Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿Cuáles son los primeros síntomas de la leucemia en los niños?

Muchos de los primeros síntomas de la leucemia en los niños también son síntomas de enfermedades infantiles comunes y menos graves. Pueden incluir enfermedades similares a la gripe, fatiga, falta de apetito, dolores de cabeza e infecciones frecuentes. La leucemia puede ser crónica, donde los síntomas pueden desarrollarse lentamente, o puede ser aguda, donde los síntomas pueden aparecer muy rápidamente.

Compartir en Pinterest
RunPhoto/GettyImages

La leucemia infantil representa alrededor 24,9% de todos los nuevos casos de cáncer infantil.

Según el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, es el tipo de cáncer más común en niños y adolescentes, lo que representa 1 de 3 cánceres que afectan a este grupo de edad. Afecta a más hombres que mujeres, aunque no por un amplio margen.

La leucemia infantil también es un poco más común entre los niños hispanos y los niños blancos que entre los niños afroamericanos y asiáticos americanos.

¿Qué es la leucemia?

La leucemia afecta a los glóbulos, con mayor frecuencia a los glóbulos blancos. Los glóbulos blancos normalmente se desarrollan a partir de células madre en la médula ósea. Cuando estas células crecen de forma anormal, se produce la leucemia.

Un diagnóstico de leucemia puede ser aterrador, pero las tasas de supervivencia continúan mejorando. Este artículo explora los primeros síntomas de la leucemia infantil, cómo reconocer sus síntomas y qué saber al respecto.

Compartir en Pinterest
Ilustración de Jason Hoffman

Primeros signos de leucemia en niños

Los primeros signos de leucemia pueden ser difíciles de detectar. También pueden variar de un niño a otro, ya que no todos los niños con leucemia muestran los síntomas mencionados anteriormente.

Muchos de los síntomas son comunes y pueden indicar una variedad de enfermedades. El médico realizará varias pruebas y evaluaciones antes de hacer un diagnóstico.

Si un padre o cuidador nota alguno de los síntomas anteriores, lo mejor es llevar al niño al médico lo antes posible. Un diagnóstico oportuno puede garantizar que el niño reciba el tratamiento adecuado rápidamente.

Los primeros síntomas pueden incluir:

Infecciones frecuentes

Los niños con leucemia tienen recuentos elevados de glóbulos blancos, pero la mayoría de estas células no funcionan correctamente. Esto se debe a que las células anormales reemplazan a los glóbulos blancos sanos.

Los glóbulos blancos ayudan a proteger al cuerpo de combatir las infecciones. Por esta razón, las infecciones recurrentes o persistentes pueden indicar que un niño no tiene suficientes glóbulos blancos sanos.

Moretones y sangrado

Si un niño se forma moretones con facilidad y experimenta hemorragias nasales graves o hemorragias de las encías, esto puede indicar leucemia.

Un niño con este tipo de cáncer tendrá una falta de plaquetas que ayudará a prevenir el sangrado.

fatiga extrema

En casos raros, la leucemia conduce a una debilidad y agotamiento muy severos que pueden resultar en dificultad para hablar.

Esto ocurre cuando las células de leucemia se acumulan en la sangre, lo que hace que la sangre se espese. La sangre puede ser tan espesa que la circulación se ralentiza a través de pequeños vasos en el cerebro.

Sentirse mal en general o experimentar dolores de cabeza frecuentes

Es posible que un niño no pueda describir sus síntomas en detalle, pero puede parecer que está enfermo en general. También pueden experimentar dolores de cabeza frecuentes e inexplicables.

Cuando no esté clara la causa de la enfermedad de un niño, programe una cita con un médico.

hinchazón

En un niño con leucemia, la inflamación puede afectar varias partes del cuerpo, entre ellas:

  • En el abdomen, cuando se acumulan células anormales en el hígado o el bazo
  • En la cara y los brazos, cuando la presión sobre una vena llamada vena cava superior hace que la sangre se acumule en el área
  • Los ganglios linfáticos, lo que hace que se formen pequeños bultos a los lados del cuello, en las axilas o alrededor de la clavícula, donde residen los ganglios linfáticos.

Es importante destacar que un niño con ganglios linfáticos inflamados y sin síntomas adicionales tiene más probabilidades de tener una infección que leucemia.

Además, es más probable que los tumores de otros tipos de cáncer ejerzan presión sobre la vena cava superior y provoquen hinchazón facial. La hinchazón empeorará cuando el niño se despierte y mejorará a lo largo del día.

Esto se llama síndrome de la vena cava superior y rara vez ocurre en casos de leucemia. Sin embargo, puede poner en peligro la vida y requiere atención de emergencia.

Falta de apetito, dolor de estómago y pérdida de peso.

Cuando las células leucémicas causan inflamación en el hígado, los riñones o el bazo, estos órganos pueden ejercer presión contra el estómago.

El resultado puede ser una sensación de saciedad o incomodidad, falta de apetito y la consiguiente pérdida de peso.

Dolor de huesos o articulaciones

Si un niño parece tener dolor y se queja de que le duelen los huesos o las articulaciones, esto puede indicar leucemia infantil.

Cuando se desarrolla la leucemia, las células anormales pueden acumularse cerca de la superficie de los huesos o dentro de las articulaciones.

Otros síntomas

En algunos casos, un niño también puede experimentar problemas de salud más evidentes.

tesis puede incluir:

anemia

La anemia ocurre cuando el cuerpo tiene escasez de glóbulos rojos.

Los glóbulos rojos son responsables de transportar oxígeno por todo el cuerpo, y si alguien no produce lo suficiente, puede experimentar:

  • fatiga
  • debilidad
  • mareo
  • dificultad para respirar
  • dolores de cabeza
  • piel pálida
  • sentirse inusualmente frío

Tos o dificultad para respirar

La leucemia puede afectar partes del cuerpo dentro y alrededor del tórax, como algunos ganglios linfáticos o el timo, una glándula ubicada entre los pulmones.

Si estas partes del cuerpo se hinchan, pueden ejercer presión sobre la tráquea y dificultar la respiración.

Las dificultades para respirar también pueden ocurrir si las células de leucemia se acumulan en los pequeños vasos sanguíneos de los pulmones.

Si un niño experimenta dificultad para respirar, busque atención de emergencia.

Vómitos y convulsiones

Si la leucemia afecta el cerebro o la médula espinal, un niño puede experimentar:

  • debilidad
  • convulsiones
  • vómitos
  • Dificultad para concentrarse
  • problemas con el equilibrio
  • visión borrosa

Erupciones en la piel

Las células de leucemia que se propagan a la piel pueden provocar la aparición de manchas pequeñas, oscuras y parecidas a erupciones. Los médicos llaman a esta colección de células cloroma o sarcoma granulocítico, y es muy raro.

Los hematomas y el sangrado que caracterizan a la leucemia también pueden causar la aparición de pequeñas manchas en la piel llamadas petequias. Estos también pueden parecer una erupción.

Preguntas frecuentes

Las siguientes son respuestas a preguntas comunes sobre la leucemia infantil:

¿Cuál es la edad más común para que ocurra la leucemia infantil?

Los médicos diagnostican con mayor frecuencia la leucemia infantil entre los edades de 1 a 4. La mediana del diagnóstico es a los 6 años de edad.

¿Puede la leucemia aparecer de repente?

Los síntomas de la leucemia aguda a menudo aparecen rápidamente y pueden ser más notorios. Por lo general, un niño se enfermará con síntomas similares a los de la gripe en unos días o unas pocas semanas. Los niños con leucemia crónica pueden tener síntomas más leves que se desarrollan gradualmente con el tiempo.

¿Cuáles son los tipos de leucemia?

Hay dos tipos de leucemia, y cada uno puede ser crónico o agudo. Los tipos agudos de leucemia son más común en ninos. Están:

  • leucemia linfocítica aguda (LLA)
  • leucemia mielógena aguda (LMA)
  • leucemia linfocítica crónica (LLC)
  • leucemia mielógena crónica (LMC)

¿Existe una cura para la leucemia infantil?

Si bien actualmente no existe una cura, si un médico diagnostica la leucemia infantil temprano, la tasa de éxito del tratamiento es alta. La tasa de supervivencia relativa a 5 años es 85,8%.

¿Qué causa la leucemia infantil?

Los investigadores no conocen la causa exacta de la leucemia infantil, pero creen que la causa quizás una combinación de factores genéticos y ambientales. Por ejemplo, los genes heredados de algunas personas pueden predisponerlas a desarrollar leucemia o dificultar que su cuerpo procese la exposición a sustancias químicas que pueden causar cáncer.

Perspectivas y conclusiones

Hay diferentes tipos de leucemia infantil. La perspectiva de un niño dependerá del tipo y una variedad de otros factores.

Independientemente, el diagnóstico y tratamiento temprano de la leucemia puede mejorar el resultado. Es importante que un padre o cuidador hable con un médico sobre cualquier inquietud sobre la salud de un niño lo antes posible.

Los médicos ahora pueden tratar con éxito muchos casos de leucemia infantil. Los métodos de tratamiento están avanzando y las tasas de supervivencia para algunas formas de la enfermedad continúan mejorando.

Lea este artículo en español.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *