Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿Qué es la leucemia de células pilosas y cómo se trata?

La leucemia de células pilosas es un cáncer de la sangre y la médula ósea. Recibe su nombre de la apariencia «peluda» de sus células cancerosas.

El tratamiento para la leucemia de células pilosas dependerá de la progresión del cáncer. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía, quimioterapia y terapia con anticuerpos biológicos y dirigidos.

Este artículo describe qué es la leucemia de células pilosas, sus síntomas y causas, y las opciones de tratamiento disponibles.

¿Qué es la leucemia de células pilosas?

Compartir en Pinterest
Tom Werner/imágenes falsas

La leucemia de células pilosas es una forma rara de leucemia en la que la médula ósea produce una cantidad excesiva de células B, un tipo de glóbulo blanco. Estas células B atípicas se convierten en células leucémicas dañinas.

Las células de leucemia pueden acumularse en la sangre o en la médula ósea, ocupando el espacio de las células sanas. Esto puede debilitar el sistema inmunológico del cuerpo y hacerlo más propenso a infecciones, anemia y sangrado.

El término «peludo» proviene de cómo se ven las células de leucemia bajo un microscopio: se parecen al cabello.

La leucemia de células peludas representa aproximadamente 2% de todas las leucemias. Es más común en hombres que en mujeres, y es más frecuente en adultos mayores. Alrededor 1.000 casos nuevos se informan cada año en los Estados Unidos.

síntomas

La leucemia de células pilosas progresa lentamente. Una persona puede tener pocos o ningún síntoma en las primeras etapas de la enfermedad.

Cuando aparecen los síntomas, se puede incluir uno o varios de los siguientes:

  • frecuentemente
  • dificultad para respirar
  • fatiga o debilidad
  • dolor de huesos, particularmente debajo de las costillas
  • moretones fáciles
  • sangrado fácil
  • bultos en el cuello, la axila, el estómago o la ingle sin dolor
  • pérdida de peso involuntaria

causa

Las causas de la leucemia de células pilosas no están claras. sin embargo, el BRAFV600E La mutación genética puede desempeñar un papel en el desarrollo de la enfermedad. Esta mutación es un indicador de leucemia de células pilosas y está presente en 80-90% de pacientes

Investigadores en un estudios 2021 se refirió a la BRAFV600E mutación como “la lesión genética subyacente a la HCL”.

Los hombres y los adultos mayores pueden tener un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad.

diagnóstico

Un médico puede diagnosticar la leucemia de células pilosas basándose en exámenes físicos, preguntas médicas y pruebas que analizan las células de la sangre y la médula ósea de la persona.

Para diagnosticar la enfermedad, un médico puede realizar cualquiera de las siguientes pruebas.

examen físico

Este es un examen general del cuerpo para verificar la salud física general de la persona en busca de signos o síntomas inusuales.

El examen puede incluir la búsqueda de bultos o hinchazón que podrían ser ganglios linfáticos agrandados o indicar un bazo o hígado agrandados.

Los médicos también evaluarán el historial médico de una persona.

Hemograma completo

Durante un conteo sanguíneo completo, un médico tomará una muestra de sangre y evaluará cualquiera de los siguientes:

  • Cantidades de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas
  • la cantidad de hemoglobina adherida a los glóbulos rojos
  • el hematocrito, que es la proporción de la muestra que son glóbulos rojos

Obtenga más información sobre los hemogramas completos aquí.

Pruebas de química sanguínea

Esta prueba consiste en el análisis de una muestra de sangre para medir los niveles de sustancias en el torrente sanguíneo. Un médico puede usar una prueba de química sanguínea para verificar lo siguiente de una persona:

  • niveles de proteína
  • equilibrio de electrolitos
  • colesterol
  • niveles de anticuerpos
  • niveles hormonales

Frotis de sangre periférica

Durante esta prueba, un profesional médico examinará una muestra de sangre bajo el microscopio para buscar cambios en la forma de las células sanguíneas y buscar una apariencia «peluda». Los médicos también controlan la cantidad y el tipo de glóbulos blancos y el número de plaquetas.

Obtenga más información sobre los diferentes tipos de análisis de sangre aquí.

Aspiración o biopsia de médula ósea

Un médico puede tomar una pequeña muestra de la médula ósea de la persona para analizar la presencia de células leucémicas pilosas. También pueden evaluar la salud general de la médula ósea y la producción de células sanguíneas.

Obtenga más información sobre las biopsias de médula ósea aquí.

Prueba de mutación genética

Esta prueba examina una muestra de sangre o de médula ósea para buscar mutaciones en el BRAF gene. Es una herramienta de diagnóstico importante para confirmar la leucemia de células pilosas.

Análisis citogenético

Durante esta prueba, un profesional médico analizará muestras de sangre, médula ósea u otros tejidos para buscar cambios en los cromosomas. El análisis citogenético puede revelar cromosomas rotos, adicionales o faltantes, lo que puede significar diferentes tipos de cáncer y enfermedades genéticas.

inmunofenotipado

En la inmunofenotipificación, los médicos usan anticuerpos para determinar la presencia o ausencia de antígenos de glóbulos blancos. Estos antígenos normalmente se forman en la superficie de los glóbulos blancos. Las formaciones inusuales de estos antígenos pueden indicar leucemias y linfomas.

Conozca las diferencias entre las leucemias y los linfomas aquí.

Citometría de flujo

En la citometría de flujo, un profesional médico analiza una muestra de sangre para estimar la cantidad de células y el porcentaje de células vivas que contiene. La muestra también puede revelar otras características de las células, incluido el tamaño, la forma y la presencia de marcadores tumorales en la superficie celular.

tomografía computarizada

Una tomografía computarizada consta de varias imágenes de rayos X desde diferentes ángulos de áreas específicas del cuerpo. Los médicos pueden inyectar un tinte especial en las venas de la persona para que un médico pueda ver los órganos y tejidos con mayor claridad.

tratos

La leucemia de células pilosas a menudo progresa lentamente y en algunos casos no progresa en absoluto. Cuando el tratamiento es necesario, las opciones de tratamiento puede depender en varios factores, tales como:

  • hasta qué punto se ha desarrollado la leucemia
  • la proporción de células leucémicas a células sanguíneas sanas en la sangre y la médula ósea
  • la presencia de un bazo inflamado
  • la presencia de signos o síntomas de leucemia, como infecciones
  • el regreso de la leucemia después del tratamiento anterior
  • la edad de la persona, el nivel de condición física y el estado general de salud

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para las personas con leucemia de células pilosas.

  • Espera vigilante: Esto implica un control cuidadoso del estado de la persona para detectar nuevos signos o síntomas antes de decidir que es necesario iniciar el tratamiento.
  • Quimioterapia: La quimioterapia usa medicamentos para detener el crecimiento y la división de las células cancerosas para producir más células.
  • Inmunoterapia: Este tipo de tratamiento ayuda al sistema inmunitario de la persona a combatir las células leucémicas. Hay varios tipos de inmunoterapia.
  • Terapia dirigida: Esta terapia usa medicamentos para atacar ciertos genes y proteínas involucrados en el crecimiento de las células cancerosas. Los médicos pueden recomendar una terapia dirigida para usar junto con la quimioterapia o en su lugar.
  • Cirugía: Si el bazo de una persona se agranda y causa síntomas adversos, los médicos pueden realizar una cirugía para extirparlo. Sin embargo, esto es extremadamente raro.

Opciones de tratamiento natural que podrían ayudar

Las opciones de tratamiento natural no pueden curar la leucemia de células pilosas. Sin embargo, algunos tratamientos caseros pueden ayudar a las personas a controlar los síntomas de la leucemia y sus tratamientos. Las opciones incluyen:

  • acupuntura: En este procedimiento, un profesional con licencia inserta agujas finas en puntos específicos del cuerpo para aliviar las náuseas y los vómitos causados ​​por la quimioterapia.
  • Masaje: La manipulación terapéutica y la aplicación de presión a los tejidos y músculos del cuerpo ayudan a reducir la ansiedad y la fatiga.
  • Terapias mente cuerpo: Estas son técnicas guiadas de meditación y relajación que pueden ayudar a una persona a relajarse y controlar los síntomas del dolor.
  • Aromaterapia: La aromaterapia utiliza el olor de los aceites aromáticos para dar una sensación de bienestar y aliviar el estrés. Algunas personas pueden encontrar que la aromaterapia les ayuda a relajarse.

Obtenga más información sobre las opciones de tratamiento natural para los síntomas de la leucemia aquí.

panorama

La leucemia de células pilosas se desarrolla lentamente y el tratamiento puede controlar la afección durante muchos años. Sin embargo, sigue siendo un cáncer crónico, ya que nunca desaparece por completo.

El tratamiento puede ayudar a una persona a mantener períodos de remisión. Estos son momentos en los que hay pocos o ningún signo de cáncer o sus síntomas.

Una vez que una persona está en remisión, aún requerirá visitas de seguimiento con su médico para controlar los recuentos sanguíneos y su estado de salud. Si una persona empeora o ve que su enfermedad regresa, puede ser retratada y entrar en otra remisión.

Las probabilidades de que una persona se recupere de la leucemia de células pilosas dependen de si la enfermedad responde al tratamiento y de su estado general de salud.

Resumen

La leucemia de células pilosas es un tipo raro de cáncer de la sangre y la médula ósea. La quimioterapia, la inmunoterapia y los programas de medicamentos dirigidos pueden ayudar a controlar la afección.

El pronóstico de una persona dependerá de la progresión de la enfermedad en el momento del diagnóstico, cómo responde al tratamiento y su estado general de salud. Por lo general, el pronóstico para las personas con leucemia de células pilosas es positivo con un tratamiento rápido y adecuado.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *