Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Vitíligo y enfermedad de la tiroides: ¿Existe un vínculo?

La autoinmunidad es cuando el sistema inmunitario ataca por error los tejidos sanos. Es una de las posibles causas de la enfermedad de la tiroides. Los científicos creen que la autoinmunidad también puede causar vitíligo.

Las personas con un tipo específico de vitíligo tienen más probabilidades de tener enfermedad tiroidea autoinmune (AITD, por sus siglas en inglés) que el resto de la población. Esto puede deberse a que tienen mecanismos subyacentes similares.

La tiroides es una pequeña glándula en la parte delantera del cuello. Produce hormonas para regular cómo el cuerpo utiliza la energía. En AITD, el sistema inmunitario ataca la tiroides, lo que significa que no puede producir suficientes hormonas o que se vuelve hiperactiva, como en la enfermedad de Graves.

El vitiligo es una condición de la piel que ocurre cuando las células de la piel que producen melanina mueren. Esto elimina el pigmento de la piel y el cabello, dejando manchas más claras.

En este artículo, exploraremos el vitíligo y la enfermedad de la tiroides, su vínculo potencial, las conexiones con otras afecciones autoinmunes y algunas preguntas frecuentes.

Contents

¿Existe un vínculo entre el vitíligo y la enfermedad de la tiroides?

Compartir en Pinterest
Comercio de FG/imágenes falsas

Sí, pero solo ciertos tipos.

Hay dos tipos principales de vitíligo. El vitiligo segmentario solo aparece en una zona del cuerpo. Este tipo de vitíligo a menudo comienza a una edad temprana y progresa durante algunos años antes de detenerse.

El vitíligo no segmentario aparece en lados opuestos del cuerpo. Los parches son simétricos entre sí. Este tipo de vitiligo a menudo comienza más tarde en la vida y puede continuar progresando con el tiempo.

El vitíligo no segmentario es el subtipo más común y los médicos creen que es una afección autoinmune.

Del mismo modo, algunos tipos de enfermedades de la tiroides son enfermedades autoinmunes. Esto incluye la tiroiditis de Hashimoto y la enfermedad de Graves.

Esta es probablemente la razón por la cual las tasas de enfermedad de la tiroides son más altas entre las personas con vitíligo que en la población general, ya que la causa raíz puede ser similar.

predominio

Las estimaciones de la prevalencia de vitiligo y AITD que ocurren juntos varían, pero la investigación muestra consistentemente que si alguien tiene una de las condiciones, es más probable que tenga la otra.

Un estudio de 2016 encontró que el 20 % de los participantes con vitíligo tenían una enfermedad autoinmune. La más frecuente de ellas fue la enfermedad tiroidea, con un 12,9 %.

Lo contrario también es cierto: en un estudio de 2009, el vitíligo fue significativamente más común en personas con una enfermedad de la tiroides que en un grupo de control. 56,8% de los participantes con una enfermedad de la tiroides también tenían una afección de la piel. De estos, el 6,8% tenía vitíligo.

Resultados de una revisión en Fronteras en Endocrinología encontró que, entre las personas con vitíligo, las enfermedades tiroideas más comunes eran:

  • hipotiroidismo
  • hipotiroidismo subclínico, que es una forma más leve de la afección
  • La tiroiditis de Hashimoto, que es un tipo específico de AITD

¿Qué vincula el vitíligo y la enfermedad de la tiroides?

Los científicos saben que tanto el vitiligo no segmentario como el AITD son un producto de la autoinmunidad y que de alguna manera se vinculan entre sí. Sin embargo, aún no conocen el mecanismo exacto detrás de esto.

Una teoría es que la genética vincula a los dos. La investigación ha identificado 50 recuperados asociado con el vitíligo, lo que sugiere que es posible heredar la condición.

AITD también puede tener un componente genético, ya que los antecedentes familiares de enfermedad de la tiroides son un factor de riesgo. Una revisión en Fronteras en Endocrinología sugiere que podría haber una susceptibilidad genética que dejó ambas condiciones.

Se necesita más investigación sobre la conexión para comprenderla completamente.

Enlaces a otras condiciones autoinmunes

Tanto el vitiligo como el AITD tienen vínculos con otras enfermedades autoinmunes. El vitíligo está asociado con:

  • alopecia areata
  • Diabetes tipo 1
  • artritis reumatoide (AR)
  • anemia perniciosa

El hipotiroidismo también tiene vínculos con la anemia perniciosa, la diabetes tipo 1, la AR y otras afecciones autoinmunes como el lupus.

Los científicos todavía están aprendiendo por qué tener una enfermedad autoinmune aumenta el riesgo de tener otra.

diagnóstico

El vitíligo y los trastornos de la tiroides tienen diferentes métodos de diagnóstico.

Para diagnosticar el vitíligo, un médico examinará la piel. El médico puede preguntar sobre:

  • historia familiar
  • sensibilidad de la piel
  • cambios en la pigmentación

Los trastornos de la tiroides pueden ser más difíciles de diagnosticar basándose únicamente en los síntomas. En cambio, los médicos usan pruebas de diagnóstico, como:

  • pruebas de anticuerpos tiroideos
  • pruebas de la hormona estimulante de la tiroides (TSH)
  • imágenes médicas para ver la glándula tiroides

A veces, un examen físico también puede revelar que la tiroides está hinchada o inflamada.

tratos

Si bien tanto el vitiligo como el AITD son afecciones a largo plazo que pueden tener mecanismos subyacentes similares, el tratamiento para cada uno es diferente. Para el vitíligo, las opciones incluyen:

  • fototerapia
  • corticosteroides tópicos
  • Inmunosupresores tópicos, que suprimen la actividad del sistema inmunitario en un área pequeña
  • inmunosupresores orales, que suprimen todo el sistema inmunitario
  • injertos de piel para igualar la pigmentación

Para AITD, el tratamiento principal es la levotiroxina, que reemplaza las hormonas tiroideas perdidas.

En algunos casos, los médicos pueden recetar medicamentos que suprimen el sistema inmunológico para AITD. Esto puede suceder si la enfermedad de la tiroides comienza a afectar los ojos de una persona, lo que generalmente ocurre en la enfermedad de Graves. Si esto sucede, un médico puede recetar esteroides en dosis altas o medicamentos inmunomoduladores.

Algunos pueden preguntarse si estos medicamentos podrían ayudar a tratar ambas afecciones al mismo tiempo. Sin embargo, actualmente no hay evidencia para apoyar este enfoque.

Además, los medicamentos inmunomoduladores tienen efectos secundarios graves. Afectan a todo el sistema inmunológico, reduciendo las defensas de una persona contra las infecciones. Esto puede ser peligroso.

Es probable que los médicos prueben otros tratamientos antes de recetar inmunosupresores.

Resumen

La investigación sugiere que existe un vínculo entre el vitíligo y la enfermedad de la tiroides. Muchas personas con vitíligo también tienen enfermedad de la tiroides y la autoinmunidad puede desempeñar un papel en ambas afecciones. Sin embargo, los investigadores todavía están tratando de entender la relación.

El vitíligo y la enfermedad de la tiroides tienen diferentes métodos de diagnóstico y tratamiento, a pesar de este vínculo potencial. También es importante tener en cuenta que, si bien el vitíligo no es peligroso, la enfermedad de la tiroides puede volverse grave si una persona no busca tratamiento.

Una persona debe hablar con un médico sobre cualquier inquietud o pregunta relacionada con el vitíligo y la enfermedad de la tiroides.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *