Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿Pueden los niños tener infartos?

Es extremadamente raro, pero un niño puede tener un infarto, especialmente si tiene una enfermedad cardíaca congénita o adquirida o ha sufrido un traumatismo torácico.

Compartir en Pinterest
Imágenes de Mitch Diamond/Getty

Un ataque al corazón, que los médicos también llaman infarto agudo de miocardio, es raro en la infancia.

Este artículo explora los ataques cardíacos y las posibles causas, las señales de advertencia y los síntomas a tener en cuenta y su diagnóstico.

Causas potenciales de un ataque al corazón en niños

Aunque es raro, hay varias causas posibles de un ataque cardíaco en la infancia, como:

Cardiopatía congénita

La enfermedad cardíaca congénita, o defectos cardíacos congénitos, es un término general para las afecciones cardíacas relacionadas con el nacimiento. Afecta alrededor 1% de nacidos vivos.

Los niños con antecedentes de ciertos defectos cardíacos congénitos tienen un mayor riesgo que otros de sufrir un ataque cardíaco debido a la obstrucción de una arteria coronaria.

Origen anómalo de la arteria coronaria izquierda

Un ejemplo de cardiopatía congénita es el origen anómalo de la arteria coronaria izquierda. Esto ocurre cuando se están formando el corazón y los vasos sanguíneos. La arteria coronaria izquierda se conecta a la arteria pulmonar en lugar de a la aorta en el corazón.

Cuando el corazón no recibe suficiente sangre de las arterias coronarias, comienza a fallar, de manera similar a lo que ocurre durante un infarto de miocardio o un ataque al corazón.

Sin embargo, esto también es una ocurrencia rara, que comprende menos del 1% de todos los defectos cardíacos congénitos en los niños.

Cardiopatía adquirida

Las enfermedades cardíacas adquiridas se desarrollan después del nacimiento. A continuación hay algunos ejemplos de condiciones que un niño puede desarrollar.

Cardiopatía reumática

Este es el tipo más común de enfermedad cardiaca adquirida en niños, afectando 33,4 millones de personas en 2015.

La fiebre reumática puede ser una consecuencia de una faringitis estreptocócica o faringitis estreptocócica no tratada. Sin embargo, es poco común en lugares donde los médicos tratan fácilmente la faringitis estreptocócica con antibióticos.

Si los médicos no tratan la fiebre reumática de inmediato, se puede producir daño cardíaco a largo plazo o enfermedad cardíaca reumática. Cardiopatía reumática debilita las válvulas entre las cámaras del corazón.

enfermedad de kasawki

La enfermedad de Kawasaki es otra condición adquirida que afecta 9-20 de cada 100.000 niños menores de cinco años en los Estados Unidos.

La enfermedad de Kawasaki afecta las arterias coronarias debido a agudo inflamación y la formación de aneurismas de las arterias coronarias, que pueden causar un infarto de miocardio.

La condición también hace que la fiebre se desarrolle repentinamente. Otros síntomas incluyen:

  • sarpullido
  • Irritación y enrojecimiento en el blanco de los ojos.
  • irritación e inflamación de la boca, los labios y la garganta
  • Glándulas linfáticas inflamadas
  • edema o hinchazón en las manos y los pies

Otro Principal Las afecciones cardíacas adquiridas en los niños son la miocarditis, que se refiere a una inflamación del músculo cardíaco, y la pericarditis, que es la inflamación del saco que contiene el corazón.

trauma torácico

La investigación también considera el trauma torácico cerrado, debido a una lesión o un accidente, como una causa rara de ataque cardíaco en los niños.

Cuándo consultar a un médico

Es importante buscar posibles signos de que los niños pueden estar experimentando un ataque cardíaco o síntomas de otra afección para un diagnóstico y tratamiento oportunos.

Si un padre o cuidador nota los siguientes síntomas en su hijo, debe buscar atención médica.

recién nacido síntomas Niños mayores síntomas
problemas de alimentacion fatiga
falta de interés en el entorno falta de apetito
irritabilidad palidez
Diarrea disnea
transpiración taquipnea
vómitos taquicardia
palidez de la piel hipotensión
taquipnea pulso débil
disnea irregularidad del ritmo

Se superpone con otras condiciones

Las condiciones del corazón pueden ser difícil de diagnosticar en niños debido a la complejidad de la condición y su superposición con otros síntomas.

La miocardiopatía hipertrófica es una afección que hace que el músculo cardíaco y las paredes del corazón se vuelvan más gruesas.

En algunos casos, la pared se vuelve tan gruesa que bloquea el flujo de sangre fuera del corazón. Muchas personas no reciben un diagnóstico hasta la edad adulta, lo que lo hace mucho menos común y afecta a 1 de cada 200 000 niños. Sin embargo, los síntomas de la miocardiopatía hipertrófica pueden parecerse a los de un ataque al corazón.

Es importante buscar atención médica inmediata si un niño muestra alguno de los síntomas anteriores.

Dolor de pecho en niños.

A diferencia de los adultos, el dolor de pecho rara vez es un síntoma de un ataque al corazón en los niños. El dolor de pecho representa alrededor 6 de cada 1.000 visitas a una sala de emergencias pediátricas.

Las causas comunes de dolor en el pecho que no se relacionan con afecciones cardíacas incluyen:

  • causas musculoesqueléticas, como distensión muscular o síndrome de costilla deslizante
  • afecciones respiratorias, como tos crónica o asma
  • causas gastrointestinales, como estreñimiento o trastorno por reflujo gastroesofágico
  • trastornos mentales o emocionales, como ansiedad o depresión

De acuerdo con la Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la vacuna mRNA COVID-19 puede causar miocarditis o pericarditis en niños. Ambas condiciones pueden causar dolor en el pecho como síntoma.

Está importante para diagnosticar el dolor de pecho temprano para descartar enfermedades del corazón y garantizar que los médicos puedan proporcionar métodos de manejo y tratamiento.

diagnóstico y manejo

Un profesional de la salud puede evaluar a un niño usando uno de los siguiendo herramientas diagnosticas.

  • Las radiografías de tórax pueden determinar si el corazón se ha agrandado.
  • Los electrocardiogramas pueden evaluar el ritmo cardíaco.
  • Los ecocardiogramas pueden verificar la estructura y función del corazón.
  • Una prueba de esfuerzo con ejercicio puede evaluar la función corazón-pulmón.

Una prueba más invasiva es un estudio de cateterismo cardíaco. Esto implica que un médico inserte un catéter en el corazón a través de uno de los vasos sanguíneos de un brazo o una pierna. El objetivo de la prueba es detectar arterias obstruidas o latidos cardíacos irregulares.

Como el procedimiento requiere anestesia, algunos niños pueden experimentar efectos secundarios de este medicamento, como náuseas y vómitos. Sin embargo, esto suele ser solo a corto plazo. Un niño deberá permanecer en cama durante las primeras dos horas para reducir el riesgo de sangrado.

Una vez que el niño haya comido y bebido algo, haya orinado y se haya movilizado, podrá irse a casa. El cardiólogo discutirá los resultados con uno de los padres o cuidador.

tratos

El infarto de miocardio es tan raro en los niños y las causas son tan diversas que los médicos han adaptado los principios de los tratamientos para adultos para los niños.

En los últimos años, la alteplasa se ha convertido en el fármaco fibrinolítico más común en niños.

Otros tratamientos pueden incluir:

  • hospitalización para cuidados de apoyo
  • Medicamentos anticoagulantes para romper los coágulos, si los hay.
  • bloqueadores beta

Además, los médicos pueden recomendar una angioplastia coronaria, un procedimiento que ensancha las arterias coronarias bloqueadas o estrechadas. La supervivencia hospitalaria de los adolescentes sin ninguna cardiopatía subyacente es excelente y la necesidad de una intervención quirúrgica de la arteria coronaria es poco común.

Resumen

Ha habido casos de niños que han sufrido ataques al corazón, pero son raros. Lo que los causa puede variar desde enfermedades cardíacas congénitas hasta adquiridas.

Siempre es mejor buscar un diagnóstico y atención médica si un padre o cuidador nota alguna señal o síntoma de advertencia que su hijo esté experimentando.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *