Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Narcolepsia y embarazo: qué esperar

Con el apoyo médico adecuado, las personas con narcolepsia pueden tener embarazos saludables y sin complicaciones. Sin embargo, es vital discutir los planes de embarazo con un médico, ya que una persona puede necesitar cambiar o suspender su medicación.

Ciertos medicamentos para la narcolepsia puede incrementar el riesgo de anomalías congénitas (también conocidas como defectos de nacimiento). Esto significa que las personas que están tratando de concebir o que ya están embarazadas pueden necesitar controlar sus síntomas de otras maneras.

Los síntomas de la narcolepsia también pueden cambiar o intensificarse durante el embarazo. deber Las personas embarazadas experimentan fatiga debido a los cambios hormonales. Estos cambios hormonales podrían hacer que los síntomas de la narcolepsia sean más difíciles de controlar.

Un médico que se especializa en narcolepsia puede trabajar con una mujer embarazada y su obstetra o partera para controlar los síntomas y contribuir a un embarazo seguro. Siga leyendo para obtener más información sobre la narcolepsia y el embarazo.

Contents

¿Cómo afecta la narcolepsia al embarazo?

Compartir en Pinterest
Óscar Wong/Getty Images

La mayoría de las investigaciones hasta la fecha sugieren que la narcolepsia en sí misma no afecta negativamente los resultados del embarazo. A estudio de 2013 de 249 mujeres embarazadas en Europa encontró tasas similares de complicaciones del embarazo en aquellas con narcolepsia que en la población general.

Sin embargo, la narcolepsia puede afectar el embarazo de otras formas. Por ejemplo, las personas que experimentan cataplejía pueden correr el riesgo de sufrir caídas o lesiones, lo que podría afectar el embarazo.

Además, un estudio de 2021 informa que 94,2% de las embarazadas experimenta fatiga. Esta fatiga puede ser intensa y puede afectar el funcionamiento diario.

En personas con narcolepsia, sus síntomas pueden ser más intensos de lo habitual. Debido a esto, las personas embarazadas con narcolepsia requieren un control frecuente por parte de un médico o partera.

¿Cómo afecta el embarazo a la narcolepsia?

No hay mucha investigación sobre el impacto que tiene el embarazo en los síntomas de la narcolepsia. El mayor impacto puede provenir de suspender los medicamentos para la narcolepsia, ya que hacerlo puede empeorar los síntomas durante el embarazo.

En un estudio de 2019 de personas embarazadas con narcolepsia, 78,7% dejó de tomar su medicación. Para gestionar las consecuencias de esto:

  • 72,1% durmió más
  • 32,6% dejó de trabajar
  • 27,9% dejó de conducir

No está claro si el embarazo hace alguna diferencia a largo plazo en los síntomas de narcolepsia de alguien una vez que termina el embarazo.

¿Son seguros los medicamentos para la narcolepsia durante el embarazo?

Los medicamentos para la narcolepsia más comunes aumentan el riesgo de anomalías congénitas. El riesgo puede ser especialmente alto durante el primer trimestre. Por esta razón, es posible que una persona deba dejar de tomar medicamentos para la narcolepsia antes de intentar quedar embarazada.

En un estudio de 2020 de personas que tomaron modafinilo y armodafinilo durante el embarazo, el riesgo de anomalías congénitas en el grupo de medicamentos fue 13%, en comparación con el 3% en la población general. Algunas anomalías congénitas pueden requerir intervenciones durante el embarazo o un cambio en los planes de parto para mantener al bebé lo más seguro posible durante el parto.

Las anomalías congénitas más comunes incluyen:

  • tortícolis congénita, que es cuando un músculo del cuello corto o tenso hace que el cuello se incline
  • hipospadias, que es cuando la abertura de la uretra no se encuentra en la punta del pene en los hombres
  • anomalías cardíacas congénitas

En el estudio de 2019 de personas con narcolepsia, la mayoría de los participantes dijeron que dejaron de tomar medicamentos durante embarazos anteriores, con 82,9% citando temores de dañar al feto como una motivación. El 58,5% dijo que su médico le recomendó dejar de tomar medicamentos.

Sin embargo, algunos medicamentos pueden ser seguros durante el embarazo, por lo que es importante analizar todas las opciones con un médico antes de quedar embarazada o lo antes posible después de concebir.

¿Es mayor el riesgo de diabetes gestacional?

A estudio 2017 sugiere que las personas que tienen narcolepsia con cataplexia podrían tener tasas más altas de diabetes gestacional. Sin embargo, el estudio fue bastante pequeño e involucró a 25 personas que tenían narcolepsia con cataplejía y 75 que no tenían narcolepsia.

De los participantes, el 13,6 % de las personas con narcolepsia tenían diabetes gestacional, en comparación con el 4,3 % que no tenían narcolepsia.

Diabetes gestacional puede incrementar el riesgo de tener un bebé muy grande, que a su vez puede aumentar la probabilidad de:

  • necesitando una inducción o una cesárea
  • nivel bajo de azúcar en la sangre en el feto
  • dificultad respiratoria en el feto

Sin embargo, incluso con la diferencia en las tasas, no hubo diferencias significativas en los resultados del embarazo entre los dos grupos del estudio.

Controlar los niveles de azúcar en la sangre con la dieta, el estilo de vida y, si es necesario, la insulina puede reducir el riesgo de complicaciones.

¿Qué sucede durante el parto?

Las personas con narcolepsia pueden dar a luz de la misma manera que las demás. Existe la posibilidad de que ocurra una cataplejía durante o después del parto, pero la atención médica y el apoyo pueden garantizar que las personas no se caigan.

Algunas personas con narcolepsia pueden optar por una cesárea para que el parto esté más controlado, según una investigación de 2012. Esto permite a las personas programar cuándo tendrá lugar el parto y puede aliviar algunos temores sobre lo que sucederá si experimentan cataplejía durante el trabajo de parto.

No hay pautas específicas que sugieran que una cesárea sea el mejor método de parto para las personas con narcolepsia o que conduzca a mejores resultados. Las personas embarazadas deben discutir sus opciones con un médico.

Manejo como padre primerizo con narcolepsia

Los recién nacidos pueden despertarse con frecuencia y no dormir según los horarios de los adultos. Como resultado, muchos nuevos padres experimentan períodos de insomnio y agotamiento. Para una persona con narcolepsia, esto puede ser aún más desafiante.

Puede ser útil contar con un plan para asegurarse de que tanto el padre como el bebé obtengan lo que necesitan. Esto puede implicar:

  • si es posible, dividir equitativamente las tareas de cuidado infantil entre los socios, teniendo en cuenta la narcolepsia
  • si esto no es posible, contratar a alguien para ayudar a cuidar al bebé o conseguir la ayuda de un familiar o amigo
  • hablar con un experto en lactancia sobre la lactancia segura con narcolepsia
  • dormir siestas cuando el bebe esta dormido
  • hablar con un médico acerca de cuándo es seguro volver a tomar medicamentos para la narcolepsia

Resumen

Las personas con narcolepsia a menudo tienen embarazos saludables y las investigaciones sugieren que no es más probable que experimenten complicaciones que el resto de la población. Sin embargo, el embarazo con narcolepsia viene con algunas consideraciones y desafíos únicos.

Para que el embarazo y el parto sean lo más seguros posible, lo mejor es hablar con un médico antes de intentar concebir. Pueden explicar los tipos de apoyo que una persona podría necesitar y si alguien debería dejar de tomar su medicamento para la narcolepsia. Si una persona ya está embarazada, debe hablar con un médico sobre esto lo antes posible.

Desarrollar un plan de embarazo y posparto también puede ser útil. Trate de trabajar con una pareja, familiares, amigos cercanos o una doula para implementar estrategias para administrar la transición a la paternidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *