Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Qué saber sobre el síndrome del intestino irritable posinfeccioso

El síndrome del intestino irritable (SII) es una afección gastrointestinal (GI) común que puede causar molestias persistentes. En algunos casos, una persona puede experimentar repentinamente síntomas de SII después de una infección en el estómago o los intestinos. Cuando esto ocurre, un médico puede referirse a él como IBS posinfeccioso (PI-IBS).

El SII es una afección gastrointestinal a largo plazo que puede provocar un cambio o una alteración en la función intestinal. Esto a su vez puede provocar dolor abdominal y cambios en las deposiciones.

La gastroenteritis, o intoxicación alimentaria, se refiere a una infección del sistema digestivo debido al consumo de alimentos contaminados. Si bien muchas personas se recuperan después de la enfermedad inicial, es posible que otras no lo hagan y desarrollen síntomas similares al SII, que los expertos en salud denominan SII-PI.

En este artículo, discutimos PI-IBS, incluidas sus causas, síntomas y opciones de tratamiento.

El sexo y el género existen en los espectros. Este artículo utilizará los términos “masculino”, “femenino” o ambos para referirse al sexo asignado al nacer. Clic aquí para saber más.

definición

Compartir en Pinterest
Bernina/Getty Images

El SII es muy común. Condición GI, que afecta aproximadamente al 10-15% de las personas en los Estados Unidos. Si bien los investigadores no están seguros, la evidencia señala que el SII es más común en las mujeres, con casi el doble de mujeres que lo tienen que en los hombres.

Expertos en salud llame IBS un funcional trastorno GI. Esto se refiere al hecho de que el SII afecta el funcionamiento de los intestinos, haciéndolos más sensibles y cambiando la forma en que se contraen los músculos de los intestinos.

La gastroenteritis, también conocida como gripe estomacal, es otra Condición GI que resulta de una infección con bacterias, virus o parásitos. Si bien la mayoría de las personas se recuperan de la infección, la evidencia sugiere que 4-36% de las personas pueden desarrollar PI-IBS, donde los síntomas como la diarrea y el malestar abdominal persisten mucho después de la resolución de la enfermedad inicial.

Causas y factores de riesgo

Aunque se necesita más investigación para entender por qué algunas personas desarrollan PI-IBS y otras no, alguna evidencia sugiere que una respuesta inmune inflamatoria compleja juega un papel.

La inflamación es una forma en que el cuerpo puede responder a los patógenos. Sin embargo, si el cuerpo no puede detener la inflamación, puede dañar el tracto digestivo. Como tal, la inflamación persistente de bajo grado puede resultar en PI-IBS.

Alternativamente, una infección puede provocar una lesión en los nervios que recubren el intestino y que son responsables de la motilidad y sensibilidad intestinal. El daño a estos nervios puede causar una alteración en las deposiciones que puede conducir a PI-IBS.

Factores de riesgo que los expertos en salud asocian con PI-IBS incluir:

  • ser mujer
  • siendo más joven en la vejez
  • tener ansiedad o depresión prevalente durante la infección
  • haber experimentado eventos adversos en la vida en el año anterior a la infección
  • tener trastornos del sueño
  • la infección siendo debido a bacterias, particularmente Campylobacter jejuni
  • tener anomalías en la mucosa en el tracto GI
  • experimentando una disfunción del sistema inmunológico
  • tener disbiosis, que se refiere a alteraciones negativas en el microbioma intestinal

La duración de la infección y los factores genéticos que conducen a niveles elevados de factor de necrosis tumoral alfa y niveles más bajos de interleucina-10 también pueden desempeñar un papel.

síntomas

Un signo característico del SII-PI es el desarrollo de síntomas inmediatamente después de la resolución de la gastroenteritis.

Los síntomas del SII-PI pueden incluir:

  • fiebre
  • Diarrea
  • vómitos
  • dolor abdominal
  • cambios en la frecuencia de la defecación
  • cambios en la apariencia de las heces

diagnóstico

Actualmente, no existe un método validado para diagnosticar PI-IBS.

Sin embargo, en la actualidad, la Roma IV Los criterios de diagnóstico caracterizan la afección como una nueva aparición de SII después de una gastroenteritis en personas que no tenían SII antes de la infección.

Como tal, los criterios diagnósticos de Roma IV son los siguientes:

  • dolor abdominal recurrente al menos 1 día por semana durante los 3 meses anteriores, junto con un cambio en la frecuencia de las deposiciones y un cambio en la apariencia del intestino
  • síntomas que se desarrollan inmediatamente después de la gastroenteritis
  • un cultivo de herramientas positivo para un agente infeccioso o la presencia de dos de los siguientes síntomas: fiebre, vómitos o diarrea
  • ausencia de SII antes de la infección

tratos

En este momento, no existe un tratamiento específico para el SII-PI. En cambio, el enfoque consiste en administrar la condición, similar a cómo un individuo trataría otros tipos de IBS. Esto implica adaptar el tratamiento en función de los síntomas y su gravedad.

Un médico puede sugerir abordar cualquier opción de dieta o estilo de vida que parezca empeorar los síntomas. También pueden recomendar tratar de reducir el estrés si eso parece exacerbar los síntomas.

Dependiendo de los síntomas que experimente una persona, un médico también puede recetar ciertos medicamentos para ayudar a aliviar o controlar estos síntomas.

Sin embargo, aún se necesita más investigación para ayudar a comprender las causas subyacentes del PI-IBS y desarrollar terapias adicionales.

pronóstico

El PI-IBS no es una afección potencialmente mortal, pero causa molestias y dolor, lo que puede afectar negativamente la calidad de vida de una persona.

Cierta evidencia sugiere que los síntomas del SII-PI disminuyen con el tiempo y que el pronóstico podría ser mejor que el del SII.

Según algunas investigaciones, aproximadamente el 50 % de las personas con PI-IBS se recuperarán sin un tratamiento específico, aunque esto puede llevar algunos años. Sin embargo, la evidencia señala que algunas personas con PI-IBS pueden ver una remisión completa de los síntomas dentro de 1 año.

Se necesita más investigación para comprender mejor por qué esta condición se resuelve en algunas personas más rápidamente que en otras.

Cuándo contactar a un médico

Si una persona ha tenido gastroenteritis recientemente y ha experimentado síntomas asociados con el SII, es recomendable contactar a un médico.

El médico hará preguntas sobre los síntomas y el historial médico para determinar si los criterios de diagnóstico indican PI-IBS.

Si el médico llega a la conclusión de que la persona tiene PI-IBS, ayudará a informarle sobre la afección y trabajará con ella para desarrollar un plan de tratamiento adecuado.

Resumen

PI-IBS se refiere a los síntomas del SII que experimenta una persona después de una infección en el estómago y los intestinos, conocida como gastroenteritis.

La característica definitoria de esta condición es que una persona experimenta síntomas parecidos al SII después de la infección, a pesar de que nunca ha tenido SII.

Similar al SII, PI-IBS puede causar molestias, dolor abdominal y cambios en las deposiciones. Después de un diagnóstico, un médico puede ayudar a diseñar un plan de tratamiento adecuado para ayudar a una persona a aliviar y controlar los síntomas.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *