Mejora tu Salud

Articulos y consejos para mejorar su salud

Salud

Cómo tratar el eccema severo

El tratamiento del eczema severo es un desafío, pero ciertas opciones, como la fototerapia, las envolturas húmedas y los medicamentos inmunosupresores, pueden ayudar a controlar los síntomas.

El eczema es un grupo común de afecciones de la piel que resultan en parches inflamados y con picazón en la piel. En casos severos, estos parches pueden causar molestias constantes y llagas abiertas que supuran. La forma más común de la condición es la dermatitis atópica.

Los médicos no pueden curar el eczema, pero los tratamientos pueden reducir la gravedad de las erupciones y la inflamación.

Este artículo analizará las opciones de tratamiento para el eczema severo en adultos y niños.

Cómo tratar el eccema severo

Compartir en Pinterest
Imágenes de Iri-s/Getty

El eczema severo puede afectar significativamente la calidad de vida de una persona. Una persona con la afección puede experimentar síntomas que:

  • no responden a los tratamientos estándar
  • cubre una gran área de su cuerpo
  • Brote por períodos prolongados
  • causar picazón o dolor insoportable

El eccema aparece rosado o rojo en aquellos con tonos de piel claros o claros, con escamas de color blanco plateado. En tonos de piel medios, puede aparecer de color salmón con escamas de color blanco plateado. En tonos de piel más oscuros, el eccema puede verse violeta con escamas grises. También puede aparecer de color marrón oscuro y difícil de ver.

Descubre cómo aparece el eczema en People of Color.

Una persona con eczema severo debe hablar con su médico para desarrollar un plan de tratamiento personalizado. Esto puede incluir algunos o todos los siguientes.

Tratamientos caseros

El tratamiento generalmente implica el uso de cremas o emolientes de venta libre en las áreas afectadas. Los médicos también pueden recomendar probar estrategias de afrontamiento, como evitar:

  • Comezón
  • contacto regular con el agua
  • productos cosméticos que contienen irritantes

Algunas personas pueden notar que su eccema no responde a los tratamientos iniciales. En estos casos, hablar con un médico es fundamental. Sin el tratamiento adecuado, la afección puede hacer que la piel se agriete, lo que aumenta el riesgo de infección.

Un médico puede recetar un tratamiento adicional si el eccema de una persona no responde a los tratamientos iniciales.

Envolturas húmedas

La terapia de vendaje húmedo consiste en aplicar tiras de tela húmedas sobre la piel donde el eczema está brotando, con el fin de aumentar el contenido de humedad de la piel y evitar que se seque y se agriete.

Para usar esta terapia, una persona aplica medicamentos o humectantes sobre la piel y luego envuelve el área con una gasa o tela limpia empapada en agua. Esto ayuda a maximizar el tiempo que las lociones permanecen en contacto con la piel.

Puede ayudar aplicar una capa seca encima de este tratamiento para evitar que las envolturas se sequen.

El mejor momento para usar envolturas húmedas es justo después del baño y la hidratación. Las personas pueden dejar las envolturas durante unas horas o toda la noche.

Fototerapia

La fototerapia puede reducir la respuesta inflamatoria del cuerpo y aliviar los síntomas del eccema y otras afecciones cutáneas similares. Este tratamiento consiste en exponer la piel a la luz ultravioleta en un ambiente controlado.

Durante la fototerapia, una persona ingresa a una máquina que emite luz UVB durante unos segundos o minutos. Los profesionales de la salud pueden dirigir la fototerapia a áreas específicas.

Por lo general, las personas necesitan continuar con los tratamientos de fototerapia durante varios meses. Pueden reducir la frecuencia de sus tratamientos una vez que sus síntomas comiencen a mejorar.

A estudios 2021 concluyeron que la fototerapia es eficaz para reducir los síntomas de la dermatitis atópica. También puede reducir la necesidad de esteroides tópicos y otros tratamientos.

La fototerapia puede ayudar:

  • aliviar la picazón
  • reducir la inflamación
  • aumentar la vitamina D en la piel

medicamentos inmunosupresores

La respuesta inmune del cuerpo juega un papel clave en el desarrollo de los síntomas del eccema. Para tratar el eccema grave, los médicos pueden recetar medicamentos para suprimir la respuesta inmunitaria de una persona. Estos pueden tomar la forma de tabletas orales o ungüentos tópicos.

Los medicamentos inmunosupresores para el eczema incluyen:

  • Inhibidores de la cinasa Janus
  • ciclosporinas
  • metotrexato
  • azatioprinas
  • micofenolato de mofetilo

Si bien estos medicamentos pueden ayudar a reducir los síntomas del eczema, se necesita más investigación para evaluar su eficacia en el tratamiento de afecciones crónicas y graves, según un Metaanálisis 2020.

Otros medicamentos

Si otros tratamientos no son efectivos, los médicos pueden recetar Dupixent (dupilumab) o Adbry (tralokinumab). estos medicamentos puede tratar los síntomas del eczema al disminuir la inflamación de la piel.

Los médicos también pueden prescribir el derivado de la vitamina A llamado alitretinoína.

tratamientos para niños

El eczema es una condición común entre los niños y los bebés.

Un desafío para los padres y cuidadores es que los bebés no pueden controlar la necesidad de rascarse el eccema. Rascarse es uno de los principales factores que empeoran el eccema y puede provocar infecciones.

Las compresas húmedas pueden ser particularmente útiles para los niños y los bebés, ya que pueden evitar que la persona se rasque las áreas afectadas.

Los tratamientos para bebés son similares a los de adultos y se enfocan en humectantes y antiinflamatorios. La National Eczema Association (NEA) también recomienda evitar desencadenantes clave, como:

  • no abordar la piel seca
  • irritante
  • calor y sudor
  • Alérgenos

¿Qué causa el eccema?

La causa exacta del eccema no está clara. Lo más probable es que sea el resultado de una combinación de factores genéticos y externos. Las personas con antecedentes familiares de eczema tienen un mayor riesgo de desarrollar la afección. Además, las personas con un sistema inmunitario hiperactivo pueden experimentar respuestas inflamatorias más graves a los irritantes.

Obtenga más información sobre la base genética del eccema.

factores de riesgo

Si bien las causas exactas del eczema no están claras, ciertos factores de riesgo pueden hacer que las personas sean más propensas a desarrollar la afección.

Un historial familiar de dermatitis atópica es uno de los factores de riesgo más fuertes para la condición.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • tener la piel demasiado seca
  • tener un sistema inmunológico hiperactivo
  • vivir en áreas de extrema humedad o frío

disparadores

Los irritantes ambientales pueden desencadenar brotes de eczema. Éstos incluyen:

  • alérgenos como el polen y el polvo
  • Irritantes como jabones fuertes y perfumes.
  • cambios hormonales
  • ropa ajustada

Según la NEA, la ansiedad y el estrés también pueden ser desencadenantes del eczema. Esto significa que se puede desarrollar un «círculo vicioso», en el que el eccema empeora la ansiedad y el estrés de una persona y la ansiedad y el estrés afectan al eccema.

También existe evidencia que relaciona el eccema con problemas de salud mental.

Aunque no existe una cura para la afección, las personas pueden controlar sus efectos en la salud física y mental, y hay muchos tratamientos diferentes disponibles.

¿Existe una cura para el eccema?

El eccema es una afección crónica y actualmente no existe una cura. Es más común en niños, y los síntomas suelen leerse en la edad adulta.

Sin embargo, los adultos también pueden desarrollar eczema, que a menudo es más grave que las formas infantiles de la afección. El eczema en adultos típicamente involucra períodos de brotes cuando empeora y períodos de remisión cuando mejora.

Debido a que los médicos no pueden curar la afección, los tratamientos se enfocan en que la persona controle los síntomas. Los médicos también pueden recomendar que alguien con eczema haga cambios en su vida cotidiana para evitar los factores desencadenantes clave.

Resumen

Los médicos pueden clasificar el eczema como grave cuando cubre una gran área del cuerpo de una persona, es resistente al tratamiento o cuando los brotes duran mucho tiempo.

Las personas con eczema severo pueden probar métodos de tratamiento intensivo, que incluyen envolturas húmedas, fototerapia y terapias que reducen la función del sistema inmunitario. También pueden tomar medidas para cuidar su salud mental.

El eczema es más común en los niños y tiende a mejorar a medida que la persona envejece. No existe una cura para la afección, pero las personas pueden controlar sus síntomas y tratar o evitar que los brotes afecten su calidad de vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *