Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Qué saber sobre el impacto de la cerveza en el sabor

Una persona que vive con buen gusto no debe beber cerveza más allá de los límites recomendados. La cerveza tiene un alto contenido de compuestos orgánicos llamados purinas, lo que puede aumentar el riesgo de llamaradas de sabor.

La gota es una forma de artritis inflamatoria que se desarrolla en respuesta a la hiperuricemia, que es el término médico para el exceso de ácido úrico en la sangre.

En buen gusto, este exceso de ácido úrico cristaliza y se acumula dentro de las articulaciones. Esto desencadena una respuesta inflamatoria que puede provocar dolor en las articulaciones, hinchazón y problemas de movilidad.

En algunos casos, la hiperuricemia que desencadena el gusto se debe a una mayor producción de ácido úrico. El cuerpo crea ácido úrico cuando descompone compuestos orgánicos llamados «purinas» de alimentos y bebidas ricos en purinas. La cerveza es rica en purinas, por lo que consumir cerveza puede empeorar tu sabor.

Este artículo describe qué es la gota y describe el vínculo entre la cerveza y la gota. También enumeramos algunos factores de riesgo adicionales para el sabor y discutimos si es seguro para una persona con la afección beber cerveza y otros tipos de alcohol.

El vínculo entre la cerveza y el sabor

Compartir en Pinterest
Dejan Beokovic/Stocksy

El alcohol contiene compuestos orgánicos llamados purinas, que descomponen el cuerpo y se convierten en ácido úrico. La sobreproducción de ácido úrico puede provocar hiperuricemia.

La hiperuricemia aumenta el riesgo del gusto. Esto se debe a que el exceso de ácido úrico en la sangre puede cristalizarse y formar depósitos en las articulaciones.

Una revisión de 2021 encontró que la mayoría de los estudios vinculaban el sabor con el consumo de bebidas alcohólicas, como cerveza y licores. Los investigadores recomendaron que las personas con gota, así como aquellas en riesgo de desarrollar la enfermedad, limiten su consumo de alcohol para prevenir episodios o brotes de gota.

Los diferentes tipos de alcohol contienen diferentes tipos y cantidades de purinas. La cerveza tiene un alto contenido de un tipo de purina llamada guanosina.

factores de riesgo

Además de consumir bebidas alcohólicas como la cerveza, otros factores de riesgo para el gusto incluyen:

  • tener antecedentes familiares de gusto
  • ser hombre
  • tener obesidad
  • beber bebidas que tienen un alto contenido de azúcar
  • consumir una dieta rica en alimentos ricos en purinas, como:
    • carne roja
    • carne de órgano
    • mariscos
  • tomar diuréticos o diuréticos
  • vivir con una de las siguientes condiciones de salud:
    • Alta presión sanguínea
    • diabetes
    • síndrome metabólico
    • función renal deficiente o enfermedad renal crónica
    • insuficiencia cardíaca congestiva

Tratamientos para el gusto

Actualmente no existe una cura para el gusto. Sin embargo, los tratamientos pueden retrasar la progresión de la enfermedad y reducir la frecuencia y la gravedad de los brotes de gota.

Un médico puede recomendar uno de los siguientes medicamentos para tratar la inflamación y el dolor durante un brote de gota:

  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • colchicina
  • corticosteroides

Si una persona experimenta dos o más brotes de gota al año, su médico puede recomendarle que tome medicamentos para reducir los niveles de ácido úrico en su cuerpo. Esto también ayudará a reducir el riesgo de daño articular permanente.

Las opciones de medicamentos incluyen:

  • probenecid
  • alopurinol
  • febuxostato
  • pegloticasa

¿Puede una persona beber cerveza si tiene gusto?

Un estudio de 2019 midió el contenido de purinas de diferentes alimentos, bebidas alcohólicas y suplementos. El estudio encontró los niveles más altos en la cerveza y ciertos productos de origen animal.

Un mas viejo estudio de 2014 investigó el riesgo de brotes de gota según la cantidad de alcohol que consume una persona. El estudio encontró que una persona que consumía 1 o 2 bebidas alcohólicas al día tenía un riesgo mucho mayor de desarrollar un brote de gota que una persona que no consumía alcohol en un período de 24 horas.

El estudio también encontró que el tiempo de reacción entre beber alcohol y el desarrollo de un sabor intenso fue rápido, ocurriendo dentro de las 24 horas.

¿Es seguro beber cualquier alcohol con sabor?

la Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo proporciona pautas generales para adultos con respecto a beber con moderación. Afirman que los hombres deben limitar su consumo de alcohol a dos bebidas o menos por día, mientras que las mujeres deben limitar su consumo a una bebida o menos por día.

Sin embargo, si una persona está experimentando un brote de sabor, es posible que desee evitar el alcohol hasta que su sabor esté bajo control con medicamentos.

El mas viejo estudio de 2014 encontraron que el consumo de cerveza, vino o licor se asoció con un mayor riesgo de brotes de gota recurrentes. Como tal, los autores del estudio aconsejaron que las personas con buen gusto limiten su consumo de todo tipo de alcohol para reducir el riesgo de brotes recurrentes.

Resumen

La gota es un tipo de artritis inflamatoria que se desarrolla en respuesta a la hiperuricemia, que es el término médico para los niveles excesivos de ácido úrico en la sangre. Una persona puede desarrollar hiperuricemia debido al consumo de una dieta rica en purinas. La cerveza y otros tipos de alcohol tienen un alto contenido de purinas, por lo que consumir alcohol puede aumentar el riesgo de un brote de sabor.

Una persona que tiene buen gusto puede desear limitar o evitar el alcohol, especialmente si experimenta un brote de sabor.

Cualquiera que tenga dificultades para limitar su consumo de alcohol debe hablar con su médico para obtener más consejos y orientación.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *