Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Lumbago – ¿qué hacer? | Apoyo

Antes de entrar en el tema de Lumbago – ¿qué hacer? | Apoyo

Te recordamos que el contenido de este sitio web tiene fines educativos y no pretende ofrecer asesoramiento médico personal. Debe buscar el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore el consejo médico profesional ni se demore en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web. MejoraTuSalud no recomienda ni respalda ningún producto.

El lumbago agudo causa repentinamente dolor de espalda causado por una disfunción articular de la columna lumbar y las articulaciones sacroilíacas (las conexiones articuladas entre el sacro y las láminas ilíacas). El resultado es una restricción severa de la movilidad, que incluye incapacidad para moverse y calambres musculares severos.
Las causas suelen ser movimientos espasmódicos en la vida cotidiana, estornudos repentinos, torsiones o tensión unilateral asociada con los músculos fríos. De repente está ahí: lumbago o lumbalgia.

En respuesta, los afectados a menudo adoptan una postura suave, lo que tensiona aún más los músculos de la espalda y aumenta el dolor.
Dado que no se produce daño a los nervios con el dolor lumbar, el dolor no se puede transmitir a las piernas.
Aunque el dolor de espalda es muy doloroso, es inofensivo y generalmente desaparece sin tratamiento. Es importante recuperar la movilidad y relajar los músculos acalambrados.

Mi consejo como medidas inmediatas para el lumbago agudo:

• Si es necesario, tome un analgésico suave para ayudarlo a moverse (por ejemplo, paracetamol).
• Muévase tanto y lo mejor que pueda. Cualquier forma de movimiento ayuda.
• Intente estirar, esto reducirá la tensión muscular y el dolor.
• Acuéstese o siéntese lo menos posible.
• Aplicar calor y duchas calientes ayuda a relajar los músculos tensos.
• Trate de relajarse y distraerse.
• No se impaciente. ¡La curación lleva tiempo!

Prevenir el lumbago

Hoy en día ya no realizamos trabajos físicos pesados, nuestra vida moderna consiste principalmente en actividades sedentarias, procesos de trabajo monótonos, viajes largos en auto, malos hábitos alimenticios que conducen a la obesidad, presión de tiempo y presión para realizar. Si las influencias psicosociales y la falta de ejercicio en el tiempo libre se suman a este “estrés”, esto pone mucha tensión en nuestras espaldas. Tales hábitos hacen que los músculos de la espalda y el abdomen se debiliten cada vez más y ya no puedan realizar correctamente su tarea de proteger y sostener la columna. ¡Cambia algo a tiempo!

La mejor medida es la prevención. Hay muchas cosas que puede hacer por su cuenta para prevenir el dolor de espalda en el futuro.
• ¡Asegúrese de mejorar su rendimiento muscular realizando ejercicios de estabilización al menos una vez, preferiblemente dos veces por semana!
• ¡Sigue moviendote! Haga ejercicio con regularidad, sin importar lo que le apetezca hacer.
• En deportes de un solo lado como el tenis o el golf, haga ejercicios de equilibrio para entrenar también los músculos del lado menos estresado.
• Fortalezca la espalda y los músculos abdominales de manera uniforme. Realice regularmente ejercicios útiles que también pueda integrar en la vida laboral diaria.
• Evite sentarse durante largos períodos de tiempo. Toma diferentes posiciones una y otra vez. Mantenga la próxima conferencia de pie.

¡La mejor silla para el respaldo todavía no es una silla!

• Después de un largo período de trabajo, estírese sentado o inclinado. Los ejercicios de estiramiento aumentan la movilidad articular, tensan el tejido conectivo, fortalecen los tendones y ligamentos, calientan los músculos y, además, relajan el cuerpo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *