Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Por qué es importante la autorregulación emocional y cómo hacerlo

La autorregulación emocional se refiere a la capacidad de una persona para manejar sus emociones e impulsos. Es una parte importante del bienestar general mental y físico.

La autorregulación emocional es una habilidad que las personas aprenden y desarrollan durante la niñez, la adolescencia y la edad adulta.

Sentir emociones fuertes es saludable. Aprender a procesar las emociones y responder con el comportamiento apropiado es esencial para el bienestar de una persona. La falta de autorregulación emocional puede perpetuar las emociones negativas. También puede tener repercusiones sociales, como dañar las relaciones con los demás.

Este artículo explorará la autorregulación emocional y verá cómo se desarrolla, por qué es importante y cuándo buscar ayuda.

¿Qué es la autorregulación emocional?

Compartir en Pinterest
Lucas Ottone/Stocksy

Cuando las personas sienten emociones fuertes, como ira, frustración o ansiedad, experimentan respuestas físicas y mentales.

En algunos casos, el cuerpo aumenta la producción de hormonas del estrés, lo que aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la temperatura y la frecuencia respiratoria.

Las personas pueden sentirse de mal genio, tener arrebatos, cambios de humor o experimentar emociones negativas.

La autorregulación emocional es la habilidad aprendida de aplicar el pensamiento consciente a los eventos que provocan emociones fuertes. Cuando las personas se involucran, adaptan su comportamiento de las siguientes maneras:

  • Notan el aumento de la respuesta emocional.
  • Consideran las consecuencias de cualquier respuesta.
  • Eligen respuestas que se mueven hacia un resultado u objetivo positivo, a pesar de que posiblemente sientan emociones negativas.

Si una persona carece de habilidades de autorregulación emocional, puede expresarlo de la siguiente manera:

  • reaccionar exageradamente a las situaciones
  • tener arrebatos emocionales y ser rápido para reaccionar
  • experimentando emociones negativas que duran mucho tiempo
  • tener cambios de humor

Lea acerca de cómo controlar la ira aquí.

¿Cómo se desarrolla?

La autorregulación es una parte importante del desarrollo de niños y adolescentes, y las investigaciones demuestran que ser capaz de regular las emociones tiene un efecto positivo en el bienestar de una persona.

Los niños desarrollan la autorregulación emocional bajo la guía de sus cuidadores y compañeros.

A los niños muy pequeños les resulta difícil lidiar con sus emociones. Por ejemplo, pueden tener rabietas cuando las cosas no salen como quieren. Si los adultos les ayudan a nombrar sus sentimientos y racionalizar con ellos, los niños aprenden gradualmente a evaluar las situaciones por sí mismos y a tomar decisiones de comportamiento más razonables.

Una persona puede aprender habilidades de autorregulación, pero debe practicar regularmente para que las habilidades se conviertan en una segunda naturaleza. Para los jóvenes con retrasos en el desarrollo, la intervención y el asesoramiento pueden ayudarlos a desarrollar habilidades de autorregulación.

Algunos adultos también tienen dificultades para autorregular sus emociones. La terapia puede ser una forma valiosa de mejorar la autoconciencia, lo que lleva a una mejor regulación de las emociones.

Ciertas prácticas diarias pueden ayudar a una persona a mantener el control de sus emociones, entre ellas:

  • hablando con amigos
  • haciendo ejercicio
  • meditando
  • recibiendo terapia
  • diario
  • dormir lo suficiente
  • abordar cualquier enfermedad personal
  • prestar atención a los pensamientos negativos que siguen a las emociones fuertes
  • practicando la atención plena

¿Por qué es importante?

Es normal que las personas se sientan incapaces de controlar sus emociones de vez en cuando. Sin embargo, para algunas personas, las emociones son continuamente agotadoras y abrumadoras, lo que lleva a estrategias de afrontamiento poco saludables, como el abuso de sustancias o la autolesión.

La desregulación emocional ocurre cuando una persona interpreta las emociones o los eventos de una manera que la hace sentir abrumada. Pueden percibir una situación de una manera que no refleja la realidad, lo que desencadena una serie de sentimientos muy reales.

Las emociones comienzan a fluir en cascada y la respuesta natural es hacer lo que sea necesario para calmar los sentimientos negativos. En muchos casos, eso conduce a comportamientos negativos o autodestructivos.

Este ciclo puede repetirse con el tiempo hasta que una persona haga un esfuerzo concertado para romperlo con pensamientos y comportamientos de autorregulación.

Obtenga más información sobre la desregulación emocional aquí.

Estrategias de autorregulación emocional

Las personas lidian con las emociones de diversas maneras. Algunos de estos, como el abuso de sustancias, el exceso de trabajo y los arrebatos de ira, no son saludables.

Un estudio de 2016 comparó tres estrategias de autorregulación emocional, que se detallan a continuación.

Reevaluación cognitiva

Esto sucede cuando una persona elige dar un paso atrás de una situación emocionalmente desencadenante y reformularla de una manera que cambie su impacto emocional.

La reevaluación cognitiva ocurre antes de que una persona se cargue de emoción. En el estudio, las personas que usaron esta estrategia experimentaron más emociones positivas que las que no lo hicieron.

atención plena

Esta es la práctica de prestar atención deliberadamente a los propios pensamientos y sentimientos y reconocerlos y aceptarlos. Practicar la atención plena regularmente puede cambiar la forma en que una persona se relaciona y responde a sus sentimientos y emociones. En el estudio, las personas que practicaron la atención plena mostraron menos emociones negativas que las que no lo hicieron.

Supresión de emociones

Esta estrategia implica que una persona se guarde sus emociones y tenga cuidado de no expresarlas. Pueden hacer esto para evitar sentirse juzgados o experimentar otras repercusiones sociales.

En el estudio, las personas que usaron la supresión de emociones experimentaron menos emociones positivas y más negativas que aquellas que no sugirieron que no es una estrategia saludable de autorregulación emocional. Mantener las emociones adentro, sin dejar de sentir su impacto internamente, puede generar más dolor a largo plazo.

Cuándo buscar ayuda

Si una persona siente que tiene una respuesta poco saludable a sus emociones o tiene un comportamiento autodestructivo, puede buscar la ayuda de un médico en primera instancia. Un médico puede derivarlos a un terapeuta u otro profesional capacitado para ayudar a las personas a desarrollar la autoconciencia y la regulación de las emociones.

la Institutos Nacionales de Salud Mental proporciona orientación para encontrar un terapeuta u otro apoyo de salud mental.

panorama

La autorregulación emocional es una habilidad aprendida que requiere tiempo, práctica y esfuerzo. Para los jóvenes con discapacidades de aprendizaje, puede requerir aún más enfoque y atención.

Para mejorar la autorregulación emocional, una persona puede concentrarse en:

  • cuidar de las necesidades físicas manteniéndose descansado, alimentado, hidratado y en buena forma física
  • participar en actividades que proporcionan un sentido de logro y crecimiento
  • recordar que cambiar pensamientos es más fácil que cambiar sentimientos

Resumen

La autorregulación emocional es una habilidad cognitiva que se desarrolla a lo largo de la niñez hasta la adolescencia y más allá.

A través del ejemplo de los cuidadores y compañeros, las personas aprenden a llevar el pensamiento consciente al manejo de sus emociones. Una persona con una buena autorregulación emocional puede reconocer una emoción fuerte y elegir una forma de responder que tenga las menores consecuencias negativas.

La falta de habilidades de autorregulación emocional puede conducir a emociones negativas, elecciones de comportamiento socialmente inaceptables y comportamiento autodestructivo.

Los adolescentes y adultos con mala regulación emocional pueden mejorar sus habilidades a través del esfuerzo, la práctica y la repetición. La investigación ha concluido que la reevaluación cognitiva y la atención plena son dos estrategias útiles para la autorregulación emocional.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *