Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿La leucemia mieloide crónica es hereditaria?

La leucemia mieloide crónica (LMC), también conocida como leucemia mielógena crónica, es un tipo de cáncer. Comienza en las células formadoras de sangre dentro de la médula ósea, creando células de leucemia. Estas células se transfieren a la sangre. Con el tiempo, también pueden asentarse en otras partes del cuerpo, incluidos órganos como el bazo.

Las personas pueden heredar mutaciones en su ADN que pueden aumentar el riesgo de cáncer en ciertos tipos de cáncer, pero no en la leucemia mieloide crónica. Más bien, las mutaciones que hacen que este cáncer se desarrolle a lo largo de la vida de una persona.

La diferencia clave entre la leucemia mieloide crónica y la aguda radica en cómo maduran las células. En la leucemia mieloide crónica, las células cancerosas no maduran por completo. En cambio, viven más tiempo, desplazando a las células sanas del cuerpo. Esto significa que, si bien la leucemia mieloide crónica puede tardar más en causar problemas a una persona, es más difícil de curar.

Este artículo analiza más de cerca si la leucemia mieloide crónica es hereditaria, los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollar leucemia mieloide crónica, sus síntomas ytratamiento disponible.

Contents

¿Es hereditario?

Compartir en Pinterest
Dúo Postscriptum/Stocksy

De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), las personas pueden heredar mutaciones en el ADN de uno de los padres que pueden aumentar el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer. Sin embargo, establece que estas mutaciones no pueden causar CML. En cambio, las mutaciones de ADN vinculadas a la LMC ocurren a lo largo de la vida de una persona, en lugar de estar presentes desde el nacimiento.

El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras lo confirma y afirma que, si bien la LMC es el resultado de un determinado cromosoma anormal, no es una enfermedad hereditaria.

La mayoría de los casos de CML ocurren cuando el ADN se mueve entre dos cromosomas: los cromosomas 9 y 22. Esto se denomina translocación. Hace que se desarrolle un cromosoma más corto, llamado cromosoma Filadelfia, también conocido como BCR-ABL1. De acuerdo con la ACSeste cromosoma se encuentra en casi todas las personas con LMC.

Otros factores de riesgo y causas

La Sociedad de Lucha contra la Leucemia y el Linfoma (LLS, por sus siglas en inglés) señala una serie de factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle leucemia mieloide crónica. Incluyen:

  • Sexo: La CML es un poco más común en los hombres.
  • Años: El riesgo de desarrollar LMC aumenta con la edad.
  • Exposición a la radiación: Las personas expuestas a dosis muy altas de radiación tienen un mayor riesgo de desarrollar leucemia mieloide crónica. Esto no incluye la radiación de exámenes dentales o procedimientos médicos.

la ACS dice que no hay otros factores de riesgo comprobados para desarrollar CML y que no se desarrolla en respuesta a factores del estilo de vida, como la dieta o el tabaquismo. Tampoco es causado por infecciones o exposición a ciertos químicos.

síntomas

Como es una enfermedad de desarrollo lento, muchas personas con LMC no presentan signos ni síntomas iniciales. La LLS dice que los médicos a menudo diagnostican la enfermedad después de un examen físico de rutina o un análisis de sangre.

Cuando los síntomas se desarrollan, tienden a ser graduales y pueden incluir:

  • fatiga muscular y debilidad
  • dificultad para respirar durante el ejercicio físico
  • fiebre
  • dolor de huesos
  • pérdida de peso
  • dolor o sensación de plenitud debajo de las costillas en el lado izquierdo del cuerpo: signos de agrandamiento del bazo
  • sudores nocturnos
  • hematomas o sangrado excesivos

El signo más común de CML que buscarán los médicos es demasiados glóbulos blancos en la sangre. A veces, las personas con leucemia mieloide crónica también tienen cantidades bajas de glóbulos rojos o plaquetas en la sangre.

tratos

El tratamiento para la LMC puede depender de la fase de su enfermedad. Hay tres fases de la LMC:

  • crónico
  • acelerado
  • explosión

Los médicos diagnostican la fase considerando varios factores, entre ellos:

  • glóbulos blancos inmaduros (blastos) presentes en la sangre o la médula ósea
  • otros tipos de células presentes, como basófilos y promielocitos
  • recuento de plaquetas en la sangre
  • cambios cromosómicos en las células de leucemia

Un oncólogo puede recomendar uno de los siguientes tratamientos según la fase en la que se encuentre una persona con LMC:

  • Terapia con inhibidores de la tirosina quinasa (TKI) para reducir las células que contienen el gen BCR-ABL1
  • quimioterapia y quimioterapia de dosis alta
  • trasplante de células madre
  • inmunoterapia con o sin quimioterapia
  • extirpación del bazo: esplenectomía
  • terapia de transfusión de sangre
  • un ensayo clínico de un nuevo tratamiento

panorama

Al evaluar el pronóstico de una persona con leucemia mieloide crónica, los médicos considerarán varios factores que pueden afectar el progreso de la enfermedad. Ciertos factores impactan negativamente en la tasa de supervivencia, tales como:

  • estar en la fase acelerada o explosiva
  • tener un capricho agrandado
  • tener daño óseo causado por la leucemia
  • aumento del número de eosinófilos y basófilos, tipos de glóbulos blancos
  • recuentos de plaquetas muy altos o muy bajos
  • tener 60 años o más
  • tener múltiples cambios cromosómicos en las células de CML

Históricamente, los médicos han utilizado dos sistemas:el sistema Sokal y la puntuación Euro: para evaluar estos factores y proporcionar una puntuación que describa la perspectiva de una persona. Sin embargo, los expertosaún no han adaptado estos modelos para incluir los resultados de la terapia con TKI.

Se están realizando investigaciones para establecer cómo el sistema puede incluir la terapia TKI. Mientras tanto, un estudios 2021 descubrió que otro tipo de sistema de puntuación europeo, ELTS, era más preciso para predecir el pronóstico de las personas que recibían terapia con inhibidores de la tirosina quinasa en comparación con Sokal.

Resumen

Los médicos no consideran que la leucemia mieloide crónica sea una enfermedad hereditaria. La mayoría de los casos de CML ocurren cuando el ADN se mueve entre dos cromosomas, creando un gen anormal.

Ser hombre, ser mayor y tener exposición a la radiación aumenta el riesgo de desarrollar LMC.

Los síntomas pueden tardar mucho en desarrollarse, pero pueden incluir fatiga, pérdida de peso y dolor de huesos. El tratamiento puede depender de la etapa en la que se encuentre la leucemia mieloide crónica de una persona, al igual que las perspectivas de supervivencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *