Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿El café puede causar cáncer?

El café es una bebida muy popular. Sin embargo, a muchas personas les preocupa que pueda causar cáncer. Otros afirman que beber café ofrece beneficios para la salud e incluso puede prevenir el cáncer. Entonces, ¿qué dice la evidencia?

Este artículo examina el posible vínculo entre el café y el cáncer, y si beber café puede proporcionar algún beneficio para la salud.

Investigación del café y el cáncer

Compartir en Pinterest
Dejan Ristovski/Stocksy

El cáncer es una enfermedad compleja, y no siempre es fácil determinar su causa. Los investigadores han investigado muchas sustancias diferentes para averiguar si aumentan el riesgo de cáncer de una persona. Las sustancias que pueden causar cáncer son conocidos como carcinógenos.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) revisó más de 1,000 estudios en humanos y animales y no encontró evidencia adecuada para indicar que el café es carcinógeno.

Sin embargo, se necesita más investigación sobre el vínculo entre el café y el cáncer. Un estudio de 2017 encontró que beber café puede, de hecho, reducir el riesgo de desarrollar formas específicas de cáncer. Un estudio publicado en 2020 mostró una asociación inversa entre la ingesta de café y el riesgo de cáncer de hígado y de endometrio.

Aunque los estudios anteriores a veces encontraron un vínculo entre beber café y desarrollar cáncer, la causa a menudo era fumar en lugar del café. Las personas que fuman también tienden a beber café.

Obtenga más información sobre cómo dejar de fumar aquí.

Acrilamida y especulación

Los granos de café tostados contienen una sustancia llamada acrilamida, que es un subproducto del proceso de tostado.

La IARC clasifica la acrilamida como un Carcinógeno probable del grupo 2A. Esto significa que existe evidencia sustancial que sugiere que la acrilamida puede causar cáncer en animales. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar si también aumenta el riesgo de cáncer en las personas.

El café no contiene acrilamida a menos que provenga de granos de café tostados. Las personas preocupadas por la acrilamida pueden elegir un tipo de café alternativo.

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), acrilamidas también ocurre en:

  • humo de cigarro
  • procesos industriales, como la fabricación de plástico, papel y tintes
  • alimentos ricos en almidón que necesitan cocción a alta temperatura, por ejemplo, papas fritas y papas fritas

La Sociedad Americana del Cáncer (ACS) afirma que la acrilamida es tan presente en masilla, empaque de alimentos y algunos adhesivos.

Las personas pueden limitar su exposición a la acrilamida conociendo los métodos de cocción y no fumando. Pueden asar u hornear papas en lugar de freírlas y tostar pan hasta que quede de color marrón claro en lugar de oscuro.

También existe una relación entre beber líquidos muy calientes y el cáncer de esófago o tubo de alimentación. Por lo tanto, es mejor dejar que el café se enfríe un poco antes de beberlo, especialmente si no contiene leche. Un estudio de 2019 recomendó que las temperaturas seguras óptimas para beber bebidas calientes estén entre 130-160°F.

¿Cuáles son los riesgos?

La mayoría de los cánceres ocurren debido a una combinación de factores, incluidos los genes, el medio ambiente y el estilo de vida de las personas.

Alguno factores de riesgo clave para el cáncer incluir:

  • de fumar
  • teniendo mas peso
  • tener una dieta poco saludable
  • bebiendo alcohol
  • ciertas condiciones de salud existentes, como el virus del papiloma humano (VPH)
  • exposición solar
  • riesgos en el lugar de trabajo, como la exposición a ciertos productos químicos y radiación
  • genes heredados específicos, aunque esta es una causa relativamente poco común

Estos factores de riesgo pueden combinarse para aumentar la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer. Por ejemplo, alguien puede tener una dieta poco saludable y no hacer suficiente ejercicio.

Es poco probable que beber café como parte de un estilo de vida saludable sea un riesgo para la salud. Sin embargo, el consumo excesivo de café puede causar problemas de salud. El café contiene cafeína, un estimulante que hace que el cerebro esté más alerta y aumenta temporalmente la presión arterial.

Las personas que tienen problemas cardíacos pueden optar por evitar el café si experimentan palpitaciones cardíacas después de beberlo. El café también puede causar reflujo ácido en algunas personas y puede irritar el estómago.

Beber café por la noche puede interrumpir el sueño, y un sueño de alta calidad es esencial para la salud. Podría ser beneficioso reemplazar el café con una versión descafeinada o un té de hierbas más tarde en el día.

¿Debería la gente beber menos café?

Los granos de café tostados contienen algo de acrilamida. Los bebedores de café pueden evitar este químico eligiendo granos de café sin tostar, aunque estos tienen un sabor muy diferente.

la FDA recomienda que los adultos no consuman más de 4 a 5 tazas de café al día. La Academia Americana de Pediatría aconseja que los niños o adolescentes no consuman productos que contengan cafeína.

Por lo general, los médicos también sugieren que las personas que están embarazadas o amamantando limitan su consumo de cafeína. Sin embargo, las pautas sobre esto pueden variar y pueden ser difíciles de seguir porque la fuerza del café también difiere.

Las personas que intentan limitar su consumo de café pueden buscar consejo médico o eliminar por completo el café y otros productos con cafeína.

Sin embargo, si una persona quiere reducir la cantidad de café que bebe, debe hacerlo lentamente. Reducir el consumo de cafeína puede causar dolores de cabeza.

Reemplazar el café con té, café descafeinado, agua o té de hierbas puede reducir la ingesta de cafeína de una persona. Los tés negros y algunos tés de hierbas, como el té verde, contienen cafeína. Sin embargo, suele ser inferior a la de una taza de café.

¿Hay beneficios para la salud al tomar café?

A estudio 2017 revisó una amplia gama de evidencia y concluyó que beber cantidades moderadas de café es generalmente seguro. Según este estudio, beber café también puede tener beneficios para la salud.

El estudio comparó a personas que no bebían café con personas que bebían las siguientes cantidades de café al día:

  • aproximadamente 4-7 tazas
  • alrededor de 1-3 tazas
  • una taza extra

Los investigadores encontraron que todos los grupos que bebían café tenían una tasa más baja de cáncer que los que no bebían café. Las personas que bebían más café tenían un riesgo reducido de desarrollar los siguientes tipos de cáncer:

  • próstata
  • endometrial
  • piel con melanoma y sin melanoma
  • oralmente
  • leucemia

El estudio no encontró un vínculo fuerte entre el consumo de café y los siguientes tipos de cáncer:

  • gástrico
  • colorrectal
  • ovárico
  • tiroides
  • seno
  • pancreático
  • laríngeo
  • linfoma

Otros beneficios de beber café incluyeron un menor riesgo de muerte por todas las causas y un menor riesgo de enfermedad cardíaca, enfermedad hepática y enfermedad de Parkinson. Los investigadores encontraron que beber de 3 a 4 tazas de café al día era más beneficioso.

El diario médico británico emitió una serie de correcciones en 2018. Sin embargo, estas correcciones no cambiaron los hallazgos generales del estudio.

Un metanálisis de 2018 encontró que beber café puede reducir el riesgo de que una persona desarrolle diabetes tipo 2 al 6%.

El café también contiene antioxidantes. Estas son sustancias que pueden detener o retardar el daño celular. Sin embargo, se necesita más investigación sobre los beneficios potenciales para la salud de los antioxidantes.

Resumen

La investigación actual sugiere que es poco probable que el café cause cáncer. Puede reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Sin embargo, todavía no hay suficiente evidencia científica para confirmar esto.

Como parte de una dieta saludable, es probable que el café sea beneficioso. Beber hasta 4 tazas de café al día no debería suponer ningún riesgo para la salud y puede reducir el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

Sin embargo, una persona que está embarazada o amamantando debe considerar hablar con un médico acerca de limitar su consumo de cafeína.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *