Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Qué saber sobre el tratamiento de la EM

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central (SNC). En la EM, el sistema inmunitario ataca y daña la capa protectora que rodea los nervios. Esto resulta en una amplia variedad de síntomas.

Se desconoce la causa exacta de la esclerosis múltiple (EM), pero los investigadores creen que involucra ciertos factores genéticos y ambientales.

No hay cura para la EM. Sin embargo, los médicos pueden recomendar varios tratamientos para retrasar su progresión, aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas con la afección. El tratamiento no siempre es necesario y las personas Mayo prefieren renunciar a ella debido a los posibles efectos secundarios de algunos medicamentos.

Siga leyendo para obtener más información sobre los tratamientos y terapias disponibles para la EM.

¿Cuáles son los objetivos del tratamiento?

Compartir en Pinterest
Imágenes de Alvis Upitis/Getty

como hay sin cura para la EM, el tratamiento apuntará a:

  • retardar el curso de la enfermedad
  • manejar los síntomas de la EM
  • tratar las recaídas de EM, también llamadas ataques
  • mejorar y mantener el funcionamiento diario de una persona

La mayoría de las personas con EM cuentan con un equipo de profesionales de la salud que trabajan en su atención. Un neurólogo es un especialista en EM y actúa como líder del equipo. El neurólogo hace el diagnóstico de EM y sugiere opciones de tratamiento para el paciente.

El curso y los síntomas de la EM varían de una persona a otra y, por lo tanto, el tratamiento será único para cada paciente.

Otros miembros de un equipo de tratamiento de la EM pueden incluir:

  • enfermeras
  • nutricionista o dietista registrado
  • terapeuta ocupacional
  • fisioterapeuta
  • proveedor de atención primaria de la salud
  • psicólogo
  • patólogo del habla
  • Trabajador social
  • especialista en vejiga
  • farmacéutico clínico

medicamento

Los profesionales de la salud usan medicamentos para tratar y controlar los síntomas de la EM. Hay muchos medicamentos para el tratamiento de la EM aprobados por la FDA. Estos medicamentos, también llamados terapias modificadoras de la enfermedad (DMT), vienen en formas orales, inyectables y de infusión. La Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple enumera los siguientes medicamentos:

Medicación oral

Una persona puede tomar medicamentos orales en forma de tabletas, que incluyen:

  • fingolimod
  • teriflunomida
  • fumarato de dimetilo
  • fumarato de diroximel
  • fumarato de monometilo
  • cladribina
  • siponimod
  • Ponesimod
  • ozanimod

medicamentos inyectables

Una persona puede inyectarse los siguientes medicamentos para la EM:

  • interferón-beta-1a
  • interferón-beta-1b
  • acetato de glatirámero
  • ofatumumab

terapia de infusión

Los médicos administrarán este tipo de terapia a través de una inyección en la vena de una persona. Incluye:

  • natalizumab
  • alemtuzumab
  • ocrelizumab
  • mitoxantrona

Obtenga más información sobre lo que hacen estos medicamentos para la EM y cómo funcionan aquí.

Algunos proveedores de atención médica pueden usar medicamentos aprobados para otras enfermedades para tratar la EM. Esto se conoce como uso no indicado en la etiqueta.

terapia física

Un fisioterapeuta (PT, por sus siglas en inglés) les enseña a las personas ejercicios especiales junto con la capacitación en el uso de ayudas para la movilidad, como bastones, muletas, scooters y sillas de ruedas.

La fisioterapia ayuda a una persona a ser segura e independiente en su movilidad y caminar.

Un fisioterapeuta puede sugerir:

  • movimientos de los ojos o la cabeza
  • distorsionar o eliminar la entrada visual
  • cambiar o mover superficies que soportan peso
  • ejercicios de fortalecimiento o estiramiento

Terapia ocupacional

La terapia ocupacional implica ayudar a las personas con EM a estar seguras y productivas en su cuidado personal, actividades de ocio y lugar de trabajo. Los terapeutas ocupacionales pueden recomendar bastones, barras de apoyo para la ducha y otros dispositivos de asistencia.

Los terapeutas ocupacionales también ayudan a una persona a modificar sus actividades y movimientos para adaptarse a su cuerpo cambiante. Las modificaciones de actividad pueden incluir:

  • deslizar objetos en lugar de levantarlos
  • usando un calzador o cambiando a zapatos con velcro
  • cambiar de postura al comer
  • usar utensilios para comer más pesados
  • usar un bolígrafo inteligente para tomar notas
  • usar cojines de sillas para elevar el nivel de los asientos

Obtenga más información sobre la terapia ocupacional para la EM aquí.

Terapia del lenguaje

Un patólogo del habla y el lenguaje (SLP, por sus siglas en inglés) evalúa y trata los problemas del habla y la deglución. El tratamiento consiste en estrategias individualizadas para ayudar a una persona con su comunicación, alimentación y deglución según sea necesario. Algunas estrategias pueden incluir:

  • ejercicios de cuello, hombros y boca para mejorar la fuerza muscular, el movimiento y la coordinación
  • cambios en la dieta para facilitar la deglución
  • asistencia de comunicación con tableros de letras o dispositivos de texto para hablar y otras aplicaciones de teléfonos inteligentes

terapia de la vejiga

Las personas con EM pueden desarrollar problemas al no almacenar orina o no vaciar la vejiga. Estos síntomas pueden provocar incontinencia urinaria, ruptura de la piel e infecciones.

Las estrategias conductuales pueden ayudar a entrenar la vejiga y limitar las complicaciones, como:

  • mirando a intervalos de tiempo
  • Los ejercicios de Kegel
  • evitando los irritantes de la vejiga, buscar como Alimentos picantes o cítricos

Los profesionales de la salud también tratan los síntomas de la vejiga con EM con medicamentos como Botox o Bactrim.

Cambios de hábitos y comportamiento

Adoptar un estilo de vida saludable puede ayudar a una persona a controlar sus síntomas de EM. Ejemplos de cambios saludables en la rutina incluyen:

  • mantener una rutina regular de ejercicios para ayudar con los espasmos musculares, el equilibrio y la depresión
  • tomar períodos de descanso regulares para ayudar con la fatiga
  • practicar una buena higiene del sueño para mejorar una sensación general de bienestar
  • comer una dieta rica en nutrientes y fibra y baja en alimentos altamente procesados ​​para reducir el riesgo de complicaciones de salud de la EM, como estreñimiento o enfermedad cardiovascular
  • consumiendo suficiente Vitamina D a través de la exposición al sol, alimentos o suplementos, que pueden ayudar a leer las tasas de recaída de la EM
  • Consejería o búsqueda de apoyo de salud mental para aprender estrategias de afrontamiento saludables
  • practicando el manejo del estrés
  • dejar de fumar, lo que puede mitigar la progresión de la enfermedad
  • limitar el consumo de alcohol para ayudar a disminuir los problemas de equilibrio, la urgencia urinaria y la depresión

Para otros síntomas

Los siguientes medicamentos y terapias pueden ayudar a una persona que experimenta estos otros síntomas de EM:

  • Estreñimiento: Los medicamentos como Dulcolax o el aceite mineral pueden ayudar a aliviar el estreñimiento. Incluir más fibra en las dietas también puede ayudar a mantener las heces sueltas.
  • Mareo: Tomar meclizina puede ayudar a aliviar los mareos y el vértigo.
  • fatiga: Los médicos pueden recomendar medicamentos estimulantes como Adderall para combatir la fatiga y mejorar el estado de alerta. Una persona también puede intentar establecer una rutina regular a la hora de acostarse y evitar los estimulantes antes de dormir.
  • Comezón Si una persona con EM experimenta picazón, un médico puede recomendarle hidroxizina.
  • Problemas sexuales: Cialis puede ayudar a los hombres a mantener una erección. Las personas con EM también pueden desear hablar sobre el lado emocional del sexo con un terapeuta para aceptar los cambios que la afección les puede haber causado.
  • Espasticidad: Los medicamentos como Botox o Baclofen pueden ayudar a aliviar la espasticidad en personas con EM.
  • Temblores: Un médico puede recetar clonazepam para ayudar a aliviar los temblores.
  • Depresión: Un diagnóstico de EM puede ser una experiencia extremadamente estresante. Un médico puede recomendar ciertos medicamentos, como Celexa o Cymbalta, para mejorar el estado de ánimo de una persona. Sin embargo, una persona también puede unirse a un grupo de apoyo o explorar los recursos de salud mental disponibles para ellos.

Obtenga información sobre los diferentes tipos de recursos de salud mental y cómo acceder a ellos aquí.

Tratamientos alternativos

Además de la medicación, muchas personas con EM prueban algún tipo de tratamiento alternativo para controlar los síntomas de la EM, especialmente el dolor crónico.

Los tratamientos alternativos no curarán ni revertirán el curso de la EM. Sin embargo, pueden ofrecer cierto alivio de síntomas como el dolor.

Los pacientes con EM califican el dolor como uno de sus síntomas más agravantes y se asocia con una disminución de la calidad de vida y una mayor discapacidad.

Algunos de estos tratamientos alternativos pueden incluir:

  • atención quiropráctica
  • Terapia de Masajes
  • acupuntura
  • automedicación con cannabis medicinal

síntomas

El área específica del SNC que está inflamada o cicatrizada provoca los síntomas de una persona. Debido a que la actividad de la EM en el cerebro de cada individuo es única, los síntomas pueden variar de leves a graves y pueden aparecer y desaparecer o cambiar con el tiempo.

La EM puede incluir cualquier combinación de estos síntomas:

visión Cerebro vejigas músculos Salud mental Otro
inflamación del nervio óptico dolor de cabeza cambio de frecuencia debilidad tristeza o depresión Comezón
visión borrosa sensación de entumecimiento u hormigueo vacilación espasticidad cambios de humor pérdida de la audición
ojos danzantes (nistagmo) fuera de balance micción nocturna frecuente si llorando pérdida del control intestinal
visión doble Niebla mental o problemas para pensar pérdida del control de la vejiga dolor irritabilidad herramientas duras
visión baja memoria perdida incapaz de vaciar la vejiga dificultad para caminar estrés fatiga
puntos ciegos temblores una Dificultad para tragar ansiedad malestar
dolor de ojo convulsiones cálculos renales dificultad para respirar y hablar dolor dificultades sexuales

Causas de la EM

La EM es el resultado de una respuesta anormal del sistema inmunitario dentro del sistema nervioso central. Se desconoce la causa real de la EM. Los posibles factores que contribuyen al desarrollo de la enfermedad incluyen:

  • Predisposición genética: La EM no es una enfermedad hereditaria. Sin embargo, el riesgo de contraer EM es mayor en los familiares de una persona con la enfermedad que en la población general.
  • Smoking: Fumar aumenta el riesgo de una persona de desarrollar EM y está asociado con una enfermedad más grave y una progresión más rápida de la enfermedad.
  • Ubicación geográfica: La EM es más común en personas que viven en lugares donde hay poca exposición al sol, lo que resulta en niveles bajos de vitamina D.
  • infecciones: Ciertos gérmenes, como el virus de Epstein-Barr, pueden actuar como desencadenantes potenciales de la EM.

Resumen

La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria y neurodegenerativa del SNC. No hay cura para la EM.

Según la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, la combinación de terapias modificadoras de la enfermedad (DMT), el control de los síntomas y un estilo de vida saludable es el mejor plan de tratamiento para controlar la EM.

Algunas personas pueden no elegir el tratamiento. Es importante que una persona sopese los posibles efectos secundarios frente a su calidad de vida. Un médico puede ayudar a una persona a decidir qué tratamiento es adecuado para ella.

Lea este artículo en español.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *