Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Tratamiento para la neutropenia inducida por quimioterapia

La neutropenia es una afección que se desarrolla cuando una persona no tiene suficientes neutrófilos, que son un tipo de glóbulos blancos. Es un efecto secundario común de la quimioterapia.

Mayoria de los casos de la neutropenia inducida por quimioterapia se resuelven por sí solas una vez que se detiene la quimioterapia, por lo que no requieren tratamiento.

Sin embargo, la neutropenia puede hacer que alguien sea vulnerable a infecciones graves y puede retrasar el tratamiento del cáncer mientras la persona espera que aumenten sus niveles de neutrófilos.

Este artículo explorará la neutropenia inducida por quimioterapia, por qué ocurre y qué medicamentos tienen los vínculos más fuertes con la afección. Siga leyendo para aprender sobre el diagnóstico, tratamiento y manejo de la neutropenia.

¿Qué es la neutropenia?

Compartir en Pinterest
Dejan Ristovski/Stocksy

La neutropenia se refiere a una cantidad baja de neutrófilos. Los neutrófilos son glóbulos blancos que combaten las infecciones. Son una parte importante del sistema inmunológico.

La neutropenia es una común efecto secundario del tratamiento de quimioterapia. Cuando esto sucede, los médicos lo llaman neutropenia inducida por quimioterapia.

Por lo general, no hay síntomas, aunque algunas personas pueden sentirse cansadas. La mayoría de las personas se enteran de que tienen la afección cuando los médicos les hacen un análisis de sangre durante la quimioterapia.

Un bajo número de neutrófilos significa que el cuerpo es más vulnerable a las enfermedades infecciosas. Cuanto más dure la neutropenia y menor sea el recuento de neutrófilos, mayor será el riesgo de una persona de desarrollar una infección.

¿Cómo causa la quimioterapia la neutropenia?

La quimioterapia consiste en tomar medicamentos que destruyen las células cancerosas. Sin embargo, también pueden dañar las células sanas, incluidas las células madre productoras de sangre. Estas son células que tienen el potencial de convertirse en glóbulos rojos o blancos o plaquetas.

La falta de células formadoras de sangre significa que una persona no puede producir tantos neutrófilos. Si la quimioterapia destruye los neutrófilos más rápido de lo que el cuerpo puede producirlos, puede provocar neutropenia.

¿Qué fármacos causan neutropenia inducida por quimioterapia?

Algunos medicamentos de quimioterapia tienen más probabilidades de causar neutropenia que otros. Se sabe que los siguientes medicamentos de quimioterapia tienen un riesgo mayor de neutropenia:

  • agentes alquilantes
  • antimetabolitos
  • antraciclinas (doxorrubicina o daunorrubicina)
  • taxanos (paclitaxel o docetaxel)
  • epipodofilotoxinas
  • hidroxiurea (Hydrea)
  • mitomicina C
  • vinblastina

En 2021, los investigadores analizaron varios medicamentos de quimioterapia y los factores de riesgo que podrían hacer que alguien esté más predispuesto a la neutropenia durante el tratamiento del cáncer. Descubrieron que la afección era más probable en personas que estaban recibiendo quimioterapia y:

  • tenía más de 65 años
  • tenía una masa corporal baja
  • eran mujeres

Diagnóstico de neutropenia inducida por quimioterapia

Durante la quimioterapia, un equipo de cáncer controlará el recuento absoluto de neutrófilos (ANC) de una persona como protocolo estándar. Esto es para que puedan tener una idea de qué tan bien se está enfrentando el sistema inmunitario durante la quimioterapia.

Para hacer esto, los médicos usan un simple análisis de sangre conocido como conteo sanguíneo completo. Esto mide los glóbulos blancos para determinar el ANC.

Un equipo de atención del cáncer también controlará a la persona en busca de signos y síntomas de neutropenia, aunque muchas personas que reciben quimioterapia no muestran síntomas evidentes.

Esto se debe a que los síntomas son una señal de que el cuerpo está combatiendo una infección. Sin embargo, con neutropenia, el cuerpo tiene muy pocos neutrófilos para hacer esto de manera efectiva.

Si los síntomas aparecen, pueden incluir uno o más de los siguientes:

  • fiebre
  • enfriar
  • llagas en la boca
  • tos
  • Respiración dificultosa
  • dolor abdominal
  • dolor rectal

Tratamiento de la neutropenia inducida por quimioterapia

El tratamiento para la neutropenia inducida por quimioterapia suele ser la conducta expectante. Los médicos esperarán a que el recuento de neutrófilos vuelva a niveles más saludables.

En algunos casos, un médico puede recetar factores de crecimiento de glóbulos blancos o factores estimulantes de colonias (CSF). Este tratamiento puede ayudar al cuerpo a producir más glóbulos blancos. Los médicos generalmente administran CSF como una inyección después de la quimioterapia.

Sin embargo, los médicos no ofrecen CSF de forma rutinaria a todo el mundo, ya que no son adecuados para todas las personas. También pueden causar efectos secundarios desagradables, como dolor de huesos, fiebre y sensación de malestar.

Si la neutropenia dura más de lo previsto, el médico puede recomendar que la persona tome antibióticos para reducir el riesgo de infecciones.

Cuanto dura la neutropenia

Los recuentos de neutrófilos caen alrededor de una semana después de cada ronda de quimioterapia y alcanzan su punto más bajo alrededor de los 7 a 14 días. Este es el período en el que el riesgo de infección es más alto.

Después de esto, el cuerpo comienza a producir más neutrófilos nuevamente. Sin embargo, pueden pasar de 3 a 4 semanas hasta que los recuentos sanguíneos sean lo suficientemente saludables como para recibir más quimioterapia.

Los médicos pueden retrasar la próxima ronda de quimioterapia si los niveles de neutrófilos no vuelven a la normalidad lo suficientemente rápido. Alternativamente, pueden reducir la dosis de quimioterapia en la siguiente ronda de tratamiento.

Manejo de la neutropenia en casa

la Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) recomienda que las personas con neutropenia tomen ciertas precauciones para reducir el riesgo de infección. Éstos incluyen:

  • practicar una buena higiene lavándose las manos, duchándose regularmente y pidiendo a los demás que hagan lo mismo
  • evitar las relaciones sexuales o usar condones y lubricantes a base de agua durante las relaciones sexuales
  • cocinar la carne y los huevos a fondo para matar los gérmenes
  • lavar bien las frutas y verduras antes de comerlas
  • aislarse de personas que puedan tener una infección, como un resfriado
  • evitando a las personas que han sido vacunadas recientemente
  • evitando lugares concurridos
  • no compartir cubiertos, platos, tazas o artículos personales con otras personas
  • usar guantes mientras trabaja en el jardín
  • usar un cepillo de dientes suave para cepillarse los dientes
  • mantener limpias las superficies del hogar
  • recibiendo la vacuna contra la gripe estacional

Algunos expertos aconsejan que las personas que tienen neutropenia también eviten ciertos alimentos para reducir el riesgo de exposición a microbios y bacterias que pueden causar una infección.

Sin embargo, un Revisión sistemática y metanálisis de 2019 encontró que no había evidencia para apoyar la recomendación de una dieta específica o la restricción de ciertos alimentos. En cambio, los autores aconsejan a las personas que simplemente sigan las pautas de manipulación segura de alimentos.

Resumen

La neutropenia se desarrolla cuando una persona no tiene suficientes neutrófilos, que son un tipo de glóbulos blancos. La neutropenia inducida por quimioterapia es un resultado común del tratamiento del cáncer. En mayoria de los casosSin embargo, es temporal y mejora por sí solo con el tiempo.

Si bien alguien tiene neutropenia, tiene un mayor riesgo de infecciones. Los médicos pueden recomendar antibióticos para proteger a una persona de infecciones bacterianas. Practicar una buena higiene y seguridad alimentaria también puede ayudar a reducir el riesgo de infección.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *