Muchas personas evitan los tratamientos de conducto porque temen el dolor. En realidad, cualquier dolor que las personas experimenten por un tratamiento de conducto proviene del diente infectado. El procedimiento en sí es indoloro. Los conductos radiculares han mejorado dramáticamente con el tiempo y, contrariamente a la creencia popular, un conducto radicular no es más doloroso que un empaste.

    Si tiene dolor después de la endodoncia, generalmente ocurre de 12 a 24 horas después del procedimiento. Mantenga la cabeza erguida mientras duerme durante las primeras noches y tome los analgésicos recomendados por su dentista.

    Síntomas del conducto radicular

    Esté atento a estos síntomas del conducto radicular:

    • Dolor de muelas severo al masticar o bajo presión.
    • Sensibilidad dolorosa y persistente a temperaturas frías o calientes
    • Un grano blanco, amarillo o rojo persistente o recurrente en las encías
    • Decoloración u oscurecimiento del diente
    • Hinchazón y sensibilidad en las encías cercanas.

    ¿Cómo saber si necesita un tratamiento de conducto?

    Los síntomas no siempre están presentes. Por eso es importante visitar a su dentista con regularidad. Su dentista puede identificar cualquier síntoma y detectar la caries dental con una radiografía. Sin tratamiento, el tejido que rodea el diente se infecta y se pueden formar abscesos.

    ¿Cuánto dura un tratamiento de conducto?

    Algunos dentistas realizan un tratamiento de conducto durante una visita. Otros harán dos o tres visitas para completarlo. Y otros lo derivarán a un endodoncista, un dentista que se especializa en procedimientos de conducto radicular. Dependiendo de cuántos conductos se vean afectados, un procedimiento de conducto radicular puede tardar entre 30 y 90 minutos por visita. ¡Estamos haciendo todo lo posible para que se sienta cómodo, cuidar sus dientes y volver a la carretera lo antes posible!

    ¡No permita que sus miedos a un tratamiento de conducto le impidan salvar sus dientes! Comuníquese con un consultorio dental para programar una cita.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *