Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿Puede el DMSO reducir los síntomas de la artritis?

Si bien hay muchos tratamientos para la artritis disponibles, no todos los medicamentos que las empresas comercializan para tratar la afección tienen aprobación para ese fin. Uno de estos es el sulfóxido de dimetilo (DMSO).

DMSO es un líquido transparente e inodoro que penetra fácilmente en la piel y otras membranas orgánicas.

Está ganando terreno comercial como tratamiento potencial para los síntomas de la artritis, principalmente debido a su capacidad para reducir el dolor y la inflamación. Sin embargo, no tiene aprobación como tratamiento para la artritis.

A pesar de las afirmaciones anecdóticas de sus beneficios, el uso de DMSO para la artritis, especialmente como tratamiento de venta libre, podría ser peligroso.

Lea más para conocer los usos médicos del DMSO, cómo funciona, sus riesgos y beneficios, y más.

¿Qué hace DMSO?

Compartir en Pinterest
Priscila Zambotto/Getty Images

DMSO es un subproducto del proceso de fabricación de papel. Originalmente, los fabricantes lo usaban principalmente como solvente industrial.

En la década de 1960, los científicos se dieron cuenta de que el DMSO podía actuar como una forma de administrar medicamentos tópicos. Debido a que las membranas biológicas pueden absorber rápidamente el DMSO, la sustancia puede ayudar a que la piel absorba los medicamentos. También puede tener propiedades para reducir el dolor y la inflamación.

Beneficios de usar DMSO para la artritis

Probablemente debido a sus supuestas propiedades antiinflamatorias, el DMSO ha ganado cierta popularidad comercial como tratamiento para la artritis. Algunas personas afirman que el DMSO puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación asociados con la afección.

Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha DMSO aprobado, o cualquier medicamento que incluya ingredientes derivados del DMSO, para tratar la artritis. Solo cuenta con la aprobación de la FDA para tratar la cistitis intersticial, una afección que causa dolor en la vejiga.

Si bien algunas investigaciones sobre el DMSO para el tratamiento de la artritis pueden justificar una mayor investigación, la evidencia actual es más anecdótica que científica.

Con esto en mente, las personas interesadas en probar DMSO para la artritis deben hablar primero con un médico.

Riesgos de usar DMSO para la artritis

en un revisión de 2018, los investigadores analizaron 109 estudios que informaron efectos secundarios dañinos del DMSO en humanos. Descubrieron que la mayoría de las reacciones negativas eran a corto plazo o raras.

Algunas de las reacciones adversas más comunes notificadas fueron síntomas gastrointestinales, como halitosis, dolores abdominales, calambres estomacales, náuseas, vómitos y diarrea. Otras reacciones comunes incluyeron reacciones cutáneas dermatológicas, como erupciones, picazón, descamación, ampollas y aumento de la pigmentación. También hubo efectos secundarios raros que incluyeron reacciones cardíacas y neurológicas.

Además, la investigación indicó que los efectos secundarios pueden tener vínculos con su método de administración. Por ejemplo, las reacciones cardíacas solo ocurrieron cuando los profesionales de la salud administraron DMSO por vía intravenosa, y era más probable que se desarrollaran reacciones cutáneas después de las aplicaciones tópicas.

Además, los investigadores encontraron una conexión entre el tamaño de la dosis y las reacciones. Las personas que tomaron dosis bajas informaron efectos secundarios leves o nulos.

DMSO también puede interactuar negativamente con otros medicamentos. Por ejemplo, debido a que el DMSO se absorbe fácilmente en la piel, usarlo con otros medicamentos tópicos podría aumentar peligrosamente la cantidad de medicamento que recibe el cuerpo.

Las personas interesadas en usar DMSO para la artritis deben comunicarse con un médico antes de probarlo o comenzar cualquier medicamento nuevo.

Cómo usarlo

Las personas solo deben usar DMSO cuando un médico lo prescribe. Las formas de uso más comunes son tópicas, como un gel u otra solución, o intravesical, que consiste en atravesar la vejiga.

Otros métodos incluyen oral e intravenoso. Sin embargo, no hay suficiente investigación para determinar su seguridad.

Otros usos del DMSO

El DMSO también es de uso común como solvente químico en las comunidades científicas e industriales. Desde el punto de vista médico, el único uso aprobado por la FDA para el DMSO es como tratamiento para la cistitis intersticial, una afección de la vejiga crónica y, a menudo, dolorosa.

Todavía no hay pruebas científicas suficientes que demuestren que el DMSO es un tratamiento alternativo seguro y eficaz para estas y otras afecciones.

Cáncer y DMSO

Si bien algunas personas pueden experimentar alivio de ciertos efectos secundarios de la quimioterapia, como daños en la piel y los tejidos, el uso de DMSO como tratamiento alternativo para el cáncer puede conllevar riesgos. por ejemplo, un estudio de 2014 explica cómo el DMSO puede interferir con los medicamentos de quimioterapia como el cisplatino, el carboplatino y el oxaliplatino.

Por el contrario, un estudio más reciente de 2020 muestra que el DMSO puede prevenir el crecimiento y fomentar la muerte de las células cancerosas.

Además, la FDA ha aprobado dimetilsulfóxido de trametinib, una combinación de trametinib y dimetilsulfóxido, para tratar el cáncer de tiroides anaplásico, el melanoma y el cáncer de pulmón de células no pequeñas. Sin embargo, los médicos solo recomiendan el tratamiento si una persona y el cáncer que padece cumplen ciertos criterios.

Resumen

En la actualidad, el DMSO solo cuenta con la aprobación de la FDA para tratar la cistitis intersticial. Si bien existe cierta evidencia anecdótica de que el DMSO puede aliviar el dolor y la inflamación asociados con la artritis, no existe evidencia científica que demuestre su eficacia.

Una persona interesada en usar DMSO para la artritis debe comunicarse con un médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *