Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

¿Por qué el cambio estacional afecta mis síntomas de artritis reumatoide?

La artritis reumatoide es una forma progresiva de artritis inflamatoria en la que un sistema inmunológico hiperactivo ataca el revestimiento de las articulaciones. Esto provoca dolor, rigidez e inflamación en las articulaciones.

Algunas personas con artritis reumatoide notan que sus síntomas empeoran durante ciertas épocas del año. Los cambios de estaciones meteorológicas están previstos para panes de artritis reumatoide durante los meses de invierno, primavera o verano.

Los estudios amplios y de alta calidad sobre los efectos del clima en la Artritis reumatoide son casos. Sin embargo, hay algunas pruebas de que los cambios climáticos estacionales pueden influir en los síntomas de la artritis reumatoide de una persona.

¿Qué es un brote de artritis reumatoide?

Las personas con artritis reumatoide experimentan lo que se conoce como brotes. Durante un brote, una persona experimentará un período de síntomas de Artritis reumatoide más intensa, incluyendo:

  • fiebre
  • fatiga
  • dolor, hinchazón o rigidez de las articulaciones

Los brotes van seguidos de remisiones, que cuando los síntomas mejoran.

Según la Fundación de la Artritis, los médicos y las personas con La artritis reumatoide no suele estar de acuerdo con lo que es un brote.

Una persona con la afección puede definir un brote como un período de tiempo en el que los síntomas aumentan, y posiblemente le hacen faltar a sus compromisos sociales o laborales. Los médicos suelen definir las reagudizaciones como períodos de mayor compromiso articular, un cambio significativo en las pruebas de laboratorio, o ambas cosas.

Los brotes a veces no tienen una causa conocida. Otros vehículos, pueden estar relacionados con factores desencadenantes como:

  • alimentos, aunque no hay pruebas que respalden ningún desencadenante alimentario específico de la artritis reumatoide
  • infecciones y otros problemas médicos
  • el estado de ánimo o el nivel de estrés de una persona
  • aumento de la actividad fisica
  • climatizado

Como el clima puede desencadenar una erupción

Algunas pruebas científicas sugieren que los cambios climáticos o estacionales pueden influir en los síntomas de la artritis reumatoide de una persona.

Los expertos no entienden exactamente por qué puede existir esta conexión. Algunas teorías son las siguientes:

  • Los cambios en la presión barométrica durante un frente frío hacen que los tendones, los músculos, los huesos y los tejidos cicatrizados se contraigan y se expandan. Esto provoca dolor en los tejidos a los que afecta la artritis.
  • Las bajas temperaturas pueden aumentar el grosor de los fluidos articulares, de modo que las articulaciones se vuelven más rígidas y difíciles de mover.
  • Las personas pueden ser menos activas cuando hace frío, lo que empeora los síntomas.
  • El clima extremo hace que el estado de ánimo de una persona se distorsione, lo que, a su vez, empeora los síntomas de la artritis reumatoide.

En las siguientes secciones se examina lo que dice la investigación.

Estaciones y panes

Un estudio realizado en 2019 con más de 12.000 personas con Artritis reumatoide concluyó que los brotes de los síntomas en las articulaciones pequeñas de las manos y los pies se produjeron con más frecuencia en primavera, y luego en invierno. Los cambios estacionales parecen tener menos impacto en las articulaciones más grandes.

En un estudio más proyectado en 2020, los investigadores constatan que las temperaturas extremas en verano e invierno afectan significativamente los síntomas de la artritis reumatoide. Otras afecciones autoinmunes, como la enfermedad de Sjögren, también parecen recrudecer durante las condiciones climáticas extremas del verano y el invierno.

El tiempo y los brotes

Algunas personas afirman que el dolor y los síntomas de la artritis empeoran durante los períodos de frío, lluvia y baja presión atmosférica. Other dicen que los brotes tienden a ocurrir cuando hay humedad o calor en el exterior. Por ahora, no hay consenso científico sobre cómo afecta el clima las erupciones de artritis reumatoide.

En un estudio de 2019, los investigadores dieron a 2,658 personas una aplicación para teléfonos inteligentes para que hicieran un seguimiento regular de sus niveles de dolor, el clima, su estado de ánimo y sus niveles de actividad física.

En el transcurso del sexto mes, la mayoria de las personas informacion de un modesto aumento del dolor o las molestias cuando el tiempo era humedo o ventoso, o cuando la presion meteorologica era baja. El resultado es que los investigadores en Tuvieron están incluidos en los resultados de la investigación y el nivel de actividad en la persona y el nivel de actividad.

Entre los participantes había personas con osteoartritis y otras afecciones médicas. Es posible que los resultados no se apliquen universalmente a todas las personas con artritis reumatoide.

Los investigadores también señalan que los encontraron podrían estar sesgados por las creencias previas de los participantes, ya que las personas que se unen a este tipo de estudio pueden ya creer que hay una asociación entre sus síntomas y el clima.

En un pequeño estudio de 2013, los investigadores analizaron los efectos de la temperatura sobre los síntomas en personas, en su mayoría de mediana edad, que acudieron a una sala de emergencias por artritis reumatoide. Encontraron que las temperaturas más bajas tendían a estar relacionadas con los brotes de Artritis reumatoide en personas de 50 a 65 años.

Los investigadores no encontraron ninguna relación con la humedad o la presión atmosférica. Especulan que esto podría deberse a que realizó el estudio en Madrid, España, que tiene un clima generalmente seco y estable.

No podra explicar por qu no haba una relacin significativa entre los sntomas de la Artritis reumatoide y el tiempo en los adultos jóvenes o mayores. Speculan que el clima frío podría causar rigidez en los músculos alrededor de las articulaciones, lo que podría empeorar los síntomas de la artritis.

Estudios que no han encontrado una relacion

No todos los investigadores están de acuerdo en que determinados climas o estaciones causas o están relacionados con el dolor o la rigidez de la artritis reumatoide.

Se puede diseñar en un estudio que tenga en cuenta los numerosos factores potenciales que podrían influir en los síntomas de la Artritis reumatoide de una persona, desde los alimentos que consumen hasta su estrés o sus niveles de actividad. Podría ser que las temperaturas extremas afecten el estado de ánimo de una persona y su capacidad para hacer ejercicio, lo que, a su vez, repercuta en los síntomas de la artritis reumatoide.

Además, es posible que los participantes en el estudio ya creen que existe una relación entre los cartuchos determinados del clima y los panes de artritis reumatoide. Esto podría influir en la forma en que informan de sus síntomas y, por extensión, en los resultados generales.

Una revisión de 2012 de varios centenares de estudios solo encontró 19 de calidad suficiente para su inclusión. Los autores concluyen que la investigación no relaciona de forma concluyente el clima y los síntomas de la artritis reumatoide, y que son necesarios estudios adicionales para medir objetivamente los síntomas de la artritis reumatoide.

Esto no quiere decir que el clima no afecta los sintomas de la artritis reumatoide. Otros investigadores han encontrado una correlación. Sin embargo, como es difícil diseñar estudios de alta calidad y sin sesgos, es posible que los expertos nunca lleguen a una conclusión definitiva.

Como hacer frente a los brotes estacionales

Los brotes de La artritis reumatoide estacionales o relacionadas con el clima son difíciles de evitar. Sin embargo, hay algunas estrategias para aliviar los síntomas de la artritis reumatoide.

Los siguientes pasos pueden ayudar si el clima frío parece estar relacionado con un brote de Artritis reumatoide:

  • Vístete de acuerdo con el clima. Algunas investigaciones sugieren que, si el clima frío empeora los síntomas de la artritis, el uso de ropa más abrigada y diseñada para retener el calor puede ayudar. La mayor parte del calor se pierde por las extremidades, por lo que es importante llevar bufanda, gorro, botas y guantes.
  • Usa guantes de compresión térmica. Estos liberan calor y comprenden los dedos para reducir la hinchazón.
  • Mantén las rutinas de ejercicio. Las personas tienden a moverse menos en invierno, pero pueden mantenerse activos es fundamental para controlar la artritis reumatoide. Pérdida de enfermedades cardiovasculares, el entrenamiento de fuerza y ​​los estiramientos pueden ayudar:
    • aliviar el dolor y la rigidez
    • mejoran la amplitud de movimiento
    • Aumentan los niveles de energia y el estado de animo
  • Habla con un medico sobre la posibilidad de tomar y suplementar con vitamina D. Las personas tienden a tener deficiencia de vitamina D durante el invierno. Los niveles bajos de vitamina D se han relacionado con una artritis reumatoide más grave y con la sensibilidad al dolor.
  • Usa terapia de calor. Las compresas, las duchas y los baños calientes pueden ayudar a liberar los músculos, y pueden mejorar la tolerancia al dolor.

Si el clima o los cambios estacionales derivan de la artritis reumatoide de una persona, debe hablar con un médico sobre cómo controlar sus síntomas de forma segura. El medico puede recomienda un aumento de la medicación o cambios en la terapia.

Conclusión

Los investigadores aún no se ponen de acuerdo sobre el efecto exacto que el clima y las estaciones tienen sobre la artritis reumatoide.

Esto no significa que las personas no experimenten brotes de los síntomas de la artritis reumatoide durante ciertas estaciones o condiciones climáticas, como la lluvia o las temperaturas frías.

Llevar ropa más abrigada y estabilizar activo durante los meses de invierno puede ayudar. La persona también debe trabajar con su médico para ajustar su plan de tratamiento según sea necesario para controlar los brotes estacionales.

Lee el artículo en español.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en España el 23 de mayo de 2022.

Versión original escrita el 31 de marzo de 2021.

Última revisión médica realizada el 31 de marzo de 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *