Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Qué saber sobre los opioides sintéticos

Los opioides sintéticos se derivan de sustancias químicas fabricadas por el hombre, a diferencia de los opioides naturales, que provienen de las plantas de adormidera. Algunos laboratorios fabrican opioides sintéticos recetados para uso médico, pero otros fabrican versiones ilegales para uso recreativo.

Los opioides sintéticos afectan al cerebro de la misma manera que los opioides naturales, lo que significa que producen los mismos efectos. Ambos tipos pueden causar dependencia y adicción, y una sobredosis de cualquiera puede ser fatal.

Este artículo describe qué son los opioides sintéticos y enumera otras drogas dentro de la familia de los opioides. También examina los riesgos de las drogas y enumera los recursos que ofrecen ayuda a las personas con trastorno por consumo de opioides.

¿Qué son?

Compartir en Pinterest
Tashatuvango/Getty Images

Los opioides sintéticos son sustancias que los fabricantes crean en un laboratorio. Tienen los mismos efectos en el cuerpo que los opioides que se encuentran naturalmente en las vainas de las semillas de ciertas plantas de adormidera.

Algunas personas toman opioides sintéticos recetados por razones médicas y otras toman opioides sintéticos ilegales de manera recreativa.

A continuación se presentan algunos detalles adicionales sobre los diferentes tipos de opioides sintéticos.

Opioides sintéticos para uso médico

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado los siguientes opioides sintéticos para uso médico:

  • Fentanilo (Sublimaze): Este medicamento trata el dolor intenso, como el dolor asociado con el cáncer avanzado. Su potencia es 50-100 veces el de la morfina.
  • Tramadol (Ultram): Este medicamento trata el dolor moderado a moderadamente intenso.
  • Metadona (Dolophine): Este medicamento trata el dolor, pero los médicos también pueden usarlo para tratar el trastorno por uso de opioides.

Opioides sintéticos para uso recreativo ilegal

Algunos laboratorios fabrican opioides sintéticos para el uso recreativo ilegal de drogas. Algunas de estas drogas están en forma de polvo, mientras que otras están en forma de tabletas que imitan la apariencia de los opioides farmacéuticos.

Los laboratorios que fabrican estos opioides sintéticos a veces combinan estas drogas con otras drogas, como la heroína. Muchos opioides sintéticos tienen potencias más altas que la heroína o la morfina.

Algunos opioides sintéticos tienen una estructura química similar a la del fentanilo. Los ejemplos de fentanilo ilegal y recreativo incluyen:

  • acetilfentanilo
  • furanilo fentanilo
  • butiril fentanilo
  • beta-hidroxitiofentanilo

Opiáceos semisintéticos

Los opioides semisintéticos son opioides de origen natural que se han sometido a algún grado de procesamiento químico.

Los fabricantes de medicamentos crean estos medicamentos en laboratorios. Los médicos pueden recetarlos para aliviar el dolor de moderado a intenso después de una lesión o un procedimiento quirúrgico.

Los ejemplos de opioides semisintéticos incluyen:

  • hidrocodona, que contiene Vicodin junto con paracetamol
  • oxicodona (OxyContin)
  • oximorfona (Opana)
  • hidromorfonas (Dilaudid)

Al igual que con los opioides sintéticos, ciertos opioides semisintéticos tienen usos recreativos ilegales. Un ejemplo es la heroína, que es una droga que los fabricantes fabrican a partir de la morfina. La heroína es un opioide altamente adictivo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en 2019, la heroína fue responsable de más del 28% de muertes por sobredosis de opioides en los Estados Unidos.

¿Qué otras drogas son parte de la familia de los opioides?

Además de los opioides sintéticos y semisintéticos, existen opioides naturales llamados opiáceos. La mayoría de los tipos tienen efectos similares, incluido el alivio del dolor y la euforia, y por lo general presentan los mismos riesgos.

Los opioides naturales incluyen:

  • Morfina: Los médicos prescriben este medicamento para el dolor moderado a intenso, como el dolor posquirúrgico o el dolor relacionado con el cáncer.
  • Codeína: Como este medicamento es más débil que la morfina, los médicos pueden prescribirlo para el alivio moderado del dolor o la tos. Está disponible como fármaco único o como parte de un fármaco combinado, como el co-codamol, que es una mezcla de codeína y paracetamol.
  • Tebaína: Los fabricantes usan este opiáceo para fabricar opioides semisintéticos, opioides sintéticos y algunos otros tipos de drogas. Según la Administración de Control de Drogas (DEA), también es una droga de abuso.

Riesgos de los opioides sintéticos

Al igual que con otros tipos de opioides, el uso de opioides sintéticos está asociado con ciertos riesgos, que incluyen:

  • Tolerancia: Cuando una persona desarrolla tolerancia, necesita tomar una dosis más alta de la droga para lograr un efecto similar.
  • Dependencia: Dependencia significa que una persona continúa usando una droga a pesar de los problemas significativos que surgen como consecuencia.
  • Adiccion: La adicción se refiere a un impulso poderoso y compulsivo de continuar usando una droga.

Los efectos secundarios de los opioides sintéticos son similares a los de los opioides naturales y semisintéticos. Incluyen:

  • somnolencia
  • sedación
  • constricción de las pupilas
  • confusión
  • náuseas y vómitos
  • retención urinaria
  • respiración lenta y superficial

Los posibles efectos de sobredosis incluyen:

  • piel fría y húmeda
  • un tinte azulado en la piel
  • constricción extrema de las pupilas, haciéndolas aparecer como puntos
  • coma
  • insuficiencia respiratoria, que puede conducir a la muerte

Una persona no debe tomar opioides sintéticos en cantidades que excedan la dosis recomendada, ya que hacerlo puede causar coma e incluso la muerte. la Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informa que en 2019 hubo más de 36.000 muertes relacionadas con el uso de opioides sintéticos distintos de la metadona. Este número representa casi el 73% de todas las muertes relacionadas con opioides que ocurrieron ese año.

Buscar ayuda para el trastorno por consumo de opioides

De acuerdo con la Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, millones de personas en los EE. UU. tienen un trastorno por uso de opioides. Este es el término médico para un patrón problemático de uso de opioides que causa un deterioro o angustia grave.

El tratamiento apropiado del trastorno por uso de opioides puede prevenir la sobredosis y la muerte, y una persona puede recuperarse por completo.

El tratamiento exacto variará según el caso, pero será probable involucrar medicamentos en combinación con alguna forma de terapia conductual.

la Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades proporciona los siguientes recursos para aquellos que buscan ayuda para un trastorno por uso de sustancias:

  • Localizador de Centros de Salud: La Administración de Recursos y Servicios de Salud proporciona esta herramienta de búsqueda, que ayuda a una persona a encontrar un centro de salud en un área determinada.
  • Ayuda del seguro de salud mental y abuso de sustancias: El Departamento de Salud y Servicios Humanos brinda información y recursos relacionados con el seguro, junto con otras opciones de ayuda financiera para personas con bajos ingresos.
  • Directorio del programa de tratamiento de opioides: La Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA) ofrece esta herramienta de búsqueda para ubicar programas en un estado en particular.
  • Localizador de servicios de tratamiento de salud conductual: Las personas pueden usar esta herramienta de búsqueda de SAMHSA para encontrar instalaciones de tratamiento en un área determinada.

Resumen

Los opioides sintéticos son sustancias químicas fabricadas por el hombre que no se derivan de fuentes naturales, a diferencia de los opiáceos, que provienen de la planta de adormidera. En ocasiones, los fabricantes pueden utilizar cierto grado de procesamiento químico de los opiáceos para crear opioides semisintéticos.

Algunos laboratorios fabrican opioides sintéticos recetados para uso médico y otros fabrican estas drogas para uso recreativo ilegal.

Como ocurre con todos los opioides, la variedad sintética puede provocar tolerancia, dependencia y adicción. Una sobredosis puede tener efectos adversos graves y potencialmente mortales, como el coma. En algunos casos, puede ser fatal.

Debido a los peligros asociados con los opioides, los expertos alientan a las personas a buscar ayuda para el trastorno por consumo de opioides. Cualquier persona que busque más consejos e información debe hablar con un médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *