Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Comparando el TDAH y el narcisismo

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y el narcisismo son dos condiciones completamente separadas, pero ambas pueden afectar las relaciones de un individuo, la vida laboral o escolar y la capacidad de funcionar en sociedad.

Las personas con TDAH tienden a ser impulsivas y pueden tener dificultades para organizarse y prestar atención. También pueden actuar impulsivamente sin pensar completamente en las consecuencias de sus acciones.

Por el contrario, las personas con trastorno de personalidad narcisista (NPD, por sus siglas en inglés) tienden a concentrarse demasiado en sí mismas y también pueden carecer de empatía por los demás. También pueden tener un sentido inflado de autoestima y una actitud de derecho.

Dicho esto, mayor investigar sugiere que tener síntomas de TDAH en la niñez aumenta la probabilidad de desarrollar trastornos de la personalidad, incluido el NPD, en la edad adulta.

Este artículo analiza el TDAH y el narcisismo y la relación entre estas dos condiciones.

¿Qué es el TDAH?

Compartir en Pinterest
Lucas Ottone/Stocksy

El TDAH es un trastorno común del neurodesarrollo. Los médicos generalmente lo diagnostican en la niñez y puede persistir en la edad adulta.

Los niños con TDAH pueden:

  • tener dificultades para prestar atención
  • actuar sin pensar en cuál será el resultado
  • tener dificultad con la hiperactividad

Los adultos con la afección también encontrarán síntomas y problemas similares con la organización, el manejo del tiempo y la impulsividad.

Hay tres tipos de TDAH, dependiendo de los síntomas:

  • Presentación predominantemente inatenta: Este tipo de TDAH generalmente implica problemas de enfoque y concentración. Las personas con este tipo a menudo tienen dificultad para cumplir con las tareas y pueden tener problemas para completar las tareas escolares o laborales.
  • Presentación predominantemente hiperactiva-impulsiva: Una persona con este tipo de TDAH tiene problemas para quedarse quieta y, a menudo, se mueve nerviosamente o se retuerce. También pueden hablar en exceso y tener problemas para esperar su turno o tomar turnos en los juegos.
  • Presentación combinada: Alguien con este tipo de TDAH puede experimentar tanto síntomas de falta de atención como hiperactivo-impulsivos.

El TDAH es un trastorno de espectro, lo que significa que sus síntomas pueden variar de leves a graves.

Sin embargo, si bien el TDAH presenta algunos desafíos, es importante tener en cuenta que también puede haber numerosos beneficios al tener la afección. Obtenga más información sobre ellos.

¿Qué son el narcisismo y el TNP?

En sentido inflado de la propia importancia y una preocupación por las propias necesidades caracterizan el narcisismo o NPD.

Las personas con tendencias narcisistas pueden tener problemas para empatizar con los demás y tener un sentido de derecho poco realista. También pueden estar excesivamente orientados al logro y necesitar la validación constante de los demás.

El narcisismo también es un trastorno del espectro, por lo que mientras algunas personas tienen síntomas leves, otras pueden exhibir comportamientos más extremos.

Obtenga más información sobre NPD.

Similitudes y diferencias

Existen algunas similitudes y diferencias entre el TDAH y el NPD. Por ejemplo, alguien con TDAH puede parecer centrado en sí mismo durante la conversación. Sin embargo, las razones de este aparente enfoque en sí mismo son muy diferentes de las de alguien con TNP. Por ejemplo, una persona con TDAH puede sentirse abrumada y tener problemas para concentrarse. Tampoco pueden estar intencionalmente no escuchando o prestando atención.

Por el contrario, una persona con NPD puede no escuchar intencionalmente porque está excluyendo a la otra persona en un comportamiento llamado obstruccionismo. Las personas con NPD tienen personalidades egosintónicas. Tienden a pensar que otras personas son el problema y que ellos no son el problema. Además, es poco probable que se disculpen por el comportamiento, lo que no es el caso de las personas con TDAH.

Al comienzo de las nuevas relaciones, alguien con NPD puede «bombar el amor», lo que significa que toma medidas extremas para impresionar a la otra persona y realizar grandes gestos. Mientras que alguien con TDAH puede ser extremadamente entusiasta en los primeros días de una relación, es posible que no persiga a la persona en la misma medida que alguien con NPD.

Otra diferencia es que, aunque las personas con cualquiera de las dos afecciones pueden llegar habitualmente tarde a las citas, las razones subyacentes difieren una vez más. Por ejemplo, es posible que alguien con TDAH no pueda organizarse para llegar a tiempo. Sin embargo, cuando lo hacen, pueden disculparse profusamente. En comparación, alguien con NPD puede llegar tarde porque la cita no es importante para él y, por lo general, no se disculpará por su retraso. De hecho, puede que les moleste que las reuniones comiencen sin ellos o que a la gente le moleste su tardanza.

diagnóstico

Tanto los diagnósticos de TDAH como los de NPD implican entrevistas y evaluaciones psiquiátricas integrales.

En el TDAH, el protocolo normalmente incluye:

  • Una entrevista de diagnóstico: Un médico utiliza un conjunto estandarizado de preguntas para determinar cuántos criterios de diagnóstico de TDAH se aplican a la persona. También les permite comprender si la persona tiene otros trastornos psiquiátricos que pueden parecerse al TDAH.
  • Una entrevista familiar: La familia de la persona o sus seres queridos pueden brindarle al médico información adicional sobre los síntomas de la persona.
  • listas de control usando el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 5ª edición: Estas listas de verificación son escalas de calificación de comportamiento estandarizadas que permiten al médico comparar al individuo con aquellos que no tienen TDAH. No son diagnósticos por sí mismos, pero pueden ayudar con la evaluación general.
  • Examen físico: Un examen médico completo puede ayudar al médico a descartar otras causas específicas de los síntomas, como los trastornos convulsivos.

Los médicos también diagnostican NPD mediante una entrevista psiquiátrica. Sin embargo, existen desafíos, ya que alguien con NPD puede no reconocer sus propios comportamientos y ser extremadamente sensible a cualquier crítica percibida. Por lo tanto, a los médicos les puede resultar difícil hablar con ellos y analizar sus síntomas.

Si una persona muestra cinco o más de los siguientes criterioslos profesionales de la salud pueden diagnosticar NPD:

  • un sentido inflado de la propia importancia
  • una necesidad de elogio o admiración excesiva
  • un sentido de derecho irrazonable
  • una tendencia a aprovecharse de las personas para lograr sus objetivos
  • una preocupación con fantasías de éxito, poder o amor perfecto
  • una falta de empatía
  • la creencia de que son especiales y únicos y solo deben asociarse con personas similares
  • la creencia de que los demás están celosos de ellos
  • sentimientos de envidia hacia los demás
  • comportamiento y actitudes arrogantes

¿Puede el TDAH conducir al narcisismo o al trastorno narcisista de la personalidad?

Algunas investigaciones anteriores sugieren que los niños con TDAH pueden tener más probabilidades de desarrollar NPD en la edad adulta.

En un estudio anterior de 2006, los investigadores notaron que los adultos con TDAH en la infancia tenían un mayor riesgo de sufrir ciertos trastornos de la personalidad en el futuro. Estos incluyen el trastorno de personalidad antisocial y el trastorno de personalidad narcisista.

Un similar estudio de 2009 examinó a 96 adultos con TDAH y los comparó con un grupo de control de 85 personas. En el grupo de TDAH, el 9,4 % tenía TNP, en comparación con el 1,2 % del grupo de control.

Hasta 9 de cada 10 adultos con trastornos de la personalidad tuvieron síntomas significativos de TDAH cuando eran niños. Sin embargo, los médicos aún no comprenden completamente las razones de este hallazgo.

Resumen

NPD es un diagnóstico que incluye síntomas como un sentido exagerado de auto importancia y falta de empatía.

Por el contrario, el TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que afecta la atención, la impulsividad y la hiperactividad.

Cierta evidencia más antigua sugiere que los niños con TDAH pueden tener más probabilidades de desarrollar NPD en la edad adulta. Sin embargo, los médicos aún no comprenden completamente las razones subyacentes. Por lo tanto, se necesitan más estudios para comprender mejor este vínculo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *