Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Lo que debe saber sobre las prácticas sexuales más seguras

Las prácticas sexuales más seguras tienen como objetivo reducir el riesgo de infecciones y enfermedades de transmisión sexual (ITS). Debido a que el sexo siempre implica algún riesgo de ITS, no existe el sexo completamente seguro, por lo que la mayoría de los expertos prefieren el término «prácticas sexuales más seguras».

Las ITS son relativamente comunes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que 20% de la población de EE. UU. tuvo una ITS en un día cualquiera en 2018. Además, la Kaiser Family Foundation estima que más de la mitad de los estadounidenses tendrán una ITS en algún momento de sus vidas.

Las prácticas sexuales más seguras pueden reducir el riesgo de una persona de contraer una ITS. Hablar sobre las ITS, la historia sexual y el sexo más seguro puede fomentar una comunicación saludable y el consentimiento entre las parejas.

Lea más para saber cómo tener sexo más seguro, consideraciones con una pareja con VIH y más.

Cómo tener sexo más seguro

Compartir en Pinterest
Willie B. Thomas/Getty Images

Reducir la frecuencia con la que una persona tiene relaciones sexuales de alto riesgo puede reducir sus posibilidades de contraer una ITS. El sexo de alto riesgo es cualquier acto o comportamiento sexual que puede conducir a resultados no deseados, como tener relaciones sexuales sin barrera de protección. Algunas opciones para reducir el riesgo durante las relaciones sexuales incluir:

  • elegir opciones sin penetración, como la estimulación manual, en lugar del sexo con penetración
  • probar opciones de menor contacto como la masturbación mutua
  • tener menos parejas sexuales
  • hablar con una pareja sobre sus parejas sexuales y el estado de las ITS
  • someterse a pruebas periódicas de ITS
  • evitar las relaciones sexuales con una pareja que tiene llagas abiertas o verrugas
  • tratar cualquier ITS y no tener relaciones sexuales hasta que se complete el tratamiento

Las siguientes estrategias pueden ayudar a minimizar el riesgo para las personas que eligen sexo oral, vaginal o anal:

Prácticas seguras de sexo oral

El sexo oral no es una práctica sexual libre de riesgos porque una persona entra en contacto con los fluidos corporales de otra persona.

Si bien el riesgo de contraer el VIH a través del sexo oral es probablemente más bajo que la del sexo con penetración, una persona puede contraer ITS, como herpes, clamidia y gonorrea. Las personas que contraen clamidia o gonorrea a través del sexo oral pueden desarrollar una infección de garganta en lugar de una infección genital. Sin embargo, estas infecciones suelen ser menos peligrosas y se pueden tratar fácilmente.

Para reducir el riesgo de ITS por el sexo oral, una persona puede usar una barrera entre la boca y los genitales. Las personas también pueden usar condones externos para penes y protectores dentales para vaginas.

Obtenga más información sobre el sexo oral y las ITS.

Prácticas sexuales vaginales seguras

El sexo vaginal generalmente significa más contacto con los fluidos corporales que el sexo oral.

Para reducir la probabilidad de embarazo, las personas pueden usar varias formas de anticoncepción, como dispositivos intrauterinos, píldoras anticonceptivas hormonales e implantes. Sin embargo, estos métodos no protegerán contra las ITS.

La única forma de protección contra las ITS son los métodos de barrera física. Para el sexo con penetración, las personas pueden usar condones externos que se colocan sobre el pene o condones internos que se colocan dentro de la vagina.

Prácticas seguras de sexo anal

Los expertos en salud consideran que el sexo anal es una práctica sexual de mayor riesgo porque plantea una mayor riesgo del VIH

Debido a que el ano no se autolubrica, los pequeños desgarros pueden aumentar el riesgo de transmisión. Las bacterias en el ano también pueden propagar infecciones.

Si bien el riesgo es mayor para la pareja receptiva, otras parejas aún pueden contraer ITS.

Para reducir la posibilidad de transmisión, la pareja que penetra debe usar un condón. El uso de un lubricante apto para condones puede reducir el riesgo de microdesgarros que pueden propagar infecciones. Además, el uso de la profilaxis previa a la exposición (PrEP) puede reducir el riesgo de contraer el VIH.

Consejos para tener sexo más seguro

Tener sexo más seguro no tiene por qué ser difícil, y sentirse seguro y cómodo puede hacer que el sexo sea más placentero para todas las parejas. Varios consejos simples pueden hacer que el sexo sea más seguro, entre ellos:

  • Someterse a pruebas periódicas de ITS: Por ejemplo, una persona puede hacerse la prueba de ITS una vez al año en su cumpleaños o cada vez que comienza a tener relaciones sexuales con una nueva pareja.
  • Comunicarse abiertamente: Practique una comunicación sexual abierta y honesta con todas las parejas antes de tener relaciones sexuales.
  • Preparación de la barrera de protección: Elija una marca de condones que le guste a una persona y que pueda pagar. Asegúrese de que estén siempre disponibles colocándolos en el automóvil, el bolso y la mesita de noche.
  • Priorizando la protección: Practique el uso de condones hasta que ponerse uno se sienta cómodo y fácil. Incorpore condones en los juegos previos, para que se sientan como una parte natural del sexo.

Lea más sobre cómo hacerse las pruebas de ITS.

Sexo seguro con una pareja seropositiva

No hay sexo completamente seguro con una pareja VIH. Sin embargo, esto no significa que las personas con este virus no puedan tener relaciones sexuales. Los métodos actuales de tratamiento del VIH han hecho posible que las personas con el VIH lleguen a una etapa indetectable, lo que significa que la enfermedad no es transmisible. Con las precauciones adecuadas, las personas con VIH pueden tener una vida sexual sana y activa.

Algunas prácticas de sexo seguro que reducen la posibilidad de transmitir el VIH incluyen:

  • Uso de la PrEP: La pareja que no tiene VIH debe tomar la PrEP dentro de las 72 horas posteriores a la relación sexual. La mayoría de los seguros cubren la PrEP, y las personas con Medicare pueden obtenerla de forma gratuita o a bajo costo.
  • Tomar medicamentos para el VIH: Las personas con VIH deben tomar sus medicamentos según lo prescrito por el médico. Los medicamentos antivirales pueden reducir la carga viral del VIH en la sangre, lo que reduce el riesgo de propagar la enfermedad.
  • Teniendo en cuenta el sexo de bajo riesgo: Estos incluyen el curso exterior, la masturbación mutua y el sexo con ropa.
  • hacerse la prueba: Otras ITS y ETS pueden aumentar el riesgo de propagar el VIH, por lo que las personas deben someterse a pruebas periódicas. Las personas también deben hacerse la prueba del VIH, ya que el diagnóstico temprano puede mejorar las opciones de tratamiento.
  • Uso de protección de barrera: Incluye condones internos, condones externos y protectores dentales.

Ponerse en contacto con un médico

Las personas deben comunicarse con un médico si:

  • desarrollar cualquier síntoma de ITS
  • necesita pruebas de ITS
  • necesita asesoramiento sobre cómo prevenir la propagación del VIH o cómo obtener una receta para la PrEP
  • quieren saber su riesgo de contraer o propagar una ITS
  • experimenta síntomas de ITS que no mejoran con el tratamiento

Resumen

Todo sexo conlleva una cierta cantidad de riesgo. Sin embargo, las personas pueden disminuir sus posibilidades de contraer o transmitir una ITS mediante el uso de protección de barrera, comunicándose con sus parejas sexuales y realizándose pruebas periódicas.

Las personas que deseen obtener más información sobre cómo reducir su riesgo deben consultar a un profesional médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *