Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿Puede el zinc ayudar con el control de la diabetes tipo 2?

El zinc es un nutriente importante que puede ayudar al sistema inmunológico y puede reducir el riesgo de ciertas enfermedades. Cierta evidencia sugiere que el zinc puede ser beneficioso para el control de la diabetes tipo 2. Otra investigación señala un vínculo potencial entre la deficiencia de zinc y la diabetes. Sin embargo, se necesita más investigación.

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes y afecta a más de 37 millones americanos. Ocurre cuando una persona normalmente no responde a la insulina, una hormona que ayuda a regular el azúcar en la sangre.

El zinc es un nutriente que se encuentra naturalmente en muchos alimentos, como los frijoles, la carne y el pescado. Las personas también pueden tomarlo como un suplemento dietético. Ayuda a respaldar una serie de funciones en el cuerpo, sobre todo ayudando al sistema inmunológico, ya que posee propiedades antioxidantes. Si bien las deficiencias de zinc son raras en los Estados Unidos, pueden ocurrir si la dieta de una persona carece de una nutrición adecuada.

Debido a los posibles beneficios para la salud del zinc, algunas pruebas señalan que podría tener un efecto protector contra la diabetes y mejorar el pronóstico de las personas que viven con esta afección.

En este artículo, discutimos la posible conexión entre la diabetes y el zinc, incluso si el zinc puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2.

¿El zinc es beneficioso para la diabetes tipo 2?

Compartir en Pinterest
Stefania Pelfini, La Waziya Photography/Getty Images

Se necesita más investigación para comprender la asociación entre el zinc y la diabetes tipo 2. Algunas evidencias señalan que puede haber un vínculo entre las deficiencias de zinc y el desarrollo de diabetes. La investigación también sugiere que la suplementación con zinc ayuda a reducir los factores de riesgo para desarrollar diabetes y ayuda a controlar la afección.

A estudio 2020 encontró que las personas con diabetes son más propensas a tener una deficiencia de zinc que las que no tienen la afección. Los investigadores también sugieren que las personas con problemas de control glucémico también redujeron los niveles de zinc. De manera similar, un estudio de 2021 también afirma que los niveles bajos de zinc son un buen indicador de problemas con el control glucémico en adultos mayores con diabetes tipo 2.

Como tal, esto puede sugerir que la suplementación con zinc puede ayudar con el control de la diabetes como terapia adjunta. Un estudio de 2022 indica que el zinc puede ayudar debido a sus propiedades antioxidantes. Relacionado, un Metaanálisis 2019 encontró que la suplementación con zinc puede mejorar el control glucémico, lo que llevó a los autores a concluir que la suplementación con zinc podría prevenir y ayudar a controlar la diabetes.

Otro metanálisis de 2019 también sugiere que una ingesta moderadamente alta de zinc en la dieta podría reducir el riesgo de diabetes tipo 2 al 13%. Una revisión sistemática y un metanálisis de 2020 indican que la ingesta prolongada de zinc en dosis bajas a través de suplementos y alimentos puede reducir los factores de riesgo de la afección.

Por lo tanto, el zinc podría beneficiar el control de la diabetes. Sin embargo, los niveles más bajos de zinc pueden coincidir con hábitos alimenticios no nutritivos que pueden contribuir al desarrollo de la afección. Como tal, se necesita más investigación para comprender completamente la relación entre la diabetes y el zinc.

Fuentes de zinc

Si bien el zinc está presente en muchos alimentos, algunas investigaciones estiman que aproximadamente 17% de las personas en todo el mundo tienen una deficiencia de zinc. Generalmente, la mayoría de las personas pueden consumir una cantidad adecuada de zinc de fuentes dietéticas. tales alimentos puede incluir:

  • carne roja
  • aves de corral
  • Mariscos, como ostras, cangrejo y langosta
  • cereales fortificados para el desayuno
  • frijoles
  • nueces
  • cereales integrales
  • productos lácteos

El zinc también está disponible en suplementos que las personas pueden tener además de las fuentes dietéticas para garantizar una ingesta suficiente del nutriente. Sin embargo, antes de tomar suplementos, puede ser recomendable buscar el consejo de un médico.

Riesgos y consideraciones

Es importante que las personas obtengan una impresión precisa de sus necesidades dietéticas de zinc. Aunque el zinc es un elemento dietético muy importante, consumir demasiado puede provocar toxicidad por zinc, lo que puede causar problemas. A 2022 papel enumera los siguientes como posibles efectos secundarios de la ingesta excesiva de zinc:

  • irritación gástrica
  • vómitos
  • náuseas
  • hemorragia gástrica

Además, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) señalan que una ingesta excesiva regular de 150-450 miligramos un día de zinc puede conducir a:

  • bajos niveles de cobre
  • cambios en la función del hierro
  • función inmunológica reducida
  • niveles reducidos de colesterol de lipoproteínas de alta densidad «bueno»
  • problemas urogenitales

Otros beneficios del zinc

Además de sus posibles efectos beneficiosos sobre la diabetes, la evidencia señala que el zinc puede tener muchos otros beneficios para la salud.

La evidencia señala que el cuerpo usa zinc para muchos propósitos diferentes, incluido cicatrización de heridas, crecimiento celular y división celular. Los niveles suficientes de zinc son necesarios para un sistema inmunitario que funcione correctamente y podría ayudar prevenir complicaciones graves de enfermedades como la neumonía, la malaria y la diarrea. Además, también es esencial para el crecimiento y el desarrollo.

Otros consejos para el control de la diabetes

En algunos casos, es posible para que una persona prevenga o retrase la diabetes tipo 2 implementando ciertos cambios en el estilo de vida. Esto puede incluir ejercicio regular y mantener un peso moderado.

Del mismo modo, un estudio 2020 señala que la incorporación de opciones de estilo de vida saludable también puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2 o potencialmente ponerla en remisión. Además de controlar el peso y la actividad física regular, recomienda llevar una dieta nutritiva, dejar de fumar si corresponde y controlar el estrés.

En algunos casos, una persona también puede requerir medicamento para ayudarlos a manejar la condición. Un médico podría recomendar medicamentos adecuados para ayudar a las personas a controlar sus niveles de azúcar en la sangre y retrasar o prevenir los efectos nocivos de la diabetes.

Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo controlar la diabetes tipo 2.

Resumen

La diabetes tipo 2 es una condición común que puede afectar significativamente la salud de un individuo. Algunas investigaciones sugieren que los niveles adecuados de zinc podrían ayudar a prevenir el desarrollo de diabetes y hacer que la afección sea más fácil de controlar. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente la relación entre el zinc y la diabetes.

Si bien aún se necesita más investigación, la evidencia señala que la incorporación de cambios saludables en el estilo de vida, que pueden incluir una dieta nutritiva con suficiente zinc, puede ayudar a prevenir o retrasar la diabetes tipo 2 y ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *