Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Qué saber sobre el glutamato

El glutamato es un mensajero químico en el cerebro que juega un papel crucial en el aprendizaje y la memoria. También ayuda a regular el estado de ánimo.

Niveles anormales de glutamato Puede contribuir a ciertas enfermedades neurológicas, como la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Alzheimer y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). La investigación también sugiere una posible conexión entre los niveles anormales de glutamato y ciertos trastornos psiquiátricos.

En este artículo, brindamos una definición de glutamato y explicamos su función en el cuerpo y su papel en enfermedades neurológicas y psiquiátricas. También brindamos información sobre niveles saludables de glutamato, incluido cómo aumentarlos o disminuirlos según corresponda. Finalmente, respondemos algunas preguntas frecuentes sobre el glutamato.

definición

Compartir en Pinterest
Michela Ravasio/Stocksy

El glutamato es un tipo de neurotransmisor. Un neurotransmisor es un mensajero químico que lleva mensajes de las células nerviosas o «neuronas» a las células de otros tejidos corporales. El glutamato es un neurotransmisor excitatorio, lo que significa que estimula la acción de las células.

El glutamato es el principal neurotransmisor excitatorio del sistema nervioso central (SNC). Funciona uniéndose a los receptores de glutamato en las neuronas. En el cerebro, este proceso puede desencadenar diferentes funciones, como funciones cognitivas, motoras y sensoriales.

función

Como el glutamato es tan abundante, contribuye a muchas funciones corporales diferentes. Ejemplos incluyen:

  • transmitir señales entre neuronas
  • aprendizaje
  • desarrollo de recuerdos
  • aumento de la inmunidad
  • mejorando la buena función

Una revisión de 2021 señala que el glutamato es importante para la neuroplasticidad, que es la capacidad del cerebro para adaptarse o cambiar con el tiempo. Según el autor, el glutamato también ayuda a controlar los factores estresantes y regular el estado de ánimo.

El estrés continuo puede tener un efecto negativo en los niveles de glutamato y su función. Los niveles anormales de glutamato pueden contribuir a ciertas enfermedades o condiciones de salud, incluidas las siguientes.

Enfermedades neurodegenerativas

Según un artículo de revisión de 2015, un exceso de glutamato en el cerebro puede provocar daño neuronal. Este daño puede contribuir a ciertas enfermedades neurodegenerativas, que incluyen:

  • enfermedad de Huntington
  • enfermedad de alzheimer
  • COMO

Sin embargo, la investigación sobre cómo el exceso de glutamato contribuye a estas condiciones es limitada. Se necesitan más estudios para ayudar a los científicos a comprender mejor este proceso.

enfermedades psiquiátricas

El glutamato monosódico (MSG) es una forma artificial de glutamato. Es un tipo de aditivo alimentario que ayuda a potenciar el sabor de ciertos alimentos.

Una revisión de 2020 señala que demasiado glutamato en la dieta puede contribuir a ciertas afecciones psiquiátricas, como ansiedad, depresión y psicosis.

Según la revisión, es posible que la reducción del glutamato agregado en la dieta mejore la salud mental en ciertos casos. Sin embargo, se necesitan más ensayos clínicos de alta calidad para determinar si este es el caso.

Niveles saludables

El glutamato está presente en múltiples tejidos corporales. Células especiales en la barrera hematoencefálica ayudan a transportar el glutamato a la sangre, manteniendo niveles saludables de glutamato en todo el SNC y el resto del cuerpo.

El nivel de glutamato en la sangre varía ampliamente, incluso entre personas sanas. En un estudio de 2017, el nivel medio de glutamato en sangre entre personas sanas fue de 0,87 nanomoles por mililitro (nmol/ml).

Los niveles elevados de glutamato pueden conducir a resultados negativos para la salud. Por ejemplo, el estudio de 2017 encontró que las personas con esclerosis múltiple (EM) tienden a tener niveles de glutamato más altos que el promedio, con una media de 1,32 nmol/ml.

glutamato dietético

El glutamato agregado en la dieta puede alterar los niveles saludables de glutamato. Esto sucede con mayor frecuencia con el potenciador del sabor glutamato monosódico (MSG). Este aditivo apareció por primera vez en los Estados Unidos en la década de 1940. En las últimas décadas, se ha convertido en un ingrediente popular en muchos productos alimenticios.

Una revisión de 2019 de los efectos toxicológicos del glutamato monosódico afirma que el consumo excesivo de este aditivo puede afectar negativamente a la salud. Según la revisión, puede afectar la salud al:

  • aumento de los niveles de colesterol
  • aumentar el sangrado y el tiempo de coagulación
  • alterar ciertas hormonas, como la testosterona, el estrógeno y la progesterona
  • aumento del peso corporal y el riesgo de obesidad
  • aumentando el riesgo de daño hepático y renal

Es importante tener en cuenta que el glutamato no es peligroso en sí mismo. El cuerpo humano produce y usa naturalmente glutamato. Más bien, es la versión artificial de glutamato en MSG la que puede resultar dañina en exceso.

Factores que elevan los niveles

Un estudio de 2016 descubrió que hacer ejercicio puede ayudar a elevar los niveles de glutamato. En este estudio, una sesión de ejercicio vigoroso aumentó el glutamato en casi un 5 % después de unos 20 minutos. Los niveles de glutamato volvieron a la línea de base unos 34 minutos después de la sesión de ejercicio.

Este estudio también encontró que mantener niveles más altos de actividad física durante una semana puede aumentar los niveles de glutamato de referencia la semana siguiente. Los investigadores sugieren que este hallazgo puede ser beneficioso para las personas que tienen depresión, ya que estas personas tienen niveles más bajos de glutamato.

A estudio 2018 descubrió que ciertos medicamentos estimulantes que los médicos usan para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) pueden aumentar los niveles de glutamato en diversos grados. Los autores sugieren que un aumento en los niveles de glutamato puede alterar los procesos de aprendizaje y memoria. Sin embargo, se necesita más investigación para investigar este hallazgo.

Factores que reducen los niveles

Ciertos cambios en la dieta pueden ayudar a reducir los niveles de glutamato. Limitar la ingesta de alimentos ricos en glutamato puede ayudar. Ejemplos de tales alimentos incluyen:

  • productos lácteos
  • huevo
  • carne, aves y pescado
  • algunas fuentes vegetales ricas en proteínas
  • alimentos procesados

A revisión 2021 Señala que los estudios en animales han demostrado que seguir una dieta cetogénica puede ayudar a disminuir los niveles de glutamato. Una dieta cetogénica implica consumir alimentos bajos en carbohidratos y altos en grasas.

Los autores afirman que el ayuno intermitente puede ayudar a reducir los síntomas o la progresión de las enfermedades neurodegenerativas. Sin embargo, se necesitan más ensayos clínicos para definir el vínculo entre los cambios en la dieta, los niveles de glutamato y las enfermedades neurodegenerativas.

Preguntas frecuentes

A continuación, respondemos algunas preguntas comunes sobre el glutamato.

¿Cómo afecta el alcohol a los niveles de glutamato?

El alcohol conduce al corto plazo inhibición de los receptores de glutamato en el cerebro. Esta inhibición disminuye la actividad del glutamato, lo que ralentiza el funcionamiento del cerebro y contribuye a los efectos sedantes del alcohol.

Sin embargo, una revisión de 2015 señala que el consumo de alcohol a largo plazo en realidad puede aumentar los niveles de glutamato. Esto puede empeorar los efectos de la abstinencia de alcohol, lo que dificulta que una persona deje de beber.

¿Qué fuentes de glutamato están disponibles?

Una persona puede adquirir glutamato de una variedad de fuentes dietéticas. El glutamato está disponible en muchas proteínas vegetales y animales diferentes. También está presente como aditivo en varios alimentos procesados.

Algunas fuentes alimenticias comunes de glutamato incluyen:

  • quesos maduros
  • tomates crudos o secados al sol
  • Salsa de tomate
  • salsa de soja
  • embutidos
  • frutos secos
  • sandía cruda
  • bollos de pan blanco suave

Resumen

El glutamato es un neurotransmisor abundante que juega un papel importante en los procesos cognitivos, como el aprendizaje y la memoria. También es un importante regulador del estado de ánimo.

Sin embargo, los niveles anormalmente altos de glutamato pueden aumentar el riesgo de que una persona padezca ciertas afecciones neurológicas, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Huntington y la ELA. La investigación también destaca una asociación entre el exceso de glutamato en la dieta en forma de MSG y las condiciones de salud mental, como la depresión y la ansiedad.

Una persona puede restaurar los niveles saludables de glutamato a través de ciertos ajustes en la dieta y el estilo de vida. Una persona con niveles bajos puede beneficiarse aumentando su consumo de alimentos ricos en glutamato y sus niveles de ejercicio. Una persona con niveles altos debe evitar el consumo frecuente de alcohol y alimentos ricos en glutamato.

Una persona puede desear hablar con un médico para recibir asesoramiento individual sobre cómo lograr niveles saludables de glutamato.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *