Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Nódulos de Schmorl: ¿Qué son y necesitan tratamiento?

Los nódulos de Schmorl son un tipo común de lesión que puede ocurrir en la columna vertebral. Se desarrollan cuando el tejido dentro de los discos intervertebrales se sale y empuja hacia arriba o hacia abajo en las vértebras adyacentes.

nodos de Schmorl normalmente No causar síntomas. Los médicos pueden encontrarlos al realizar pruebas de imagen por otros motivos. Si una persona no tiene ningún síntoma, por lo general no requiere tratamiento.

Sin embargo, si alguien experimenta dolor o problemas de movilidad debido a un nódulo de Schmorl, los médicos pueden recomendar un tratamiento conservador con analgésicos y descanso.

Este artículo analiza los nódulos de Schmorl, sus causas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué son los nodos de Schmorl?

Los nódulos de Schmorl, o hernias de disco intervertebral, son lesiones pequeñas y redondas que se forman en las vértebras, que son los huesos que forman la columna vertebral.

Ocurren cuando un disco intervertebral, una pieza fibrosa de cartílago que se encuentra entre cada hueso, se hernia y el material del interior presiona las vértebras adyacentes, cambiando su forma.

Los discos a menudo se hernian hacia los lados, pero en un nódulo de Schmorl, el disco herniado se extiende hacia arriba o hacia abajo en la vértebra vecina debido a problemas con la placa terminal vertebral. Esta estructura se encuentra entre los discos y los huesos, evitando que el disco se abulte.

Los discos intervertebrales actúan como amortiguadores y consisten en un centro gelatinoso y un exterior firme pero flexible. Si la parte flexible de un disco se gira, la parte interior blanda puede sobresalir. Si el bulto entra en contacto con la médula ósea dentro de las vértebras, puede provocar inflamación.

Los nódulos de Schmorl pueden ocurrir en cualquier lugar dentro de la columna vertebral, pero afectan con mayor frecuencia a la columna lumbar superior.

¿Qué tan comunes son los nódulos de Schmorl?

Los nódulos de Schmorl son bastante comunes. Con frecuencia se observan en las resonancias magnéticas de la columna lumbar, particularmente en los hombres.

Según un artículo de 2019, los ganglios de Schmorl pueden estar presentes en hasta el 76 % de la población general. Sin embargo, su prevalencia es muy variable, y algunas investigaciones sugieren que muchas menos personas desarrollan nódulos de Schmorl.

¿Los nódulos de Schmorl tienen síntomas?

Los nodos de Schmorl son en su mayoría asintomáticos, lo que significa que las personas normalmente no experimentan síntomas. A menudo son un hallazgo incidental en las resonancias magnéticas que los médicos realizan para diagnosticar o controlar otras afecciones.

Sin embargo, un individuo puede experimentar un inicio agudo de dolor lumbar o un empeoramiento del dolor de espalda crónico después de un traumatismo menor. En raras ocasiones, los nódulos de Schmorl pueden desarrollar inflamación e infecciones.

Causas y factores de riesgo de los nódulos de Schmorl

Los investigadores creen que el debilitamiento de los platillos vertebrales provoca los nódulos de Schmorl. Sin embargo, estos nodos también pueden tener enlaces a otras condiciones, como:

  • Enfermedad de Scheuermann, que hace que la vértebra crezca de manera desigual durante la infancia
  • enfermedades metabólicas
  • enfermedades degenerativas de la columna vertebral
  • cáncer de columna
  • trauma espinal o fracturas
  • infecciones de la columna vertebral

Sin embargo, los científicos todavía están aprendiendo más sobre esto.

¿Los nódulos de Schmorl pueden ser cancerosos?

Los nódulos de Schmorl no son un tipo de crecimiento canceroso. Los médicos suelen asociarlos con enfermedades benignas o no cancerosas.

Sin embargo, las personas pueden tener nódulos de Schmorl y cáncer simultáneamente. Y en algunos casos, los médicos pueden confundir uno con el otro.

por ejemplo, un reporte de caso 2015 describe a una persona con metástasis de carcinoma de tiroides en la columna vertebral, que es cuando el cáncer de tiroides se propaga a la columna vertebral. Inicialmente, los médicos pensaron que el crecimiento espinal era un nódulo de Schmorl, según las pruebas de imágenes médicas que realizaron.

Sin embargo, después de realizar una biopsia de la lesión, descubrieron que el crecimiento era en realidad el resultado de la propagación del cáncer de tiroides a otras áreas del cuerpo.

Los autores del estudio de caso recomendaron que los médicos realicen un seguimiento estrecho de los pacientes cuando tengan antecedentes de cáncer metastásico o cáncer actual, incluso si los estudios por imágenes sugieren un diagnóstico no canceroso.

Diagnóstico de los nódulos de Schmorl

Los médicos pueden diagnosticar los nódulos de Schmorl mediante técnicas de diagnóstico por imágenes, como resonancias magnéticas.

En una resonancia magnética, los nódulos de Schmorl aparecen como anomalías óseas pequeñas de los platillos vertebrales. Si las técnicas de imagen revelan características que se asemejan a los nódulos de Schmorl, los médicos también pueden realizar pruebas para ayudar a determinar su causa subyacente. Los profesionales de la salud recomendarán especialmente estas pruebas si hay otros síntomas o signos de una afección de la columna.

Tratamiento para los nódulos de Schmorl

Debido a que la mayoría de los nódulos de Schmorl no causan síntomas, las personas a menudo no requieren tratamiento.

Sin embargo, si una persona tiene nódulos de Schmorl dolorosos, su médico puede sugerirle medicamentos para descansar y aliviar el dolor. Estos incluyen medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y paracetamol.

Los síntomas deben resolverse dentro de 2-6 mesesaunque puede tomar hasta 12 meses para que cualquier hinchazón que aparezca en una resonancia magnética desaparezca gradualmente.

Si este enfoque de tratamiento conservador no alivia los síntomas, los médicos pueden considerar la cirugía para extirpar el disco dañado. Una técnica quirúrgica es la fusión intersomática lumbar, que consiste en reemplazar el disco dañado con un injerto óseo. Los cirujanos intentarán restaurar la altura entre las vértebras y promover la fusión de los dos huesos.

Resumen

Los nódulos de Schmorl se forman cuando los discos blandos entre las vértebras de la columna se hernian o sobresalen a través de los espacios en la vértebra, los huesos que forman la columna. En lugar de abultarse hacia los lados, las áreas herniadas del disco sobresalen hacia arriba o hacia abajo, afectando las vértebras vecinas.

Las lesiones son comunes y pueden afectar hasta el 76% de la población. Por lo general, no causan síntomas y no son motivo de preocupación.

Sin embargo, si una persona experimenta problemas de dolor y movilidad o tiene otras afecciones o síntomas que sugieran un problema en la columna, debe hablar con un médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *