Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Qué saber sobre la motivación extrínseca

La motivación extrínseca se refiere a las fuentes de motivación que provienen de fuera de uno mismo. Por ejemplo, la promesa de un ascenso en el trabajo o la amenaza de perder el trabajo pueden ser una forma de motivación extrínseca.

Dependiendo de la situación, la motivación extrínseca puede provenir de un refuerzo positivo, como una recompensa, o un refuerzo negativo, como un castigo.

La motivación intrínseca se refiere a la motivación que viene de adentro. La pasión, el altruismo y el disfrute pueden motivar a alguien a hacer algo sin importar si hay una recompensa externa. A veces una persona tiene una mezcla de motivación extrínseca e intrínseca.

La mayoría de las investigaciones muestran que tanto la motivación intrínseca como la extrínseca pueden alentar a las personas a realizar tareas o alcanzar objetivos a corto plazo. Los efectos de estos diferentes tipos de motivación en las metas a largo plazo son menos claros.

Algunas investigaciones sugieren que demasiada motivación extrínseca puede socavar el aprendizaje y el logro de objetivos con el tiempo y reducir la motivación intrínseca.

En este artículo, obtenga más información sobre la motivación extrínseca, incluidas sus ventajas y desventajas, y cómo usarla en una variedad de situaciones.

Contents

¿Qué es la motivación extrínseca?

Compartir en Pinterest
Sonja Lekovic/Stocksy

La motivación es el deseo de hacer algo. La motivación extrínseca describe cualquier situación en la que el deseo de actuar de alguien se produce debido a factores externos, tales como:

  • una recompensa potencial
  • un posible castigo
  • ciertas consecuencias a corto y largo plazo

Lo que las personas encuentran extrínsecamente motivador puede depender de sus deseos, necesidades y valores.

Por ejemplo, un estudiante al que no le importan sus notas no encontrará en la idea de sacar una nota baja una buena fuente de motivación extrínseca porque no valora su rendimiento académico. Sin embargo, es posible que no les guste la perspectiva de repetir el año escolar si suspenden, lo que puede motivarlos.

A veces, la motivación extrínseca es la única motivación para hacer algo. Otras veces, las personas tienen una mezcla de motivaciones. Estos podrían incluir:

motivación intrínseca

La motivación intrínseca significa que el deseo de alguien de hacer algo proviene de su interior y no necesita ninguna recompensa o castigo externo para provocarlo. El placer, la pasión y los principios morales pueden ser formas de motivación intrínseca.

A diferencia de la motivación extrínseca, la motivación intrínseca no gira en torno a las consecuencias de una acción. La gente se siente motivada independientemente del resultado.

Logro motivacional

Algunos académicos agregan a esta lista una tercera categoría de motivación, conocida como motivación de logro.

Según este concepto, la motivación intrínseca significa que a una persona le gusta la tarea. La motivación de logro significa que les gusta alcanzar metas.

Por ejemplo, un niño que participa en un concurso de ortografía puede no disfrutar aprendiendo palabras, pero puede disfrutar ganando la competencia, incluso si no hay una recompensa física.

Sin embargo, no todos están de acuerdo en que se trata de una categoría separada. Algunos podrían argumentar que es una variante de la motivación intrínseca o que involucra elementos tanto de motivación intrínseca como extrínseca.

ejemplos

Algunos ejemplos de motivación extrínseca incluyen:

  • recompensas: Una persona puede desear completar tareas para adquirir pegatinas, juguetes, dinero o la aprobación de los demás.
  • Castigos: Los ejemplos incluyen tiempos de espera, la pérdida de ciertos privilegios o la suspensión de la escuela o el trabajo.
  • Competencia con otros: Una persona puede querer desempeñarse mejor que sus compañeros cuando se trata de calificaciones escolares o gráficos de comportamiento.
  • Compensación: Las propinas, los beneficios de la empresa y los aumentos de sueldo pueden motivar a las personas a trabajar duro al proporcionar bienes o servicios.

Algunos ejemplos de motivación intrínseca incluyen:

  • Placer: Esto podría provenir de la diversión de un pasatiempo creativo o de la emoción de algo peligroso.
  • curiosidad: Una persona puede sentirse motivada a leer un libro porque suena interesante.
  • Un amor por el aprendizaje: Esto puede animar a alguien a aprender un idioma en su tiempo libre.
  • Pasión: La pasión puede impulsar a alguien a asumir tareas adicionales en el trabajo sin esperanza de recompensa.
  • Moral: Un ejemplo incluye decir siempre la verdad debido a la creencia de que está mal mentir.

La motivación intrínseca y extrínseca no se excluyen mutuamente. En algunas situaciones, ambos juegan un papel.

Por ejemplo, un estudiante de la facultad de medicina puede tener una motivación intrínseca por su amor por la materia. Sin embargo, su potencial de ingresos cuando se gradúen puede proporcionar una motivación extrínseca.

¿Cuál es más eficaz para alcanzar los objetivos?

Tanto la motivación intrínseca como la extrínseca pueden ayudar a una persona a lograr sus objetivos. Algunos estudios sugieren que la motivación intrínseca es más motivadora.

Un estudio de 2019 de estudiantes de biología encontró que aunque la motivación intrínseca afecta más fuertemente el comportamiento relacionado con el aprendizaje, tanto los motivadores intrínsecos como los extrínsecos podrían fomentar el logro.

Otro estudio de 2019 encontró que la motivación intrínseca para leer condujo a un mayor rendimiento en lectura en algunos grados, y viceversa. Sin embargo, no existía tal vínculo con la motivación extrínseca.

Un artículo de investigación de 2016 señala que las recompensas extrínsecas también pueden socavar la eficacia con la que las personas adquieren el conocimiento, lo que afecta su capacidad para desempeñarse bien en pruebas y exámenes. Cuando los investigadores ofrecieron dinero por un buen desempeño en la prueba a algunos participantes y ninguna recompensa a los demás, el último grupo en realidad tenía una mejor memoria y daba más respuestas correctas.

¿Cuál es más efectivo para cambiar hábitos?

Tanto la motivación intrínseca como la extrínseca pueden ayudar a una persona a cambiar sus hábitos.

Algunos proponentes de la motivación extrínseca argumentan que eventualmente puede integrarse en el comportamiento de alguien. Por ejemplo, una persona puede recompensarse por ordenar su habitación hasta que esa tarea se convierta en parte de su rutina diaria.

Sin embargo, otra investigación sugiere que la motivación intrínseca podría tener un mejor efecto en la formación de hábitos. A estudio 2018 evaluó el papel de la recompensa en el establecimiento de los hábitos de uso de hilo dental y tomar un suplemento de vitamina C. Los investigadores encontraron que los motivadores intrínsecos eran predictores más confiables de la formación de hábitos.

Según los autores del estudio, investigaciones anteriores respaldan esta conclusión. Señalan que los motivadores intrínsecos, como sentirse más saludable después de dejar de fumar, pueden tener un efecto más fuerte en la formación de hábitos.

Uso de la motivación extrínseca en la crianza

El uso de la motivación extrínseca en la crianza de los hijos es bastante común. Los padres y cuidadores pueden encontrar que ayuda a motivar a los niños a hacer cosas que consideran aburridas, como cepillarse los dientes o completar su tarea.

Sin embargo, puede ser beneficioso ver si un niño tiene alguna motivación intrínseca para realizar una tarea antes de probar esta técnica.

Varios estudios anteriores sugieren que confiar demasiado en las recompensas extrínsecas puede socavar la motivación de un niño para desempeñarse sin ellas. Esto puede ser especialmente cierto para actividades que ya son gratificantes.

Por ejemplo, a algunos niños les gusta ayudar a los adultos a cocinar o limpiar, ya que los hace sentir útiles o adultos. Sin embargo, si un adulto asume que el niño no ayudará a menos que tenga una recompensa, el niño puede esperar la recompensa en su lugar. Esto podría reducir su motivación intrínseca.

Ciertos tipos de motivación extrínseca también son potencialmente dañinos. Por ejemplo, las recompensas de alimentos pueden enseñar a los niños que algunos alimentos son «buenos» mientras que otros son «malos», lo que luego vincula emociones, como la culpa, a ciertas elecciones de alimentos.

Más adelante en la vida, esto puede contribuir a los ciclos de alimentación y vergüenza que típicamente implican los trastornos alimentarios. También puede animar a los niños a comer cuando no tienen hambre oa comer más de lo que necesitan.

Si un padre o cuidador desea usar una recompensa, la Academia de Nutrición y Dietética recomienda recompensas que no sean alimentos, como:

  • pegatinas
  • fechas de juego
  • fiestas de pijamas
  • viajes o actividades divertidas
  • tiempo libre de las tareas

Desventajas de la motivación extrínseca e intrínseca

Ambos tipos de motivación tienen el potencial de causar daño. En su forma más extrema, la motivación extrínseca puede incluir castigos y abusos excesivos.

La motivación intrínseca también puede hacer que alguien actúe de manera que cause daño indirecto o no intencional a sí mismo oa otros. Por ejemplo, una persona que busca diversión puede participar en saltos de acantilados, aunque esta actividad sea riesgosa.

Sin embargo, algunas personas creen que los motivadores extrínsecos son intrínsecamente menos beneficiosos que los intrínsecos, particularmente aquellos que una persona no interioriza, como una regla con la que no está de acuerdo o una tarea que teme hacer.

La teoría de la autodeterminación (SDT) es un concepto de la psicología que afirma que la autonomía, la capacidad de una persona para tomar sus propias decisiones, es muy importante para la felicidad y el crecimiento. Las presiones externas pueden limitar esto, ya que pueden existir reglas que las personas deben seguir, quieran o no.

Sin embargo, esto solo puede aplicarse a la motivación extrínseca que una persona o institución impone a otra persona. Si alguien ha establecido su propia meta y recompensas por alcanzar ciertos hitos, todavía tiene autonomía.

Una desventaja significativa de la motivación intrínseca es que una persona debe querer hacer algo genuinamente para beneficiarse de ello. Las personas pueden influir e inspirar a otros para que tengan una motivación intrínseca al cambiar su perspectiva sobre una tarea, pero esta puede ser una habilidad que las personas deben aprender.

Resumen

La motivación extrínseca es cuando alguien se siente motivado a hacer algo para obtener una recompensa o evitar un castigo. Por ejemplo, pueden esperar obtener dinero, obsequios o reconocimiento. Alternativamente, pueden temer tener menos privilegios o ser castigados.

Tanto la motivación extrínseca como la intrínseca pueden ser tanto útiles como dañinas. La motivación extrínseca puede ayudar en las primeras etapas de formación de un nuevo hábito o cuando es poco probable que una acción sea inherentemente motivadora o gratificante en sí misma.

Sin embargo, las recompensas frecuentes y ciertos tipos de recompensas pueden tener consecuencias negativas. Debido a esto, las personas deben ser conscientes de los tipos de motivación extrínseca que utilizan, especialmente con los niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *